DESDE EL PARQUET

Europac, papel protagonista

La po­si­tiva la ges­tión de Europac ha lle­vado a los ana­listas de Renta 4 a con­firmar su re­co­men­da­ción de so­bre­pon­derar al va­lor. El grupo pa­pe­lero está lo­grando apro­ve­char al má­ximo la fa­vo­rable evo­lu­ción del mer­cado,

La alta demanda ha permitido al grupo papelero elevar los precios en tres ocasiones a lo largo del año tanto en kraft como en reciclado, lo que, junto al plan de mejora de la gestión en ventas y costes, están repercutiendo significativamente en su cuenta de resultados.

Una proyección que casi con toda seguridad se dejará sentir al cierre del ejercicio. Según la firma, la visibilidad de que los resultados del segundo trimestre superen claramente a los del primero es muy elevada.

Eso hará que el punto de partida de 2018 sea muy alto, facilitando la consecución de las metas establecidas por el grupo. En Renta 4 no solo confían en que el equipo directivo pueda cumplir sino que esperan que pueda exceder de largo los objetivos fijados en el plan estratégico 2015/2018.

Y más teniendo en cuenta que a junio de 2017, la compañía ya supera las estimaciones en dos de los tres parámetros más relevantes como son el margen de Ebitda y la deuda neta/Ebitda gracias a las excelentes condiciones del mercado en términos de demanda, capacidad e inversiones.

Al respecto, la casa de análisis recuerda que la directiva ya tiene en preparación el nuevo plan estratégico que previsiblemente será presentado a mediados del próximo ejercicio. Viendo el éxito se espera una política continuista, aunque quizás más focalizada en conseguir una mayor integración y en la gestión de productos de mayor valor añadido.

Teniendo en cuenta todos estos factores, la estimación objetiva de Renta 4 para Europac se eleva a 8,6 euros por acción con un potencial de revalorización de algo más del 12% respecto a su actual cotización de mercado.

A partir de 2018, la firma descuenta un crecimiento de ingresos muy moderado y una discreta mejora de los márgenes operativos, junto a un nivel de capex controlado y una inversión de circulante neutra.

En este contexto, los principales catalizadores para el crecimiento del grupo seguirán siendo las perspectivas de mejora económica y las subidas del precio del papel, a ello se sumarán los proyectos de gestión interna y la publicación del nuevo plan estratégico del que se espera bastante.

Sin tener en cuenta estos catalizadores, los expertos técnicos observan una fuerte resistencia en torno a los 7,9 euros por acción, nivel de sus máximos absolutos, mientras que en el lado contrario parece haber forjado un importante suelo sobre los 7,4 euros. Eso hace intuir que se está iniciando un proceso lateral para asentar las elevadas ganancias acumuladas desde finales del pasado ejercicio, por lo que convendría esperar a ver qué rumbo toma antes de tomar posiciones.

Artículos relacionados