ANÁLISIS

Linde rebaja la tensión con los inspectores del Banco de España tras intervenir Oramas

La pre­si­denta de la Comisión de la crisis fi­nan­ciera re­cuerda al Gobernador la obli­ga­ción cons­ti­tu­cional de com­pa­recer y decir la verdad

Banco-Espana-Linde-Restoy-UE_ ...
Luis Linde, Banco de España.

La com­pa­re­cencia del pre­si­dente de la Asociación de Inspectores del Banco de España (AIBE), Pedro Luis Sánchez Ruiz, ante la Comisión de in­ves­ti­ga­ción de la crisis fi­nan­ciera ha pro­vo­cado un tsu­nami en los pa­si­llos de la sede del su­per­vi­sor. Sánchez de­nunció du­rante cuatro horas que no es cierto “que no se pu­diera haber hecho más ni que no se podía haber sido más eficaz para evitar la cri­sis” y apuntó di­recta a los mu­chos errores del Banco de España.

La respuesta no se hizo esperar. El director general de supervisión, Julio Durán, convocó a los inspectores solo unas horas después de la comparecencia de Sánchez en el Congreso y planteó, según fuentes presentes en la reunión, que si no estaba a gusto, que pidiera una excedencia.

La presidenta de la Comisión salió inmediatamente en defensa de esta agresión a un compareciente en una Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados. Ana Oramas, según fuentes parlamentarias, telefoneó al Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, al que recordó que estas comparecencias están amparadas por la Constitución, que todo español tiene obligación de acudir a las mismas, y que los intervinientes tienen que decir la verdad y contribuir al esclarecimiento de la cuestión investigada. El Gobernador, según fuentes parlamentarias, prometió una respuesta rápida. .

Miembros de la Comisión Parlamentaria esperaban que la misma se hubiera producido ya la pasada semana a través de un comunicado del supervisor. No fue así. Se ha producido este lunes a través de una ‘Carta abierta a los inspectores de entidades de crédito del Banco de España’, firmada por el director general de supervisión, Julio Durán.

Admite el funcionario del Banco de España en su escrito a los empleados de la entidad que el pasado martes había convocado una reunión “con todos vosotros para informaros de la decisión de la comisión ejecutiva relativa a un incremento considerable de la plantilla de la Dirección General de Supervisión”. Añade que le “gustaría precisar el sentido de algunas de mis palabras e informar directamente de mi posición a aquellos que no asististeis”, lo que se ha entendido como una advertencia ante algunos de los miembros de la AIBE que no asistieron a la misma.

Conviene recordar que una de las más duras críticas realizadas públicamente por la asociación de inspectores se debe a los cambios de criterio de selección de los futuros inspectores.

Ante las críticas que el presidente de la AIBE hizo en su comparecencia en el Congreso al funcionamiento de la supervisión dentro del Mecanismo Único de Supervisión, Durán responde ahora en la carta de justificación que “al haberlas conocido unas horas antes a través de noticias de agencia, me referí, confieso que con intención irónica, a las manifestaciones del presidente de AIBE, en su declaración ante la “Comisión de Investigación sobre la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera” del Congreso de los Diputados, expresando juicios muy negativos sobre la calidad de la supervisión bancaria europea, preguntándome como un inspector podría, a largo plazo, continuar trabajando para una organización de la que tenía opinión tan negativa”.

Contrariamente al testimonio de asistentes a la mencionada reunión, Durán matiza que “cabe dudar de la oportunidad de ese comentario, pero transformarlo en haber “instado” al presidente de ABIE a pedir la excedencia supone una manipulación y deformación de mis palabras y de mi verdadera intención, aunque reconozco que fue un error por mi parte haberme referido ni siquiera irónicamente y de forma distendida, a las declaraciones del presidente de ABIE ya que su comparecencia parlamentaria, no era, obviamente el objeto de nuestra reunión”.

Pese a este intento de exculpación, la intervención de la presidenta de la Comisión de investigación de la crisis financiera no ha sido la única que se ha producido en defensa de las comparecencias de los directivos de la asociación de inspectores del Banco de España. Ya ha sido anunciada la petición de las comparecencia de al menos otros tres directivos de la misma entidad para que se pronuncien libremente sobre su análisis de la actuación del supervisor.

El papel del Banco de España durante la crisis y conocer de los expertos el funcionamiento del actual sistema de supervisión en Europa es fundamental para el mejor desempeño de las entidades financieras. De cara al dictamen final, diputados miembros de la comisión consideran muy esclarecedoras las experiencias aportadas por el presidente de la asociación de inspectores del Banco de España y no tanto las declaraciones exculpatorias de sus ejecutivos.

En este sentido ha sido muy bien recibida la propuesta de la ABIE de aportar sus ideas para tratar de resolver en el futuro las enormes deficiencias que el sistema conlleva. Aunque solo fuera para poder superar por el éxito de la supervisión europea en el caso del Banco Popular merecería la pena escuchar a quienes ejercen día a día estas funciones de supervisión y conocen sus debilidades. Las reflexiones del presidente de la AIBE son más que razonables, como podrán comprobar quien quiera consultarlas en la videoteca del parlamento.

http://www.congreso.es/wc/htdocs/web/jsp/canalParlamento/reproductorDirectoAkamai/player_diferidomp4.jsp?codSesion=9&codOrgano=360&fechaSesion=03/10/2017&mp4=mp4&idLegislaturaElegida=12

Artículos relacionados