La pre­si­denta del Santander des­taca la buena evo­lu­ción de sus prin­ci­pales mer­cados

Ana Botín eleva el listón del Santander y se fija un 11,5% de rentabilidad en 2018

El grupo re­afirma los ob­je­tivos ya fi­jados ante los ana­listas de Nueva York

Ana Botín
Ana Botín

La pre­si­denta del Santander, Ana Botín, muestra algo más que con­fianza en la evo­lu­ción de su grupo a pesar de la ac­tual in­cer­ti­dumbre po­lí­tica por el 'proces' de Cataluña. La ban­quera ha in­cre­men­tado el es­fuerzo para al­canzar una ren­ta­bi­lidad del 11,5% en 2018, 50 puntos bá­sicos más de lo que se había pre­visto. Botín y su con­se­jero de­le­gado, José Antonio Álvarez, han des­ta­cado ante los ana­listas de Nueva York la buena evo­lu­ción de sus prin­ci­pales mer­ca­dos, in­cluido el es­pañol.

El Santander está en condiciones de ir a por todas, pese al esfuerzo que supone la integración del Banco Popular y las incertidumbres políticas actuales. Su presidenta se compromete ahora a alcanzar durante el próximo ejercicio un retorno sobre capital tangible (ROTE) del 11,5%, cuando esta ratio de rentabilidad se había en su plan estratégico en un 11%.

El optimismo de Ana Botín no carece de base real, ya que ha señalado la buena evolución de los principales mercados en los que el Santander está presente: Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y Reino Unido, pese a que en este país "el crecimiento del PIB se ha ralentizado", según dijo en el día del inversor (Investor Day) celebrado en Nueva York.

La confianza también se asienta en el mercado español, donde el Santander tiene que acometer la compleja integración del Banco Popular, que se adjudicó el pasado mes de junio, y las posibles consecuencias en el economía por el proceso independentista del Gobierno de Carles Puigdemont.

Sobre el resto de objetivos fijados en su plan estratégico, la presidenta del Santander y su consejero delegado, José Antonio Álvarez, han ratificado las metas ya fijadas, como es el caso de incrementar el beneficio por acción en dos dígitos en 2018 o el aumento durante este ejercicio y el que viene del dividendo total y en efectivo por acción.

Primer cambio

Durante las últimas presentaciones de los resultados trimestrales y anuales, el Santander ya mostraba un avance más que significativo en las principales variables que se habían fijado en su plan estratégico. Sin embargo, sus máximos responsables habían rechazado cualquier modificación de los mismos.

El incremento del ROTE para 2018 rompe esta postura mantenida tanto por la presidenta como por el consejero delegado del Santander. "Nuestra estrategia está funcionando y seguimos cumpliendo con los compromisos con nuestros accionistas. Estamos aumentando el número de clientes vinculados y avanzando en la transformación digital sin dejar de ser uno de los bancos más rentables y eficientes del mundo", argumentó en Nueva York José Antonio Álvarez. Bien es cierto que durante la presentación de su día del accionista, el Santander ha aislado el impacto que tiene la integración del Popular en sus cuentas del primer semestre, presentadas el pasado mes de julio.

El Santander tiene previsto presentar sus resultados del tercer trimestre el próximo 25 de octubre, un acto que estará marcado por la evolución de la integración del Popular, con todos los frentes judiciales aún abiertos, y por la repercusión del proceso independentista, algo que será mucho más notable unos días después (27 de octubre) con las cuentas de los bancos que tenían su sede en Barcelona.

Banco Sabadell, en pleno cambio de su domicilio social a Alicante, ya descartaba cualquier cambio de planes en su agenda, aunque su presentación de resultados coincida con CaixaBank. Incluso, fuentes oficiales descartan un cambio del escenario habitual para estos actos, en plena Diagonal de Barcelona.

Artículos relacionados