La empresa de ocio se asegura caja y beneficios mientras la inversora Arle vende

Parques Reunidos: primer dividendo con el dueño en fuga

Los March se afianzan, generan plusvalías y una rentabilidad del 1,7% por acción

Carlos March: «La felicidad no existe, son solo momentos que yo he ...
Carlos March: "La felicidad no existe".

Parques Reunidos regaló veneno a sus accionistas la víspera del día de Reyes. El antiguo dueño de la empresa, el fondo de capital riesgo Arle Capital, anunció que se deshacía de un 10% adicional para bajar su participación al 28,44%. Lo hizo a 14,20 euros por acción, lo que provocó un desplome inmediato en Bolsa. Frente a esta huida de Arle, que ha decidido no esperar siquiera al próximo reparto de dividendo, el brazo inversor de los March, la Corporación Financiera Alba, sigue aumentando su presencia en Parques Reunidos

Los March ob­ten­drán una ren­ta­bi­lidad cer­cana al 2% vía di­vi­dendos y puede co­menzar a ge­nerar plus­va­lías la­tentes desde ya.

Parques Reunidos lleva poco más de ocho meses en Bolsa y Arle Capital, su an­tiguo dueño, ha pro­fun­di­zado su es­tra­tegia de huida. “No es que no se crea los nú­meros de la em­presa ni dude sobre su fu­tu­ro”, dicen fuentes del mer­cado a Capitalmadrid, que añaden que “el pro­blema de este tipo de fondos es que no tienen vo­ca­ción de per­ma­nen­cia. Entró cuando Parques Reunidos entró en crisis y ahora se va cuando más o menos está en­ca­rri­la­do”.

Efectivamente, una cosa que ha pa­sado prác­ti­ca­mente inad­ver­tida para mu­chos es que Parques Reunidos anunció hace poco más de un mes a los ana­listas in­ter­na­cio­nales el re­parto de un di­vi­dendo de 20 mi­llones de euros en 2017, que su­ponen el 26% del be­ne­ficio pro­forma del año fiscal de 2016 que fi­na­lizó para esta em­presa el 30 de sep­tiem­bre.

Arle Capital ha de­ci­dido no es­perar al di­vi­dendo (que aún no tiene fe­cha) y pre­fiere hacer caja ven­diendo par­ti­ci­pa­cio­nes. Corporación Financiera Alba, sin em­bargo, sigue la es­tra­tegia con­tra­ria: se­guir com­prando, a la es­pera de re­cibir su re­tri­bu­ción como ac­cio­nista.

Las cuen­tas

Parques Reunidos fi­na­lizó su año fiscal de 2016 con un be­ne­ficio neto atri­buible de 3,9 mi­llones de eu­ros, pero para el pago de di­vi­dendo toma como re­fe­rencia un be­ne­ficio pro­forma de 76,2 mi­llones de eu­ros. ¿De dónde sale esta di­fe­ren­cia? Principalmente de dos con­cep­tos: el pri­mero, los gastos de la sa­lida a Bolsa (25 mi­llones de eu­ros) que ya no se vol­verán a re­pe­tir; y el se­gundo, la caída de los costes fi­nan­ciero a menos de la mitad si du­rante 2016 hu­biera es­tado vi­gente en todo el ejer­cicio la re­es­truc­tu­ra­ción de deuda que Parques Reunidos llevó a cabo en pa­ra­lelo a la sa­lida a Bolsa.

El be­ne­ficio bruto ex­plo­ta­ción (Ebitda) de Parques Reunidos en 2016 fue de 188,4 mi­llones de eu­ros, cifra li­ge­ra­mente in­fe­rior a los 194,8 mi­llones de 2015, pero su tras­lado a be­ne­ficio final (salvando los gastos ex­tras de la sa­lida a Bolsa) ha sido mucho más di­recto por los me­nores costes fi­nan­cieros de la deuda que pasan de 86 a 37 mi­llones por año. Eso es fruto tam­bién de dos cir­cuns­tan­cias: la re­duc­ción de la deuda neta de 1.047 a 540 mi­llones de euros tras la apli­ca­ción de los 525 mi­llones ob­te­nidos con la sa­lida a Bolsa, así como de una re­ne­go­cia­ción pa­ra­lela con los acree­dores fi­nan­cieros para bajar los ti­pos.

Para el fu­turo, Parques Reunidos man­tendrá su nivel de in­ver­sión re­cu­rrente en la ac­ti­vidad (capex) en el en­torno de los 80 mi­llones y se ha pro­puesto in­vertir 33 mi­llones más en ex­pandir su ac­ti­vidad me­diante la aper­tura de nuevos par­ques de ocio y lo­cales en cen­tros co­mer­ciales du­rante 2017 y 2018. Todo ello lo podrá hacer sin tener que en­deu­darse, porque la ge­ne­ra­ción de caja se verá fa­vo­re­cida por la au­sencia de des­em­bolsos ex­tra­or­di­na­rios como el de la sa­lida a Bolsa.

Con estas pers­pec­ti­vas, la em­presa había ido re­mon­tando en las úl­timas se­manas hasta su­perar los días 3 y 4 de enero la co­ti­za­ción con la que se es­trenó en Bolsa en abril de 2016, que fue de 15,50 eu­ros. La nueva venta de Arle Capital aguó mo­men­tá­nea­mente la fiesta.

Los March com­pran

Con todas estas ci­fras en la mano, y te­niendo en cuenta que los re­sul­tados de 2016 es­tu­vieron in­fluen­ciados ne­ga­ti­va­mente tam­bién por la me­teo­ro­logía ad­versa en la parte de EEUU donde Parques Reunidos con­centra su ac­ti­vidad ame­ri­cana, así como por el aten­tado yiha­dista de la ciudad fran­cesa de Niza que re­dujo la afluencia de tu­ristas al parque galo de Marineland, lo normal es que en estos pró­ximos años la em­presa au­mente sus ni­veles de be­ne­fi­cios y pueda dar cum­pli­miento a la po­lí­tica de di­vi­dendos que pro­metió en su sa­lida a Bolsa de re­partir entre el 20% y el 30% de su be­ne­ficio anual entre los ac­cio­nis­tas.

Desde la pre­sen­ta­ción de re­sul­tados el 28 de no­viem­bre, la co­ti­za­ción de Parques Reunidos ha pa­sado del en­torno de los 12,6 euros al de los 15 euros por ac­ción. De he­cho, tras el anuncio de la nueva venta de Arle cayó un 4,10% hasta los 14,625 eu­ros, pero cerró la pri­mera se­mana de enero el día de Reyes en 14,855 eu­ros.

Con este nivel de co­ti­za­ción, el brazo in­versor de los March, la Corporación Financiera Alba, ya ge­ne­raría plus­va­lías la­ten­tes, dado que desde que entró en Parques Reunidos en abril de 2016, com­prando su primer 8% en la sa­lida a Bolsa, ha se­guido com­prando des­pués en pe­queños pa­quetes a menor pre­cio. En efecto, Alba de­cla­raba a la CNMV el pa­sado 29 de sep­tiembre que había so­bre­pa­sado el 10% del ca­pital de Parques Reunidos y que ya tenía el 10,05% del mismo.

Desde la sa­lida a Bolsa hasta en­ton­ces, el brazo in­versor de los March, apro­ve­chando la baja co­ti­za­ción de Parques Reunidos, había ad­qui­rido en pe­queñas ope­ra­ciones 1,6 mi­llones de ac­ciones a un precio medio de 13,09 euros por tí­tulo. Desde oc­tubre hasta ahora com­prado por el mismo pro­ce­di­miento otras 404.000 ac­ciones más que se suman a los 3,475 mi­llones de tí­tulos (el 4,3% del ca­pi­tal) que le ha com­prado a Arle a 14,2 euros y que le hacen llegar hasta el 14,83% del ca­pital de Parques Reunidos. Plusvalías la­tentes Ponderando todas estas ope­ra­cio­nes, la compra de ese 14,83% de Parques Reunidos le ha su­puesto a Corporación Financiera Alba un des­em­bolso de poco más de 170 mi­llones de eu­ros, lo que hace que el precio medio ac­tual se sitúe en los 14,8 eu­ros. A partir de esa ci­fra, ya su­pe­rada el pa­sado 6 de enero, Alba co­mienza a tener plus­va­lías la­tentes por su par­ti­ci­pa­ción en Parques Reunidos, cosa que no le ha pa­sado ningún tri­mestre hasta la fe­cha. Además, esta par­ti­ci­pa­ción le da de­recho al cobro de casi 2,9 mi­llones de euros en di­vi­dendos cuando se re­parta el be­ne­ficio de 2016. Sobre el precio pa­gado, esta re­tri­bu­ción su­pone una ren­ta­bi­lidad di­recta y a corto plazo del 1,7%, que no está nada mal en los tiempos que co­rren.

Y mien­tras todo esto ocu­rría, Arle ha apos­tado cla­ra­mente por ir des­ha­ciendo po­si­cio­nes. La sa­lida a Bolsa de abril de 2016 se hizo me­diante dos ope­ra­ciones si­mul­tá­neas: una Oferta Pública de Suscripción (OPS) que surgía de una am­plia­ción de ca­pital por valor de 525 mi­llones de euros y una Oferta Pública de Venta (OPV) de una par­ti­ci­pa­ción de la propia Arle.

Tras la di­lu­ción por la am­plia­ción y la venta di­recta de ac­cio­nes, este fondo se quedó en abril con el 52,04% de Parques Reunidos. Morgan Stanley com­praba des­pués un pa­quete en mayo (el green shoe de la am­plia­ción) y de­jaba a Arle con el 44,85%. El an­tiguo dueño de Parques Reunidos si­guió ven­diendo des­pués hasta ter­minar en junio con una par­ti­ci­pa­ción del 38,529% del ca­pi­tal, que ahora se queda en el 28,44% tras la ope­ra­ción anun­ciada el pa­sado 5 de enero.

Artículos relacionados