DESDE EL PARQUET

Movimientos de trastienda en OHL

Los cam­bios en el ac­cio­na­riado de OHL han ge­ne­rado ciertas sus­pi­ca­cias en el mer­cado en torno al va­lor. La se­mana pa­sada Santander Asset Management su­peró la cota del 3% en el ca­pital so­cial, y el viernes Invesco su­peró el 5%, según los re­gis­tros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Tras esta operación, Invesco se ha convertido en el cuarto mayor accionista de OHL, controlada en un 54,4 % por el Grupo Villar Mir a través de Inmobiliaria Espacio. A ello se suma la alta intensidad de operaciones al amparo de su programa de recompra de acciones, que la semana pasada superaron los 269.000 títulos por un importe superior a los 850.000 euros.

Movimientos que han disparado la cotización del grupo más de un 12% en las primeras sesiones del año, reforzando la tendencia alcista recuperada en el tramo final del pasado ejercicio. El valor empieza a olvidar de este modo los problemas con varios proyectos internacionales que le llevaron a sufrir una grave crisis de solvencia, llevándolo a marcar mínimos por debajo de los 2 euros.

Ahora, tras duplicar su precio en poca más de seis meses, su cotización se ha situado muy cerca de nuevo de la zona clave de resistencia de corto plazo situada en las inmediaciones de los 4 euros por acción.

En este sentido, desde el punto de vista técnico, el “momentum” de corto plazo se está girando al alza, con un próximo objetivo sobre los 5 euros, aunque a largo plazo se mantiene neutral a la espera de la confirmación de los planes de la compañía por mejorar la elección y los márgenes de sus proyectos y, sobre todo, de los esfuerzos por reducir su endeudamiento

Artículos relacionados