ANÁLISIS

De Cospedal pieza clave en la sucesión de Rajoy en el PP

Históricos del PP con­si­deran lle­gado el mo­mento para re­novar el par­tido

Cospedal y Rajoy
Cospedal y Rajoy

Quienes de­fienden la ne­ce­sidad de sus­ti­tuir a María Dolores de Cospedal como se­cre­taria ge­neral del Partido Popular ar­gu­mentan que dado el cargo ins­ti­tu­cional que ha re­ci­bido del pre­si­dente del Gobierno como mi­nistra de Defensa debe dar paso para que otra per­sona con menos “mochila” a su es­palda, ocupe su puesto or­gá­nico en el par­tido.

Interpretan fuentes del Gobierno y del partido, que las palabras de elogio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a Cospedal, según el cual “acredita méritos suficientes para desempeñar con éxito cualquier tarea política y para desempeñar más de una también”, son un reconocimiento para plantearle que dé un paso al lado y permita la renovación.

Rajoy se expresaba así en la entrevista publicada por el Faro de Vigo el pasado fin de semana, la primera que ha concedido a un diario en esta nueva etapa, en la que tras admitir que se trataba de una buena pregunta a la que dará respuesta en su momento, decía que Cospedal acumula méritos para aspirar a todo en política. Y añadía en el caso concreto del futuro de la secretaría general que “la cuestión de los nombres será la última en abordar”.

Estas medidas palabras del presidente del Gobierno han dado lugar a todo tipo de interpretaciones. Pero una mayoría de las fuentes consultadas, parafraseando una expresión de la propia María Dolores de Cospedal con la que suele explicar a sus colaboradores que “Rajoy no puede negarme esto”, consideran ahora que la ministra no puede negarle al Presidente dejarle las manos libres para que lleve a cabo los cambios internos necesarios de cara a la renovación del partido conservador.

El presidente ha optado por no desvelar más datos sobre quienes serán las personas que afrontarán esa renovación interna de los conservadores y cuando se llevarán a cabo las mismas. De momento se barajan nombres como el de Fernando Martínez-Maíllo o el de Alfonso Alonso, para la secretaría general. En este caso se trataría solo de un cargo de partido, sin que se les colocara en la carrera por la sucesión de cara a ser el candidato a la presidencia del Gobierno.

En este sentido son muchos los ojos que están puestos sobre el presidente de Galicia. En estas mismas páginas describíamos como el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Becaría, en un encuentro que había mantenido con un grupo de altos ex dirigentes de empresas y miembros de la nobleza, les confesaba que Mariano Rajoy había puesto en marcha la maquinaría del relevo en el interior del partido y que el Presidente del Gobierno había optado para su sucesión por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Miembros del Gobierno han mostrado su incredulidad a capitalmadrid.com de que Romay Becaría se hubiera manifestado en estos términos en ese encuentro de ‘viejos amigos’ en la Gran Peña el pasado 5 de octubre, pero descartan manifestarse sobre lo que pueda suceder en el futuro con Núñez Feijoo.

Sin embargo, Rajoy fue muy abierto en sus respuestas a la hora de responder acerca de si el presidente de la Xunta puede ser como uno de sus posibles relevos de futuro. Su respuesta de nuevo fue muy positiva: "es un grandísimo político" que ha reeditado una mayoría absoluta, la tercera para él, el 25S, "algo sin precedentes"… Feijóo "tiene todas las cualidades para lograr cualquier objetivo que se fije", pero hasta ahí las indicaciones del presidente.

El más explícito en las últimas horas ha sido el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, quien ha coincidido con el presidente del Gobierno, en que la ministra de Defensa y secretaria general del PP "tiene capacidad acreditada para una función o varias", por lo que él no descarta en público que continúe al frente de Génova.

Con motivo de la presentación en Elche de la ponencia sobre las líneas básicas de la intervención sobre "Europa y nuestro papel en el mundo", de la que Casado es coordinador, ha manifestado además que es a Rajoy a quien le corresponde decidir quién va a continuar en su equipo, y “no puedo avanzar qué es lo que va a hacer María Dolores".

Ante la sorpresa de los medios presentes ha añadido inmediatamente que se trata de "una excelente secretaria general del partido" y que ha desempeñado una gran labor "en momentos muy complicados".

Atención a los matices de las declaraciones del vicesecretario de comunicación del Partido Popular: "espero que siga muy cerca del partido" porque "ha hecho una labor excepcional y espero que la siga haciendo". Para añadir que "ella ha demostrado" que puede compatibilizar la labor en un ejecutivo y en el partido, "y lo puede seguir haciendo desde el Gobierno de la nación también".

Otras personas del Ejecutivo de forma privada manifiestan su total convencimiento de que, tras haber sido designada para un puesto tan institucional como el ministerio de Defensa, en el que siempre hay que tener presente una visión de Estado por encima de las preferencias del partido, ella sabrá dar su paso a un lado, para que Rajoy elija a otro secretario general o aproveche para nombrar a su posible sucesor.

Entienden estas mismas fuentes que tras las primeras declaraciones de que los periodistas tendrían que seguirla soportando, ella no precisó por cuanto tiempo, y su política de defensa del papel de las fuerzas armadas españolas en el mundo le están sirviendo para dejar todavía más expedito el camino si cabe, para que el presidente, tome una decisión de cara al futuro del PP. María Dolores no se puede negar.

Artículos relacionados