El Estado se des­prendió de un 7,5% en fe­brero de 2014 con los tí­tulos a casi 1,6 euros

Bankia recupera el euro pero todavía resulta insuficiente para más ventas del FROB

Además, pesa el nuevo plazo hasta fi­nales de 2019 y su po­ten­cial fu­sión con BMN

Presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
José Ignacio Goirigolzarri, pte. de Bankia.

La ac­ción de Bankia vuelve a servir para la ad­qui­si­ción de al­guna de las ofertas de los res­tau­rantes de co­mida rá­pida. Casi un año des­pués, ha re­cu­pe­rado el valor de un euro con un dis­pa­rado inicio en Bolsa. Eso sí, este nivel no será to­davía su­fi­ciente para que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se planteé una nueva venta. La única se pro­dujo hace ya casi tres años a cerca de 1,6 eu­ros. Junto a ello, pesa el nuevo plazo de des­in­ver­sión y la po­sible fu­sión con BMN, la otra na­cio­na­li­zada.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afrontará el próximo 30 de enero la presentación de los resultados anuales bajo a la atenta e interesada mirada de un buen número de analistas que han fijado en la entidad nacionalizada el cartel de "valor para invertir en 2017". Más allá de la evolución de la cuenta de resultados, el atractivo radica en las principales ratios del grupo.

Tal vez por ello, el inicio bursátil de Bankia parece dopado por alguna bebida energética que da alas. Justo un año después de haber perdido el euro por acción, sus títulos recuperan ese nivel después de la errante cotización que ha tenido que soportar durante buena parte de 2016.

Otra cuestión muy distinta es que la recuperación de ese valor vaya a invitar a un Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a acometer una segunda desinversión, una vez que su peso en el capital del grupo nacionalizado se aproxima al 66% como consecuencia de distintas sentencias judiciales o los acuerdos cerrados con los inversores minoristas que se plantearon hace ahora un año.

El FROB tan sólo ha procedido a la venta de un 7,5% de Bankia, valorado en su momento en unos 1.300 millones de euros. El precio de la acción a finales de febrero de 2014 rondaba los 1,6 euros y ello supuso una ganancia para el Estado estimada en unos 136 millones de euros.

El Estado ha tenido posibilidades, posteriormente, para proceder a la venta de algún nuevo paquete puntual como hiciera en febrero de 2014, pero la volatilidad de los mercados y el objetivo de recuperar el máximo valor posible de las ayudas al conjunto de la banca con necesidades han aplazado desde entonces cualquier operación.

Desde luego, la recuperación del euro por acción ya tiene un efecto psicológico para pensar en que la tendencia al alza se pueda prolongar durante el nuevo año. No obstante, el propio consejero delegado de Bankia, José Sevilla, resta importancia a si las acciones de su grupo estaban por encima o algo por debajo de ese precio.

Nuevo plazo

Hace justo un mes, el Ministerio de Economía prorrogaba en dos años el plazo voluntario para la salida del Estado del capital de Bankia. En un principio, cuando se pacto el rescate con Bruselas, la fecha estaba fijada para finales de 2017. Ahora, el FROB goza de una mayor holgura y no tendrá que malvender hasta finales de 2019.

Junto a este nuevo escenario, el presidente del FROB, Jaime Ponce, ya ha encargado varios estudios para analizar si es mejor la desinversión directa en Bolsa de Bankia o integrar en el grupo presidido por Goirigolzarri de BMN, la otra entidad que está en manos del Estado.

Esta posible integración, sin una subasta pública de por medio, ha sublevado a buena parte del sector financiero, incluso entre aquellos que muestran un nulo interés por hacerse con el banco que preside Carlos Egea. En todos los casos prevalece la idea de que el Estado adopte la decisión que le permita recuperar la mayor parte posible de las millonarias ayudas inyectadas, sobre todo entre las antiguas cajas de ahorro.

La indefinición del futuro de Bankia parece hacer poca mella en su cotización. Otra cuestión es que dicha incertidumbre, junto a algunas regulatorias, hayan aplazado casi sin fecha el nuevo plan estratégico del grupo, después de haber cumplido casi por completo el primero que fijó su presidente, José Ignacio Goirigolzarri.

Artículos relacionados