DESDE EL PARQUET

Merlin, en el más puro ciclo alcista

Los gestores patrimoniales se muestran muy positivos respecto al sector inmobiliario de cara a los próximos meses. Aunque la recuperación del ladrillo puede estar cerca de agotarse, algunos expertos consideran que aún queda bastante recorrido en el área de alquiler de oficinas y viviendas residenciales.

Se es­pera además que con­tinúe el ciclo al­cista de la subida de pre­cios de la vi­vienda en 2017 con in­cre­mentos del orden del 5%, des­pués de tres años con­se­cu­tivos de cre­ci­mien­tos.

Al calor de esta me­jora, los ex­pertos de Bankinter afirman que las rentas por al­quiler se­guirán ex­pe­ri­men­tando fuertes in­cre­mentos tanto en zonas cen­trales como en las zonas re­si­den­cia­les. Un factor claro como para apostar por las so­ci­mis, es­pe­cial­mente aque­llas con ne­gocio pa­tri­mo­nia­lista y ex­po­si­ción al sector ter­ciario para apro­ve­char la me­jora tanto la mejor de las rentas por al­quiler con la subida de pre­cios como la mayor ocu­pa­ción de vi­viendas y ofi­ci­nas.

Entre las so­cie­dades de in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria, in­ver­sión de moda por su es­pe­cial atrac­tivo fiscal y di­vi­dendo, los ex­pertos de esta firma se de­cantan sobre todo por Merlin Propertis por su di­ver­si­fi­cada car­tera y alta vi­si­bi­li­dad.

La in­mo­bi­liaria además ha co­men­zado el año con paso firme tras vender su car­tera ho­te­lera por 535 mi­llones de euros a la firma fran­cesa Froncière des Regions. La for­ma­li­za­ción del acuerdo se pro­duce des­pués de que el equipo di­rec­tivo de la com­pañía es­pañola haya eva­luado esta car­tera como no es­tra­té­gica para su ac­ti­vi­dad. La venta se suma así a otras des­in­ver­siones no es­tra­té­gicas rea­li­zadas a lo largo del año pa­sado por un im­porte total de 761 mi­llones de euros que le han re­por­tado a la so­ciedad unas plus­va­lías de 51 mi­llones de eu­ros.

Los fondos ob­te­nidos con estas venta se des­ti­narán a re­ducir apa­lan­ca­miento y a otros usos ge­ne­rales de la com­pañía como son la rein­ver­sión en otros ac­tivos de ca­lidad y con alto po­ten­cial de cre­ci­miento en ren­tas. Los di­rec­tivos de la firma des­tacan que esta ope­ra­ción per­mite a Merlin cum­plir con éxito su plan es­tra­té­gico, ma­xi­mizar el valor para sus ac­cio­nis­tas, re­ducir la deuda y cum­plir con los com­pro­misos asu­midos con el mer­cado y con las agen­cias de ca­li­fi­ca­ción.

La po­si­tiva res­puesta a esta no­ticia en el mer­cado ha lle­vado a su co­ti­za­ción hacia los 10,45 euros por ac­ción, la parte alta del canal la­teral for­mado en las úl­timas se­manas dentro de un canal al­cista más am­plio for­mado desde junio tras el ba­ta­cazo de la ac­ción por el Brexit.

De romper esa cota po­dría tener un po­ten­cial de subida del 10% adi­cional hasta un nivel entre los 11 y los 11,5 euros por ac­ción donde en­cuentra una fuerte zona de con­ges­tión, muy cerca ya de sus má­xi­mos. No su­perar la parte alta del canal la­teral a corto plazo, su­pon­dría para el va­lor, en el mejor de los ca­sos, que­darse an­clado al­gunas se­manas más en estos ni­ve­les. No hay que ol­vidar además que el pago por di­vi­dendo se si­tuará sobre el 5%, una de los más altos del sec­tor.

Artículos relacionados