DESDE EL PARQUET

Carbures, efecto Musk

La de­ci­sión del fondo de ca­pital riesgo Black Toro de tomar el con­trol de Carbures al ha­cerse con el 49% del ca­pital tras con­vertir en ac­ciones el prés­tamo con­ce­dido el año pa­sado ha per­mi­tido so­fo­car, al menos apa­ren­te­mente, el con­flicto abierto en los úl­timos meses entre los prin­ci­pales ac­cio­nis­tas.

La operación supondrá un balón de oxígeno a la delicada posición financiera de la compañía andaluza y ayudara a apaciguar al tiempo las disputas accionariales que amenazaban con entorpecer la actividad de negocio.

Para ello, el grupo especializado en la fabricación de piezas de fibra de carbono, ampliará capital en más de 110 millones de acciones a un precio de 0,48 euros por título, con un valor nominal de 0,17 euros y una prima de emisión de 0,309 euros. Todo queda ahora pendiente de la junta general extraordinaria de accionistas convocada por el consejo de administración para el próximo 9 de febrero en segunda convocatoria.

Junto a esta mayor tranquilidad accionarial, el grupo está recogiendo algunas buenas noticias relativas a su actividad industrial. Entre ellas destaca la reciente alianza estratégica con Hyperloop Transportation Technologies (HTT), la startup americana que persigue convertir en realidad el ambicioso proyecto de crear un tren supersónico ideado por el famoso empresario Elon Musk.

La empresa andaluza ha firmado con HTT un contrato de 4,6 millones de euros para desarrollar y fabricar un total de cinco cápsulas. Un elemento clave en el proyecto, pues Hyperloop está concebido como un tren formado por cápsulas en las que irán los pasajeros o mercancías para viajar a una velocidad 1.200 kilómetros por hora en grandes tubos de vacío.

Una buena noticia, sobre todo por el positivo efecto que supone en el mercado que la compañía participe en uno de los grandes proyectos de Musk.

Las acciones de Carbures cotizan en la actualidad a 0,64 euros tras triplicar su valor desde el acuerdo con Black Toro muy cerca de su principal resistencia en torno a los 0,71 euros. Los expertos confían en que la nueva situación empresarial permita superar con cierta facilidad esta barrera para poner rumbo hacia la cota de los 0,90, lo que supone un potencial de mejora de más del 35%.

Artículos relacionados