Considera que la pre­si­dencia de Trump tan sólo afec­tará al peso, la di­visa me­xi­cana

Ana Botín reafirma los objetivos del Banco Santander para 2017 y 2018

Sin tener que afrontar las cláu­sulas suelo, se centra en un be­ne­ficio sos­te­nible

Ana Botín
Ana Botín

La pre­si­dente del Santander, Ana Botín, ha lle­gado con todos los de­beres cum­plidos a la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados de 2016, un año mar­cado tam­bién por "eventos im­pre­vis­tos". Esos mismos ele­mentos se re­pe­tirán en 2017 y 2018, pero la ban­quera man­tiene todos los ob­je­ti­vos, por muy am­bi­ciosos que sean. Descarta más ajustes de plan­tilla o red, tam­bién com­pras de mucho ta­maño y de­fiende el fun­cio­na­miento del mer­cado hi­po­te­cario en España.

Con un vestido verde color esperanza, Ana Botín ha glosado el último ejercicio en el que el Santander ha alcanzado todas las metas fijadas. Además, se ha reiterado en los objetivos fijados para este año y para 2018, aunque surjan también "elementos imprevistos" como en 2016.

De esta manera, el Santander pretende cerrar 2017 con 17 millones de clientes vinculados, frente a los 15,2 millones al cierre del pasado año, y acelerar el crecimiento hasta por encima de los 18 millones en 2018. Los clientes digitales alcanzarán durante ese ejercicio los 30 millones frente a los 25 millones previstos en 2017.

La presidenta del Santander considera que este ejercicio y el siguiente también tendrán algunos contratiempos como la victoria del Brexit en el Reino Unido y los presidencia de Donald Trump en Estados Unidos. Sobre la salida británica de la Unión Europea, la banquera ha bromeado al indicar que "si hay cambio de sede de las empresas que se vengan a España, incluso a Santander".

Eso sí, ha reconocido cierto impacto en sus cuentas por la presidencia de Estados Unidos ya que podrá afectar al peso, la divisa mexicana. El banco filial estadounidense es el único que no aporta un incremento del beneficio en el último año. El consejero delegado, José Antonio Álvarez, reconoce que aún tienen mucho trabajo que hacer con el mismo.

Uno de los objetivos más ambiciosos es que el beneficio por acción (BPA) crezca a doble dígito en 2018. "Tenemos la escala suficiente para ser rentables y competitivos", argumenta Botín al tiempo que indica que "lo más importante es la sostenibilidad del beneficio".

Ana Botín descarta que vayan a acometer compras de cierto calado y también da por cerrado el proceso de ajuste de plantillas y redes que ha acometido, sobre todo en España, durante los últimos meses.

Buen mercado

El Santander es el banco que no se ha visto afectado por la comercialización de hipotecas con las polémicas cláusulas suelo, lo que permite a sus directivos centrarse al crecimiento de su beneficio y el incremento de sus actividad, sobre todo con la Cuenta 1/2/3 que le ha permitido incrementar el número de clientes vinculados.

Ana Botín ha defendido el buen funcionamiento del mercado hipotecario español ante un buen número de preguntas sobre este asunto. En su opinión, "la confianza es esencial 'para el sector financiero" y que "el cliente entienda lo que se le ofrece" con cada producto bancario.

Artículos relacionados