Citi ve es­pacio para el cre­ci­miento del grupo si el PIB de España au­menta por en­cima del eu­ropeo

Telefónica planta batalla a Netflix y HBO en España con producción de series propias

“La Peste”, con un pre­su­puesto de 10 mi­llones de eu­ros, será su prin­cipal apuesta

Aqui estoy, Movistar
Aqui estoy, Movistar

Telefónica, la ope­ra­dora que pre­side Álvarez-Pallete, se sigue mo­viendo hacia un cambio de mo­delo que le pueda pro­por­cionar mayor valor aña­dido. Entre otros fac­tores porque el ne­gocio de te­le­fonía e in­ternet ya se en­cuentra en una fase re­la­ti­va­mente ma­dura. Con el cambio del equipo ges­tor, las nuevas es­tra­te­gias se plan­tean desde el punto de vista de la ob­ten­ción de más in­gresos me­diante la ex­plo­ra­ción de otros ni­chos de mer­cado.

Uno de ellos, con la llegada disruptiva de Netflix, principalmente, y de HBO a España, es la producción de series de televisión propias. Un área con proyección de crecimiento con el cambio de costumbres de los consumidores.

El aterrizaje de estos dos jugadores norteamericanos a nuestro país se ha sentido como un gran desafío dentro del sector de las telecomunicaciones, pero también como una gran oportunidad. Tanto es así que Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, afirmó recientemente que la compañía va a producir catorce series este año y que empleará hasta cien millones de euros al año en producción propia.

En este sentido, “La peste” sería la primera gran apuesta de la firma española que se emitirá a través de la plataforma de Movistar +. Esta producción cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros y se comenzará a rodar el próximo mes de febrero. En principio, se estrenaría en diciembre. Además, este mismo año, según ha comunicado el grupo, comenzarán el rodaje de más títulos que estarían ya disponibles en la parrilla del próximo ejercicio.

La intención es estrenar entre ocho y diez series cada año para penetrar en este mercado y por eso ya hay 20 proyectos que se encuentran en fase de desarrollo. También, Telefónica abordará coproducciones de series en inglés para lo que participará junto a otros grandes estudios europeos en contenidos de ficción de gran ambición.

Sin embargo, todo este plan cuenta por su parte con una competencia feroz que cada vez se hace más grande. Muestra de ello son los números que recientemente presentó Netflix correspondientes al 2016, con un crecimiento de suscriptores más allá de las fronteras de Estados Unidos de hasta 5,12 millones de unidades. Series estrella como “Narcos”, “House of Cards”, “Stranger Things” o “The Crown” tienen la culpa.

Junto a la firma con sede en Los Gatos, California, se encuentra también HBO, que desembarcó en España con el objeto de llevarse un porcentaje importante de la tarta de usuarios. Con grandes producciones como “Juego de Tronos”, “Westworld” o “The Young Pope”, pretende cautivar a gran parte del mercado. Aún está por cuantificar su verdadero impacto en nuestro país.

Por el contrario, la gran disputa entre compañías que se puede vivir en este segmento, puede proporcionar gran valor a Telefónica. Con respecto al entorno competitivo, Domingo Corral, Director de producción original de cine y series, se centraba en la llegada de la producción de series propias de Netflix a territorio español analizando que “están invirtiendo un uno o dos por ciento de los 4.000 o 5.000 millones que dicen que tienen”. En su opinión “no es un modelo que apueste por la producción y el talento local”, añadiendo después que “la mayoría de las series que crea Netflix son irrelevantes”.

Pero, además, esta nueva focalización hacia la producción propia de series de televisión por parte de Telefónica ha recibido la atención de las principales firmas de inversión. Un ejemplo sería uno de los últimos informes del equipo de análisis de Citi, que resaltaba que la operadora está centrando sus esfuerzos en la “recuperación de la economía española y su oferta de precios y paquetes de diferentes servicios en los que se incluye voz, internet, móvil y televisión de pago”. Esto sería algo que le permitiría elevar los ingresos por usuario (ARPU).

En la nota, apuntaban que uno de los mayores esfuerzos que está haciendo la compañía es “aumentar la penetración de la televisión de pago, al margen de que España posee un índice históricamente muy reducido en relación con los estándares europeos”. En su opinión, “hay espacio para el crecimiento si se asume que la economía española seguirá creciendo por encima de las tasas del viejo continente”. Telefónica tiene ante sí un gran reto, una enorme oportunidad.

Artículos relacionados