Monitor de Infraestructuras

La fortaleza del dólar frente al euro y otras divisas refuerza su negocio en Estados Unidos

La presidencia de Trump disparará la rentabilidad de las constructoras españolas

ACS, OHL y Ferrovial, las más beneficiadas del plan de infraestructuras de la administración estadounidense

Sede de Ferrovial
Sede de Ferrovial

La llegada de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ya es un hecho. El nuevo inquilino del despacho oval tiene importantes retos que afrontar con respecto a llevar a cabo su hoja de ruta de “America First”. Entre otros, durante la campaña electoral se comprometió a desarrollar un plan de infraestructuras de hasta 550.000 millones de dólares durante los próximos cuatro años.

De ser así, el sector cons­tructor se be­ne­fi­ciaría de forma ge­ne­ra­li­zada, y entre ellas tam­bién al­gunas em­presas es­paño­las, por su im­por­tante ex­po­si­ción en te­rri­torio nor­te­ame­ri­cano.

Una de estas mues­tras se pudo ob­servar du­rante el primer dis­curso del mag­nate neo­yor­kino que, además amasó gran parte de su for­tuna desde la in­dus­tria de la cons­truc­ción, en su toma de po­se­sión como nuevo pre­si­dente. En la com­pa­re­cencia ase­guró que el go­bierno en­trante va a cons­truir “nuevas ca­rre­te­ras, ae­ro­puer­tos, tú­neles y fe­rro­ca­rri­les”. El nuevo man­da­tario de la pri­mera po­tencia mun­dial añadió además que harán que los ciu­da­danos es­ta­dou­ni­denses “vuelvan a tra­bajar para cons­truir nuestro país”.

Con todo, la puesta en marcha de este pro­grama de in­fra­es­truc­turas que tiene en mente el nuevo go­bierno es­ta­dou­ni­dense no es el único viento de cola del que pueden gozar las em­presas del la­drillo es­pañol. Otro factor a tener en cuenta es la for­ta­leza del dólar con res­pecto a la ma­yoría de las di­vi­sas, pero en es­pe­cial frente al euro.

La Reserva Federal, con Janet Yellen a la ca­beza, du­rante su úl­tima reunión en el mes de di­ciembre avisó de las in­ten­ciones de la ins­ti­tu­ción mo­ne­taria de subir los tipos de in­terés hasta en tres oca­siones du­rante este ejer­ci­cio. Eso daría res­paldo a la di­visa nor­te­ame­ri­cana, con lo que las firmas ex­tran­jeras con ne­gocio en Estados Unidos ten­drían otra ven­taja al ob­tener un ren­di­miento po­si­tivo de­ri­vado de este efecto.

Además, estas com­pañías ten­drían como punto po­si­tivo a su favor el hecho de que si quieren ac­ceder a fi­nan­ciarse en los mer­cados de ca­pi­tales eu­ro­peos lo ha­rían a tipos en mí­nimos his­tó­ri­cos. Por lo tanto, po­drían aco­meter nuevos pro­yectos y lo­grar nuevas con­ce­siones con más fa­ci­li­dad. Sin em­bargo, como con­tra­par­tida, fi­nan­ciarse en Estados Unidos les su­pon­dría lo con­tra­rio.

A todo esto, ha­bría que aña­dirle el ca­ta­li­zador de la me­jora del cre­ci­miento eco­nó­mico en el país del otro lado del Atlántico. El FMI en su úl­tima re­vi­sión, mo­di­ficó al alza sus úl­timas pre­vi­siones in­cre­men­tando una dé­cima más para la ex­pan­sión del PIB es­ta­dou­ni­dense en 2017 y de hasta cuatro dé­cimas para 2018.

De esta ma­nera, las prin­ci­pales em­presas cuyos in­tereses en la re­gión son bas­tante cuan­tiosos son ACS, OHL y Ferrovial, por ese or­den. En el caso de la firma que pre­side Florentino Pérez, el peso que tiene Estados Unidos en su fac­tu­ra­ción es del 32%. De he­cho, geo­grá­fi­ca­mente es el área más im­por­tante dentro de su ba­lance, con una apor­ta­ción en sus in­gresos anuales que están cerca de los 38.000 mi­llones de eu­ros. Por en­cima, in­cluso, del ne­gocio do­més­tico.

La ma­yoría de estas ventas las ob­tiene a través de sus fi­liales como Dragos o Turner, aunque tam­bién dis­pone de firmas lo­cal, como es el caso Schiavone o Flatiron, con las que con­sigue cu­brir el mer­cado do­més­tico.

La se­gunda con mayor pre­sencia en la re­gión es OHL. Su ex­po­si­ción al­canza hasta el 24% del total de su cifra de ne­go­cio, a través de sus fi­liales de Florida y Nueva York, prin­ci­pal­mente. Además, cuenta con una plan­tilla im­por­tante en Estados Unidos que su­pera el mi­llar y medio de per­so­nas.

En el caso de Ferrovial, tam­bién puede sacar pro­vecho de todos estos puntos po­si­ti­vos. Entre otros grandes pro­yec­tos, cuenta con la cons­truc­ción de un tramo del ave a California o de la cons­truc­ción de una au­tovía en Dallas. En 2017 po­dría aca­parar mayor cuota de mer­cado si re­sulta ad­ju­di­ca­tario de las in­fra­es­truc­turas que pre­para la nueva ad­mi­nis­tra­ción ame­ri­cana.

Por úl­timo, otras cons­truc­toras como Sacyr, FCC e in­cluso Acciona, tam­bién cuentan con in­tereses en Estados Unidos aunque de menor cuan­tía. Con todo, cual­quier es­pal­da­razo pro­ve­niente de esta re­gión pueden no­tarlo dentro de sus res­pec­tivos ba­lan­ces.

Artículos relacionados