DESDE EL PARQUET

El oro, un valor seguro

La de­ci­sión de la Reserva Federal de EEUU de elevar sus tasas de in­terés en 25 puntos bá­sicos el pa­sado 14 de di­ciembre para si­tuarla entre el 0,5% y el 0,75 % no cogió por sor­presa a nadie en el mer­cado.

Si lo hizo en cambio el anuncio de la entidad de aumentarlas en otros 75 puntos básicos de forma progresiva a lo largo de 2017. Es decir, tres subidas de tipos, siempre y cuando se den las condiciones apropiadas, frente las dos previstas por el consenso del mercado.

Una decisión sorprendente que ha tenido como primer perjudicado al oro. La onza de este metal precioso se hundió casi 20 dólares, hasta los 1.140 dólares, nivel sobre el cual se ha asentado en las últimas semanas a la espera de acontecimientos.

Muchos analistas pronostican nuevos descensos en los próximos meses, al menos hasta los 1.100 dólares, ante el lastre que supondrá la subida de tipos y en general de un entorno no muy favorable para el metal precioso con expectativas de crecimiento rondando el 3% y con una aceleración de la inflación hasta el 2%.

En este sentido, Álvaro Gallego, CEO de Auibérica, partner de la alemana Auvesta –empresa especializada en depósitos de ahorro en metales preciosos físicos–, considera que “las posibles caídas pueden ser aprovechada para ir acumulando gramos de forma progresiva a buenos precios de cara a una inversión a largo plazo”. En la actualidad tocamos a menos de 18 gramos por persona teniendo en cuenta la actual población mundial y con la tecnología actual de extracción, las reservas de oro en la Tierra se agotarán en un plazo de 25 años.

Sin embargo, no habrá que esperar tanto a observar tensiones en el mercado. En un horizonte más cercano es previsible un crecimiento de la demanda desde China e India, que debería compensar la debilidad actual, impulsando la onza por encima de los 1.300 dólares a finales de 2017. Hay que tener en cuenta además el rol de activo refugio del oro ante las crecientes presiones inflacionistas en las grandes economías.

La inversión física puede ser la mejor opción a la hora de tomar posiciones en metales preciosos, pero no la única. Hay otras opciones como los ETC, aunque la mayoría de estos productos solo venden papel y no están respaldados en su totalidad por oro físico, o la inversión en empresas mineras. Una alternativa algo más complicada, pero que tiene también defensores.

Los analistas de M&G Valores consideran que hay algunas compañías del sector que ofrecen una buena oportunidad de compra como Eldorado, Goldcorp o Kinross. La firma considera que el entorno para los precios del metal áureo seguirá siendo volátil durante algún tiempo, pero se han realizado importantes inversiones en el sector en este último año y la puesta en marcha de los nuevos proyectos se dejará sentir sobre los precios del oro,

Artículos relacionados