LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa y la bola de cristal

El mercado se despide de un año marcado por las incertidumbres y la alta volatilidad. Pese a un escenario macroeconómico bastante estable en los países desarrollados, el pesimismo ha imperado casi hasta el final.

La crisis de los países emer­gen­tes, las dudas sobre el cre­ci­miento en China, el hun­di­miento de los pre­cios del pe­tróleo a prin­ci­pios de año y las in­cer­ti­dum­bres po­lí­ticas con el Brexit como gran pro­ta­go­nista, pro­vo­caron una fase de co­rrec­ción en las bolsas eu­ro­peas, solo ali­viada li­ge­ra­mente en el úl­timo tramo del ejer­ci­cio. Una de­bi­lidad que ha con­tras­tado con la con­tinua racha de má­ximos his­tó­ricos en los mer­cados es­ta­dou­ni­den­ses.

Tanto las ma­te­rias primas como las bolsas del Viejo Continente hi­cieron suelo en el mes de fe­brero y a partir de en­tonces en­traron en un pro­ceso de re­cu­pe­ra­ción, solo in­te­rrum­pido por el re­fe­réndum para la sa­lida del Reino Unido de la Unión Europea, que se ha ido con­so­li­dando con el tiempo. El ín­dice Ibex 35, que pro­ta­go­nizó su peor arranque de año de la his­toria y su mejor mes de di­ciembre en 20 años, ha des­pe­dido el 2016 en los 9.352 pun­tos, con una caída anual acu­mu­lada del 2%. Aunque si se tiene en cuenta la ren­ta­bi­lidad por di­vi­dendo y otras re­tri­bu­ciones a los ac­cio­nis­tas, el se­lec­tivo ha­bría ce­rrado con un li­gero tono po­si­tivo del orden del 2,5%.

En los úl­timos meses del año, los in­di­ca­dores cí­clicos mues­tran una clara me­joría y todo apunta a que la fase ex­pan­siva con­ti­nuará en pró­ximos tri­mes­tres. En estas con­di­cio­nes, desde M&G Valores prevén un 2017 po­si­tivo para la renta va­riable al darse las con­di­ciones para la re­cu­pe­ra­ción de la ten­dencia al­cista de largo plazo des­pués de la fase co­rrec­tiva su­frida en el pe­ríodo de 2015/16.

De hecho en EEUU ya lo ha hecho y todo apunta a que Europa está arran­cando tam­bién. El factor clave es la vuelta al cre­ci­miento de los be­ne­fi­cios de las em­presas y la re­cu­pe­ra­ción de las ex­pec­ta­tivas de in­fla­ción que van a fa­vo­recer a la renta va­riable frente a la renta fija. Los prin­ci­pales riesgos que se per­ciben se­rían de tipo po­lí­tico en Europa y la eterna ame­naza de una crisis en China, pero no cabe es­perar que vayan a tra­du­cirse en nada más que los inevi­ta­bles epi­so­dios de vo­la­ti­lidad que se pro­ducen en el mer­cado pe­rió­di­ca­mente. La firma se sitúa así en un ob­je­tivo teó­rico para el Ibex a fi­nales de 2017 sobre los 10.500-11.000 pun­tos.

Un op­ti­mismo que no todos com­par­ten. Cada vez son más las vo­ces, al­gunas muy re­le­vantes a la hora de pre­decir an­te­riores crisis como la del ma­te­má­tico, fi­nan­ciero y ana­lista eco­nó­mico es­pañol Juan Ignacio Crespo, según el cual nos queda muy poco para volver a en­trar en re­ce­sión.

Como nadie tiene la bola de cristal para saber qué va a ocu­rrir, lo que sí re­sulta con­ve­niente es estar pre­pa­rado para cual­quiera de los es­ce­na­rios con una car­tera di­ver­si­fi­cada y con un por­cen­taje en li­quidez su­fi­ciente para apro­ve­char po­si­bles opor­tu­ni­da­des.

Agenda se­manal de la Bolsa La pri­mera se­mana del año vendrá mar­cada por los datos de em­pleo en Estados Unidos en una jor­nada, la del viernes –Día de Reyes– en la que las bolsas es­pañolas abrirán sus puertas con total nor­ma­lidad ante la falta de sen­si­bi­lidad y el afán re­cau­da­torio del gestor de los mer­cados es­pañoles (BME). Los in­ver­sores ten­drán antes además al­gunas re­fe­ren­cias im­por­tantes de las que estar pen­dien­tes.

El lunes se pu­bli­carán los datos de ac­ti­vidad PMI ma­nu­fac­tu­rero en un buen nú­mero de países de Europa y de la zona euro en su con­junto además de las ventas al por menor en Alemania.

Para la se­sión del mar­tes, la aten­ción se cen­trará en la tasa de paro y las ci­fras de in­fla­ción que lle­garán desde Alemania, así como del in­di­cador de ac­ti­vidad PMI ma­nu­fac­tu­rero y de los gastos de cons­truc­ción que se pu­bli­carán en EEUU.

La jor­nada del miér­coles vendrá con­di­cio­nada por la pu­bli­ca­ción de las actas de la úl­tima reunión de la Reserva Federal en la que se subieron tipos del 0,5 al 0,75% y en la que se es­ta­ble­cieron al menos tres nuevas subidas para el pró­ximo año. Tras esta de­ci­sión, los in­ver­sores de­berán exa­minar con es­pe­cial aten­ción las actas para di­lu­cidar las mo­ti­va­ciones de la Fed y su nueva po­lí­tica mo­ne­taria a corto plazo. Sin em­bargo, este do­cu­mento se pu­bli­cará con los mer­cados de va­lores es­pañoles ya ce­rrado, por lo que los in­ver­sores de­berán estar atentos a lo largo del día a los datos de PMI ser­vi­cios y la in­fla­ción ar­mo­ni­zada de la zona euro.

El jue­ves, la aten­ción se cen­trará en los pre­cios de pro­duc­ción de la zona euro, y en los in­di­ca­dores de ac­ti­vidad PMI e ISM del sector ser­vi­cios en Estados Unidos. Desde el país nor­te­ame­ri­cano lle­garán además las ci­fras de em­pleo pri­vado, muy se­guidas por el mer­cado.

Para la jor­nada se­mi­fes­tiva del vier­nes, Día de Reyes, se es­peran las ci­fras de sen­ti­miento eco­nó­mico, con­fianza con­su­mi­dora y clima em­pre­sa­rial que se pu­bli­carán en la zona euro, así como el dato de pe­didos de bienes du­ra­deros en EEUU, pero la aten­ción se fo­ca­li­zará sobre todo en el in­forme de em­pleo nor­te­ame­ri­cano des­pués de las buenas ci­fras arro­jadas en no­viem­bre.

En España des­tacan los datos de PMI ma­nu­fac­tu­rero que se pu­bli­carán el lu­nes, pero sobre todo la pri­mera subasta del Tesoro del año pre­vista para el jueves día 5 en la que se co­lo­carán bonos y obli­ga­cio­nes. Del lado em­pre­sa­rial, esta se­mana des­con­tarán di­vi­dendo Endesa, que el lunes abo­nará 0,7 euros brutos por ac­ción, y Red Eléctrica y Cie Automotive que pa­garán el jueves 0,23 y 0,2 euros brutos por ac­ción.

Artículos relacionados