DESDE EL PARQUET

Retos de Amadeus

Los gestores patrimoniales continúan atentos a Amadeus, compañía que afronta un calendario especialmente intenso en 2017 por la renovación de contratos con las aerolíneas con las que trabaja. En estos días, ha anunciado ya la renovación de Ryanair con su filial Navitaire del contrato de los servicios de reservas y control de salidas, entre otros, hasta 2025, fecha en la que se cumplirá 25 años de colaboración entre ambas sociedades.

Una no­ticia muy po­si­tiva según los ex­pertos de Renta 4 pues la ae­ro­línea ir­lan­desa es el prin­cipal cliente de Navitaire, em­presa es­pe­cia­li­zada en el desa­rrollo de so­lu­ciones tec­no­ló­gicas para ae­ro­lí­neas de bajo coste e hí­bridas y ad­qui­rida por Amadeus en marzo del año pa­sado.

En el ho­ri­zonte de pró­ximas re­no­va­ciones de con­trato se sitúa el grupo his­pa­no-­bri­tá­nico IAG, entre otros. Aunque pocos dudas de su con­ti­nuidad como cliente, este es uno de los pocos fac­tores que pueden im­primir cierta in­cer­ti­dumbre a Amadeus. Una com­pañía que a juicio de los ex­pertos se­guirá ofre­ciendo no­ticas po­si­tivas en los pró­ximos me­ses.

Los ana­listas de Renta 4, de he­cho, han reite­rado su re­co­men­da­ción de so­bre­pon­derar tras es­ta­blecer su precio ob­je­tivo en 45,6 euros por ac­ción, lo que su­pone un po­ten­cial de re­va­lo­ri­za­ción del 5% desde su ac­tual co­ti­za­ción.

Pese a al­gunos ajustes pun­tuales para re­coger be­ne­fi­cios, las ac­ciones de la em­presa man­tienen una clara di­rec­triz al­cista que le per­mitió ce­rrar 2016 con una re­va­lo­ri­za­ción acu­mu­lada del 15%. Una ten­dencia que pa­rece man­te­nerse en estos pri­meros com­pases del año, aunque se em­pieza ob­servar un cierto ago­ta­miento con­forme se acerca a la cota de los 44,64 euros por tí­tulo, má­ximo his­tó­rico del valor re­gis­trado a prin­ci­pios del pa­sado mes de oc­tu­bre.

Si su­pera ese ni­vel, pa­rece ra­zo­nable que al­cance a corto y medio plazo los ob­je­tivos fi­jados por los ex­pertos por en­cima de sus ac­tuales má­xi­mos. En caso de chocar con él po­dría ini­ciar un nuevo pro­ceso co­rrec­tivo –sin aban­donar la di­rec­triz al­cista pri­maria desde 2012– en busca de re­cu­perar bríos sobre la cota de los 42,8 eu­ros. En cual­quier caso, a corto y medio plazo, las sen­sa­ciones sobre el va­lor, con una ren­ta­bi­lidad por di­vi­dendo cer­cana al 2%, son muy buenas y los po­si­bles ajustes pueden ser apro­ve­chados para en­trar a me­jores pre­cios o se­guir acu­mu­lando.

Artículos relacionados