DESDE EL PARQUET

Amper, nuevos objetivos

Cuando el ejercicio no ha hecho más que empezar ya hay valores que están dejando su impronta en el mercado. Es el caso de Amper, que ha subido más del 25% en la primara semana y ya acumula una espectacular revalorización del 50% desde que el 28 de diciembre cerrara un acuerdo para la adquisición de Nervión, una sociedad especializada en la prestación de servicios industriales en sectores estratégicos.

La com­pañía tec­no­ló­gica se ha com­pro­me­tido a abonar 4,75 mi­llones de euros con­ver­ti­bles en ac­ciones y para ello, de forma pa­ra­lela ha al­can­zado un acuerdo de fi­nan­cia­ción con Alterfin por un total de 6,75 mi­llones de euros con­ver­ti­bles en ac­ciones de Amper. Esta ope­ra­ción ha sido muy bien re­co­gida por el mer­cado pues su­pone un giro de tuerca a su es­truc­tura fi­nan­ciera y a su plan es­tra­té­gico des­pués de ce­rrar el año pa­sado la venta de su ne­gocio en el Pacífico Sur.

No en vano, las ex­pec­ta­tivas de­po­si­tadas en Nervión son muy altas pues se es­tima que este mismo año fac­tu­rará más de 100 mi­llones de euros con un Ebitda de 4,7 mi­llones de eu­ros. Además es­pera fi­na­lizar el año sin deuda fi­nan­ciera pen­diente.

Tras esta no­ti­cia, las ac­ciones de Amper han ex­pe­ri­men­tado una es­pec­ta­cular subida en ver­tical que viene a poner la guinda a la pro­gre­siva me­jora mos­trada desde fi­nales de junio en la que mostró sus in­ten­ciones de apro­ve­char los re­cursos por la venta de ac­tivos para se­guir cre­ciendo vía ad­qui­si­ciones y volver al pago de di­vi­dendo. Algo que pa­rece estar cum­pliendo a ra­ja­ta­bla.

De este modo, la co­ti­za­ción del valor se ha mul­ti­pli­cado por más de tres desde los mí­nimos anuales por de­bajo de los 0,10 euros por ac­ción re­gis­trados a me­diados de 2016.

Desde el punto de vista téc­nico, con esta subida, se han roto todos los moldes para poder an­ti­cipar los pró­ximos mo­vi­mien­tos. De mo­mento, los ex­pertos téc­nicos ob­servan una po­sible zona de re­sis­tencia en torno a los 0,3 euros por ac­ción, pero si si­guen la pre­sión com­pra­dora, acom­pañada además por un alto vo­lumen de ne­go­cio, la su­pe­rará con ra­pi­dez. A partir de ahí ten­dría un al­tí­simo po­ten­cial de subida con el ca­mino des­pe­jado hasta las in­me­dia­ciones de los 0,6 euros por ac­ción.

Los ex­pertos temen un mo­vi­miento si­milar al re­gis­trado en mayo de 2015 con la am­plia­ción de ca­pital rea­li­zada por el grupo tec­no­ló­gico. En aquella oca­sión llegó a subir más de un 250% en apenas unos días para luego volver a des­in­flarse en las si­guientes dos se­manas hasta los mismos ni­veles de par­tida. Ahora, sin em­bargo, el mo­vi­miento se está viendo aguan­tado por una mejor ex­pec­ta­tiva em­pre­sa­rial y de ges­tión de la com­pañía, por lo que a pesar de al­gunas po­si­bles co­rrec­ciones por re­co­gidas de be­ne­fi­cios, pa­rece más fac­tible al­canzar sus nuevos ob­je­tivos de pre­cio.

Artículos relacionados