UN BANCO EN EL RETIRO

Funcas alarma y las cifras del comercio exterior aún más

Las me­joras pro­du­cidas se deben solo a la brusca caída de los pre­cios ener­gé­ticos

Gasolina y Gasoleo
Gasolina y Gasoleo

Las pre­vi­siones sobre la eco­nomía es­pañola rea­li­zadas por FUNCAS y las ci­fras del co­mercio ex­te­rior del Ministerio de Economía no in­vitan al op­ti­mismo. El cre­ci­miento del PIB en el se­gundo tri­mestre su­peró las pre­vi­siones de FUNCAS por­que, aunque la de­manda na­cional se des­ace­leró, la mayor con­tri­bu­ción del sector ex­te­rior ex­plica el avance re­gis­trado. El re­sul­tado de esta evo­lu­ción, mejor que la es­pe­rada, per­mite elevar la es­ti­ma­ción del cre­ci­miento del PIB en 2016 hasta el 3,1%.

En paralelo a la evolución del producto, el empleo aumentó en un 2,8%, dos décimas por encima de anteriores previsiones. El dato menos favorable para FUNCAS se refiere al déficit de las Administraciones Públicas. En mayo ascendía a 24,6 mil millones de euros -o sea, 1,6 mil millones que el mismo periodo de 2015. ( En julio el déficit remontó hasta 36.443 millones de euros, un 7.9% superior al del mismo mes de 2015).

Este mayor déficit es imputable a la caída en la recaudación del IRPF y del Impuesto de Sociedades, así como del Sistema de Seguridad Social. El gasto público, en tiempos electorales, resultó más expansivo que el previamente programado.

Las preocupaciones de FUNCAS se reavivan en el Informe de FEDEA y se confirman con las cifras de julio y agosto. Los expertos de FEDEA abogan por un incremento de la recaudación como alternativa a nuevos recortes en educación, sanidad y prestaciones sociales y como algunos analistas próximos a Ciudadanos, proponen la implantación de un IVA único, que, según sus cálculos, permitiría recaudar 20.000 millones de euros adicionales.

Solvencia intocable

El incremento del déficit no está, sin embargo, afectando a la solvencia de España en los mercados financieros. El Tesoro acaba de emitir deuda a 4 años a tipos de interés negativos, mientras la diferencia entre los intereses pagados por la deuda a 10 años entre la alemana y la española, prima de riesgo, está prácticamente estabilizada en torno a los 100 puntos básicos.

La confianza en España está anclada en los buenos resultados del sector exterior. Hasta junio, la balanza de pagos por cuenta corriente había registrado un superávit de 6,3 mil millones de euros frente a mil millones en el primer semestre de 2015. FUNCAS prevé un superávit para 2016 equivalente al 1,8% del PIB, España sería un prestamista frente al resto del mundo.

Dudas a la vista

Las cifras de comercio exterior del pasado julio plantean, sin embargo, algunas dudas por lo que se refiere a las estimaciones de FUNCAS, incremento de un 5,6% para todo el año. En efecto, julio 2016 siembra las primeras semillas de incertidumbre: el valor en euros de las exportaciones cayó el 9,1% en tasa anual sobre julio 2015.

Asimismo, en el periodo enero-julio el valor en euros de las exportaciones sólo ha registrado un ligero avance del 0,5% respecto a los primeros siete meses del 2015; es, sin embargo, cierto que el valor de las exportaciones en euros de los últimos 12 meses que terminan en julio siguen mostrando cifras record, pero el incremento interanual del 1,3% resulta el más bajo de los últimos a10 años. Las alarmas del FMI sobre la evolución del comercio internacional suenan cada vez más cerca.

Las importaciones españolas, por su parte, han caído a una tasa en euros todavía más pronunciada, 12% en julio. En el periodo enero-julio la caída fue del 2,3% y, en consecuencia el saldo comercial deficitario entre importaciones y exportaciones se ha reducido en un 60% en julio y en el periodo enero-julio en un 34,5%.

Los valores de las importaciones descienden a mayor velocidad que aumentan las exportaciones, sobre todo en lo que se refiere al componente energético, donde nuestra factura es un 42,3% inferior a la de los primeros siete meses de 2015.

Donde las cosas no están tan claras es en el sector no energético, el superávit de 3,5 mil millones de 2015 se ha reducido a mil millones en 2016.

Hidrocarburos

En definitiva, la corrección del déficit comercial total obedece al brusco descenso en los precios de los hidrocarburos, descenso que ya no es previsible que se continúe en el futuro próximo. En el sector de productos no energéticos tenemos un saldo favorable con la UE y un déficit inconmensurable con el continente asiático, excluido el Oriente Medio.

Estas son las cifras: superávit de 8,6 mil millones de euros hasta julio con la UE, y déficit con ASIA (excluido Oriente Medio) de 17,6 mil millones, déficit de los que 10,7 mil millones corresponden a China y 1,3 mil millones a la India. No hay ninguna duda de que los esfuerzos de nuestros exportadores en Europa están siendo superados por la habilidad de los exportadores del Extremo Oriente y de sus redes de distribución.

Del mismo modo que el edificio del Congreso de los Diputados que se sitúa enfrente del Parlamento sigue abandonado y envuelto en harapos sin que nadie le preste atención algo semejante puede estar ocurriendo, salvo que es macro-económicamente mucho más grave, en el comercio exterior de España.

Artículos relacionados