UN BANCO EN EL RETIRO

Funcas alarma y las cifras del comercio exterior aún más

Las mejoras producidas se deben solo a la brusca caída de los precios energéticos

Gasolina y Gasoleo
Gasolina y Gasoleo

Las previsiones sobre la economía española realizadas por FUNCAS y las cifras del comercio exterior del Ministerio de Economía no invitan al optimismo. El crecimiento del PIB en el segundo trimestre superó las previsiones de FUNCAS porque, aunque la demanda nacional se desaceleró, la mayor contribución del sector exterior explica el avance registrado. El resultado de esta evolución, mejor que la esperada, permite elevar la estimación del crecimiento del PIB en 2016 hasta el 3,1%.

En pa­ra­lelo a la evo­lu­ción del pro­ducto, el em­pleo au­mentó en un 2,8%, dos dé­cimas por en­cima de an­te­riores pre­vi­sio­nes. El dato menos fa­vo­rable para FUNCAS se re­fiere al dé­ficit de las Administraciones Públicas. En mayo as­cendía a 24,6 mil mi­llones de euros -o sea, 1,6 mil mi­llones que el mismo pe­riodo de 2015. ( En julio el dé­ficit re­montó hasta 36.443 mi­llones de eu­ros, un 7.9% su­pe­rior al del mismo mes de 2015).

Este mayor dé­ficit es impu­table a la caída en la re­cau­da­ción del IRPF y del Impuesto de Sociedades, así como del Sistema de Seguridad Social. El gasto pú­blico, en tiempos elec­to­ra­les, re­sultó más ex­pan­sivo que el pre­via­mente pro­gra­mado.

Las preo­cu­pa­ciones de FUNCAS se reavivan en el Informe de FEDEA y se con­firman con las ci­fras de julio y agosto. Los ex­pertos de FEDEA abogan por un in­cre­mento de la re­cau­da­ción como al­ter­na­tiva a nuevos re­cortes en edu­ca­ción, sa­nidad y pres­ta­ciones so­ciales y como al­gunos ana­listas pró­ximos a Ciudadanos, pro­ponen la im­plan­ta­ción de un IVA único, que, según sus cálcu­los, per­mi­tiría re­caudar 20.000 mi­llones de euros adi­cio­na­les.

Solvencia in­to­ca­ble

El in­cre­mento del dé­ficit no está, sin em­bargo, afec­tando a la sol­vencia de España en los mer­cados fi­nan­cie­ros. El Tesoro acaba de emitir deuda a 4 años a tipos de in­terés ne­ga­ti­vos, mien­tras la di­fe­rencia entre los in­tereses pa­gados por la deuda a 10 años entre la ale­mana y la es­pañola, prima de riesgo, está prác­ti­ca­mente es­ta­bi­li­zada en torno a los 100 puntos bá­si­cos.

La con­fianza en España está an­clada en los buenos re­sul­tados del sector ex­te­rior. Hasta ju­nio, la ba­lanza de pagos por cuenta co­rriente había re­gis­trado un su­pe­rávit de 6,3 mil mi­llones de euros frente a mil mi­llones en el primer se­mestre de 2015. FUNCAS prevé un su­pe­rávit para 2016 equi­va­lente al 1,8% del PIB, España sería un pres­ta­mista frente al resto del mundo.

Dudas a la vis­ta

Las ci­fras de co­mercio ex­te­rior del pa­sado julio plan­tean, sin em­bargo, al­gunas dudas por lo que se re­fiere a las es­ti­ma­ciones de FUNCAS, in­cre­mento de un 5,6% para todo el año. En efecto, julio 2016 siembra las pri­meras se­mi­llas de in­cer­ti­dum­bre: el valor en euros de las ex­por­ta­ciones cayó el 9,1% en tasa anual sobre julio 2015.

Asimismo, en el pe­riodo enero-­julio el valor en euros de las ex­por­ta­ciones sólo ha re­gis­trado un li­gero avance del 0,5% res­pecto a los pri­meros siete meses del 2015; es, sin em­bargo, cierto que el valor de las ex­por­ta­ciones en euros de los úl­timos 12 meses que ter­minan en julio si­guen mos­trando ci­fras re­cord, pero el in­cre­mento in­ter­anual del 1,3% re­sulta el más bajo de los úl­timos a10 años. Las alarmas del FMI sobre la evo­lu­ción del co­mercio in­ter­na­cional suenan cada vez más cerca.

Las im­por­ta­ciones es­paño­las, por su parte, han caído a una tasa en euros to­davía más pro­nun­ciada, 12% en ju­lio. En el pe­riodo enero-­julio la caída fue del 2,3% y, en con­se­cuencia el saldo co­mer­cial de­fi­ci­tario entre im­por­ta­ciones y ex­por­ta­ciones se ha re­du­cido en un 60% en julio y en el pe­riodo enero-­julio en un 34,5%.

Los va­lores de las im­por­ta­ciones des­cienden a mayor ve­lo­cidad que au­mentan las ex­por­ta­cio­nes, sobre todo en lo que se re­fiere al com­po­nente ener­gé­tico, donde nuestra fac­tura es un 42,3% in­fe­rior a la de los pri­meros siete meses de 2015.

Donde las cosas no están tan claras es en el sector no ener­gé­tico, el su­pe­rávit de 3,5 mil mi­llones de 2015 se ha re­du­cido a mil mi­llones en 2016.

Hidrocarburos

En de­fi­ni­tiva, la co­rrec­ción del dé­ficit co­mer­cial total obe­dece al brusco des­censo en los pre­cios de los hi­dro­car­bu­ros, des­censo que ya no es pre­vi­sible que se con­tinúe en el fu­turo pró­ximo. En el sector de pro­ductos no ener­gé­ticos te­nemos un saldo fa­vo­rable con la UE y un dé­ficit in­con­men­su­rable con el con­ti­nente asiá­tico, ex­cluido el Oriente Medio.

Estas son las ci­fras: su­pe­rávit de 8,6 mil mi­llones de euros hasta julio con la UE, y dé­ficit con ASIA (excluido Oriente Medio) de 17,6 mil mi­llo­nes, dé­ficit de los que 10,7 mil mi­llones co­rres­ponden a China y 1,3 mil mi­llones a la India. No hay nin­guna duda de que los es­fuerzos de nues­tros ex­por­ta­dores en Europa están siendo su­pe­rados por la ha­bi­lidad de los ex­por­ta­dores del Extremo Oriente y de sus redes de dis­tri­bu­ción.

Del mismo modo que el edi­ficio del Congreso de los Diputados que se sitúa en­frente del Parlamento sigue aban­do­nado y en­vuelto en ha­rapos sin que nadie le preste aten­ción algo se­me­jante puede estar ocu­rriendo, salvo que es ma­cro-e­co­nó­mi­ca­mente mucho más grave, en el co­mercio ex­te­rior de España.

Artículos relacionados