Monitor de la Construción

Comprar acciones de OHL parecía una locura

La em­presa que pre­sidía Villar Mir se ba­lancea hacia la zona de los tres euros

Ladrillo
Ladrillos y acciones.

Hace apenas un mes, com­prar ac­ciones de OHL podía pa­recer una lo­cura para los in­ver­so­res. Las ac­ciones de OHL co­men­zaban este año co­ti­zando por en­cima de los 5 euros por tí­tulo en el Ibex 35, pero los in­ver­sores no acom­pañaban a la co­ti­za­ción de la com­pañía, y esta caía hasta ni­veles cer­canos a los 4 euros por ac­ción de la cons­truc­tora es­pañola.

Los inversores encontraban atractivo el zonal de los 4 euros por acción de la constructora y se decidían a comprar acciones de OHL, aumentando la demanda y disparando su precio hasta el nivel de los 6 euros por título. Poco después conoceríamos que la empresa presidida por Juan Miguel Villar Mir debía ceder su puesto en el Ibex 35, pues en el mes de junio de este mismo año se anunciaba su expulsión por el Comité Técnico Asesor (CAT), que decidía excluir del selectivo español a OHL y a Sacar.

Los títulos de OHL asistían a una ola vendedora, y las acciones de la constructora se dejaban más de un 50% de su valor en bolsa cuando su consejero delegado, Tomas García Madrid, acordaba poner en marcha un programa de recompra de acciones.

No terminan ahí las malas noticias para la cotización de OHL, pues más tarde se conocería también una rebaja de la calificación crediticia por parte de Moody´s, que descendía un escalón su nota para situarla en B3.

Los inversores no estaban dispuestos a comprar acciones de OHL y la cotización se desplomaba hasta cotizar por debajo de los 2 euros por título semanas después

Ante la falta de confianza, comprar acciones de OHL se convertía en una inversión rentable.

Con todo lo citado anteriormente, la confianza en el valor que había abandonado el Ibex caía a mínimos, y la cotización de OHL hacía lo propio para marcar también mínimos anuales hasta el momento en niveles de 1,73 euros por título, donde aumentaba la demanda por la compra de acciones.

Aparecían buenas noticias rodeando a la constructora, que se hacía con dos nuevos contratos en Estados Unidos y la agencia de calificación británica Fitch situaba su Rating en el nivel BB, impulsando la cotización de sus acciones por encima del nivel de los 2,20 euros. La cotización de OHL rebotaba desde el zonal de 1,73 euros y los inversores más arriesgados se animaban a comprar acciones.

Rentabilidades de más del 100% en las inversiones de corto plazo que consistieran en comprar acciones a estos precios pues la cotización de OHL alcanzaba en menos de 2 meses niveles por encima de los 3,50 euros por título.

Los títulos de OHL frenan su avance en estos zonales y le dan un descanso a la cotización de la constructora que estos días corregía hacia el zonal de los 3 euros, estableciendo una primera zona de soporte en niveles de 2,80 euros, donde los inversores podrían volver a comprar acciones de la compañía confiando en un nuevo rebote.

Artículos relacionados