Monitor de Latinoamérica

El turismo es el rey, pero crecen las oportunidades en energía e infraestructura

Jamaica: inversión española consolidada en la ‘otra Latam’

Las hoteleras españolas constituyen uno de los motores económicos de la Isla

Meliá Hoteles
Meliá Hoteles

Con la excepción de países y territorios caribeños y del sector turístico, la inversión de las empresas españolas en las naciones latinoamericanas de habla francófona y anglófona es muy reducida. Jamaica lidera, gracias a la inversión hotelera, la presencia española en esta “otra Latam”, en una lista que incluye a Trinidad y Tobago y Haití y a otros países y territorios como Bahamas, Aruba y Saint Martin, y del que están prácticamente excluidas naciones como Guyana, Surinam o Belice.

La in­ver­sión es­pañola en Jamaica, muy cir­cuns­crita al sector del tu­rismo, dista de acu­mular los mon­tantes de des­tinos tra­di­cio­nales como Brasil, México, Chile, Argentina, Colombia, Perú o Panamá, pero es clave para el país ca­ri­beño. Jamaica cuenta con la in­ver­sión es­pañola como uno de los mo­tores de su desa­rrollo eco­no­nó­mico, am­plia­mente ba­sado en el tu­rismo, un sector que creció más del 5% en 2015 y para el que se prevé otro avance si­milar este 2016, según el di­rector de Turismo de Jamaica, Paul Pennicook.

En los úl­timos años, Jamaica ha re­ci­bido una ola de in­ver­siones en tu­rismo, que se prevé con­ti­nuará en los pró­ximos años im­pul­sada por am­plia­ciones y aper­turas de ho­teles y re­sorts. Además, el país logró en 2015 que las ae­ro­lí­neas ele­varan la co­nec­ti­vidad aérea con la Isla en 65.000 plazas y re­gistró una en­trada en ser­vicio de 1.200 ha­bi­ta­cio­nes, la ma­yoría de ellas de com­plejos es­pañoles y la­ti­noa­me­ri­ca­nos. El país no caerá en re­ce­sión este año como su ve­cina Trinidad y Tobago y otras cinco eco­no­mías la­ti­noa­me­ri­ca­nas, pero cre­cerá poco, en línea con los úl­timos años: entre el 0,5% y el 0,8%.

España es uno de los países con más pre­sencia tu­rís­tica en Jamaica, donde sólo en Montego Bay (junto a Negril y Ocho Ríos, una de las zonas es­co­gidas por las ho­te­le­ras) hay asen­tadas más de diez ca­denas es­paño­las. Éstas han cre­cido en los dos úl­timos años en el país, in­cluso si el nú­mero de via­jeros es­paño­les, que antes de la crisis global re­gis­traba un boom, ha caído. Hay una nueva oleada de in­ver­siones tras la pri­mera de 2005-10 en la que lle­garon Ríu, Piñero, Fiesta o Iberostar y de la que forman parte las am­plia­ciones pro­mo­vidas por Palladium o la trans­for­ma­ción en Hilton del an­tiguo Ritz-Carlton de Montego Bay (inaugurado en di­ciem­bre) con par­ti­ci­pa­ción de Grupo Playa.

Ríu ha sido el pro­ta­go­nista de la úl­tima in­ver­sión. La com­pañía anunció que abrirá en no­viembre su nuevo com­plejo Riu Reggae, con 454 ha­bi­ta­cio­nes, des­pués de re­abrir a fines de 2015, el ClubHotel Riu Negril tras una re­forma en la que in­virtió 19 mi­llo­nes. En enero fue inau­gu­rado el Meliá Braco Village, con 226 ha­bi­ta­cio­nes, pri­mera pro­piedad de esa ca­dena en la Isla. Ocean by H10 Hotels ha anun­ciado una alianza con Carlos Moleón y el ja­mai­cano Fredrik More para abrir en 2018 dos ho­teles en Montego Bay que su­marán 800 ha­bi­ta­cio­nes. A su vez, Palladium ha co­mu­ni­cado este año la in­ver­sión de 18 mi­llones en la re­forma del Grand Palladium Lady Hamilton Resort & Spa.

Barceló, pio­nera en Dominicana, y que en 2013 mostró in­terés por en­trar en Jamaica con la compra del Ritz de Montego Bay no está pre­sente en un país en el que Ríu tiene 6 com­ple­jos; Grupo Excellence 4; Iberostar, 3; Grupo Piñero, Palladium y Fiesta, 2 casa una y Meliá, uno. El pa­sado abril, el mi­nistro de Turismo ja­mai­cano, Edmund Bartlet, re­co­nocía que España es uno de los grandes in­ver­sores en in­fra­es­truc­tura tu­rís­tica y ani­maba a más firmas a en­trar. “La in­ver­sión es­pañola re­basa el bi­llón de dó­lares y cerca del 10% de las ha­bi­ta­ciones de hotel son pro­piedad de em­presas es­paño­las”, dijo en­ton­ces.

Las es­pañolas se en­frentan en Jamaica a una ofen­siva de las ca­denas in­ter­na­cio­na­les, entre ellas me­xi­canas y do­mi­ni­ca­nas: en 2015, y mien­tras la az­teca GAP com­praba a Abertis la con­ce­sión del ae­ro­puerto Sangster de Montego, Karisma y la fa­milia Chapur anun­ciaban im­por­tantes in­ver­siones que se­guían a las rea­li­zadas en 2014 por Palace. Y no es la única com­pe­ten­cia: Jamaica es foco de in­ver­sión de grandes ca­denas de EEUU (principal emisor de tu­ristas a la Isla, con el 70%) como Marriott, AM Resorts, Hyatt o Hilton.

Con ser clave el tu­rismo, la pre­sencia es­pañola en Jamaica no se cir­cuns­cribe al sec­tor. El im­pulso a las re­no­va­bles está dando opor­tu­nidad a las firmas es­pañolas del sector en un país que tiene como meta elevar la con­tri­bu­ción de las ener­gías lim­pias al 20% en 2030. En 2014 Sofos inau­guró la mayor planta fo­to­vol­taica de Jamaica y un año des­pués Gamesa en­traba con la cons­truc­ción llave en mano del parque eó­lico Wigton III y Abengoa con­se­guía el con­trato para cons­truir la mayor planta de ciclo com­bi­nado del país por 188 mi­llo­nes.

Previamente, ACS y Abertis tu­vieron pre­sen­cia. Abertis, que en 2007 compró a ACS la con­ce­sión y ges­tión de ae­ro­puertos en la Isla y que par­ti­cipó en la am­plia­ción del de Montego Bay y ob­tuvo la con­ce­sión de su ex­plo­ta­ción, vendió su par­ti­ci­pa­ción en los ae­ro­puertos a GAP en 2015. FCC, pre­sente en el país y Aqualia pug­naron por un con­trato de desala­doras en un país donde están Global Exchange y Hospiten y donde Indra se ad­ju­dicó en 2014 un plan para re­mo­delar el apar­ca­miento del ae­ro­puerto de Kingston. Las firmas con pre­sencia in­ver­sora crearon en 2006 la Fundación España-Jamaica.

Artículos relacionados