Monitor de Latinoamérica

Macri inau­gura en sep­tiembre un evento sin pre­ce­dentes para captar ca­pi­tales

Argentina quiere regresar al mapa mundial de inversiones

Detallará planes por 130.000 mi­llones en su I Foro de Inversión y Negocios

Mauricio-Macri1.jpg
Mauricio Macri, Pte. de Argentina.

El pre­si­dente Macri ha ele­vado el in­terés de em­presas e in­ver­sores fo­rá­neos por re­gresar en un país clave en Latam, donde las prác­ticas del Gobierno kirch­ne­rista ha­bían aca­bado por des­alentar la en­trada de ca­pital ex­te­rior. El nuevo im­pulso, que cuenta con el res­paldo del in­versor ex­tran­jero mien­tras trata de li­diar con el alto dé­ficit pú­blico y la re­duc­ción de una abul­tada in­fla­ción pró­xima al 30%, ha anun­ciado nuevos pro­yectos y planes de in­ver­sión por 130.000 mi­llones de dó­la­res.

Estas oportunidades de negocio se concretarán en el I Foro de Inversión y Negocios de Argentina, que se celebrará del 12 al 15 de septiembre en Buenos Aires, un foro que inaugurará Macri y en el que participarán 2.000 empresarios, según la Agencia Argentina de Inversiones (AAI), entre ellos los líderes de Siemens, BP, Coca Cola, Dubai Inv., Citigroup, Unilever, JPMorgan, General Electric, Airbus y Toyota. Los proyectos para los que se busca inversión, y que pueden interesar a unas firmas españolas muy presentes en el país, tocan los sectores de energía, infraestructura, agricultura, tecnología y otros servicios.

En el foro se presentarán oportunidades por 20.000 millones para yacimientos e infraestructura de petróleo y gas no convencionales; por 20.000 millones para generación de 11GW en centrales térmicas e hidroeléctricas y 15.000 millones para 10GW en renovables. Asimismo, se detallarán proyectos por 15.000 millones en minería de litio, oro y cobre; de 25.000 millones en construcción de 25.000 kilómetros de vías y autopistas; de 20.000 millones en infraestructura de agua y de 15.000 millones en construcción de 10.000 kilómetros de vía férrea.

Durante el foro altos funcionarios del Gobierno compartirán las estrategias de la Administración en economía y detallarán las oportunidades inversoras. El evento incluirá conferencias y encuentros en sectores estratégicos para el crecimiento como petróleo, energía eléctrica y renovable, agronegocios, industria, servicios y minería. Para la AAI, el país “ofrece algunas de las oportunidades de inversión más interesantes de Latam en la próxima década, desde proyectos de largo plazo en infraestructura a planes de alto potencial de crecimiento en sectores industriales de servicios y tecnología”.

El foro escenifica el regreso de Argentina a los mercados globales tras las reformas de Macri y la emisión del primer bono internacional del país en 15 años. La idea del regreso al mundo de Argentina es el eje principal de Macri, que en ocho meses ha adoptado medidas liberalizadoras. La meta es lograr una inversión foránea anual de 25.000 millones y recolocar al país en el mapa mundial de inversión, tras una era kirchnerista en la que gran parte de la inversión era reinversión forzada por el cepo cambiario. La nueva Argentina ha acabado con las restricciones de capital y facilita la repatriación de beneficios.

Pese a que la situación dista de ser óptima y a que el país cerrará 2016 en recesión (-1% según el FMI y -1,5% según Cepal, frente a la expansión del 1,2% en 2015) el ministro de Hacienda, Prat-Gay es optimista sobre el futuro, en línea con unos entes internacionales que prevén un avance el PIB del 2,8% en 2017. “Lo más duro ya pasó”, dijo recientemente, tras desgranar las medidas adoptadas desde la asunción de Macri en diciembre: ajuste de tarifas; devaluación del peso tras la eliminación de controles cambiarios; mayor control de un déficit que se eleva aún al 7% del PIB; reducción de trabas e impuestos a importación y exportación; reformas en el INE para calcular el crecimiento y la tasa de IPC sin manipulación y el fin del conflicto con los acreedores externos.

Prat-Gay no se cansa de resaltar que la reinserción de Argentina en el mundo está ayudando a lograr los capitales que precisa la gestión de Macri para frenar la inflación e impulsar la actividad. “Argentina ha estado años estancada por falta de inversión, pero ya da signos positivos y volverá a crecer a fin de año gracias a la liberalización”, ha destacado, para subrayar la gran tarea de corregir 12 años de populismo. El ministro cree que la estanflación revertirá en el segundo semestre y que el IPC (3,1% en junio) habrá bajado el paso en julio. “Argentina vive un momento inmejorable para recibir inversión exterior. Los niveles de confianza en el Gobierno son los más altos en 11 años y Argentina vuelve a ser un país previsible y con seguridad jurídica para el inversor, dijo Prat-Gay recientemente, no sin recordar que el Gobierno está comprometido con el descenso gradual del déficit fiscal, producto del “despilfarro” del mandato anterior, y destacar que el plan de desarrollo productivo a diez años diseñado por Macri contiene una reforma tributaria y un vasto plan de infraestructuras.

Por ahora Argentina parece recobrar la confianza de los inversores, si bien los analistas creen que las grandes decisiones de inversión se darán a fines de 2016 o inicios de 2017. La IED creció en 2015, pero excpecionalmente, ya que en 2014 se contabilizó la nacionalización del 51% de YPF, que fijó una desinversión de 6.000 millones. España es el segundo inversor tras EEUU, con un stock de 8.000 millones y más de 300 empresas, si bien la inversión ha bajado en los últimos años y está lejos de la cota de 10.271 millones de 2007.

Artículos relacionados