Monitor de Latinoamérica

FMI y Cepal piden po­lí­ticas de apoyo a la in­ver­sión para re­co­brar el cre­ci­miento

Latam: dos años seguidos de recesión

Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador re­gis­trarán caída del PIB du­rante 2016

CEPAL
CEPAL

Tras casi dos dé­cadas pro­di­giosas a nivel re­gio­nal, en las que la eco­nomía tuvo fuerzas para ca­pear la crisis global (con la ex­cep­ción de 2009), Latam se ha des­fon­dado y tiene pocas ex­pec­ta­tivas de re­cu­pe­rarse de forma só­lida hasta 2020. Según el BID, la re­gión, víc­tima de fac­tores ex­ternos (caída de las ma­te­rias pri­mas, en­fria­miento chino, más duras con­di­ciones mo­ne­ta­rias en EEUU), debe rein­ven­tarse. No es sólo que en 2016 el área sume dos años de re­ce­sión y que cuatro eco­no­mías vean caer su PIB, sino que no cabe es­perar avance global de re­lieve hasta dentro de cuatro años.

El hecho de que el FMI, que acaba de rebajar una décima el crecimiento mundial en 2016 y 2017, al 3,1% y 3,4% por el “Brexit”, haya mejorado las expectativas de Latam para ambos años, reduciendo la contracción de este año al -0,4% y elevando el avance de 2017 al 1,6% (y retocando al alza las de Brasil), no varía la tendencia de fondo ni la necesidad de reorientar el rumbo.

De hecho, la Cepal es más pesimista y ha agrandado al 0,8% la contracción de 2016, que será superior al -0,5% de 2015. Tras indicar que el crecimiento depende de políticas que apoyen la inversión, ha instado a los países a movilizar de urgencia inversión pública y privada para promover la recuperación y a elevar la productividad. El organismo, que aboga por un nuevo modelo de coalición público-privada y políticas de incentivos para canalizar la financiación a metas de desarrollo, ha llamado a combatir evasión y elusión fiscal, que cifra en 340.000 millones de dólares (6,7 puntos del PIB regional en 2015.

Desde la recesión de 1990 (-0,5%), el área había crecido de forma ininterrumpida (y muy firme desde 2004) hasta la crisis, aunque con grandes variaciones por países. De hecho, lo hizo a sólidos ritmos del 5,4% en 2006 y del 5,8% en 2007, paso que se redujo al 3,9% en 2008. Y, aunque el impacto del vendaval económico causó en 2009 una caída del PIB del 1,2%, el área, mejor preparada para tiempos adversos que décadas anteriores, se recobró en 2010 (6,2%) y fue hasta 2013 una de las locomotoras globales, con tasas del 4,6% en 2011 y avances inferiores pero firmes del 2,9% y 2,8% en 2012-13.

Sin embargo, a mitad de ese último año el enfriamiento comenzó a dejarse notar. Las malas noticias se vislumbraron en 2014, cuando el PIB avanzó apenas el 1,1%, y se concretaron en 2015 con un decrecimiento de entre el 0,1% y el 0,5% (según los diferentes entes multilaterales) que tendrá continuidad este año, en el que Brasil, Argentina, Venezuela y Ecuador acusarán recesión. Cuatro países que se convierten en seis de sumar las caídas en Surinam (-4%) y Trinidad y Tobago (-2,5%) en un año en el que Dominicana, Panamá, Nicaragua, Bolivia y Costa Rica liderarán el crecimiento.

Brasil caerá el 3,3% este año según el FMI y el 3,5% según Cepal, por debajo del 3,8% de 2015. El Fondo señala ahora que Brasil no se estancará en 2017, sino que avanzará el 0,5%. México avanzará el 2,5% según el FMI y el 2,3% según la Cepal, y el 2,6% en 2017 (2,5% de 2015). Colombia se desacelerará del 3,1% al 2,5% según el FMI y al 2,7% según Cepal este año antes de repuntar al 3% en 2017. En Chile el crecimiento bajará del 2,1% al 1,5%-1,6% y volverá al 2,1% en 2017. Y Perú avanzará entre el 3,7% y el 3,9%, frente al 3,3% de 2015, para mejorar al 4,1% el ejercicio que viene.

Argentina no enderezará el rumbo este año: se contraerá el 1% según el FMI y el 1,5% según Cepal, frente a la expansión del 1,2% en 2015, pero crecerá el 2,8% en 2017. Venezuela caerá un 8%, tras el 5,7% en 2015 y el 4,5% en 2017, sumando cuatro años de recesión (-3,9% en 2014). Ecuador bajará el 4,5% este año según el Fondo y el 2,5% según Cepal y el 4,6% el próximo, tras el 0% de 2015 y el 3,7% de 2014. Bolivia crecerá el 3,8% (cifra que Cepal sube al 4,5%) y el 3,5% en 2017 (4,8% en 2015). Paraguay avanzará el 2,8%-2,9% este año y el 3,2% el que viene (3% en 2015) y Uruguay pasará del 1,5% al 1,4% en 2016 (0,5% para Cepal) y remontará al 2,6% en 2017.

Panamá liderará el crecimiento, según el FMI, pero no según Cepal, que da el primer lugar a Dominicana: avanzará entre el 5,9% y el 6,1% este año y el 6,4% en 2017 (5,8% en 2015). Costa Rica se expandirá el 4,2%-4,3% en 2016 y 2017 tras el 3,7% de 2015 y Guatemala, repetirá un 4% este año según el FMI y bajará al 3,5% según Cepal, para crecer el 3,9% en 2017. Para Nicaragua (4,7% en 2015) se prevé en 2016 un avance del 4,5% y del 4,3% en 2017 y Honduras lo hará al 3,4%-3,5% y al 3,7% el año que viene (3,6% en 2015). El Salvador progresará el 2,3%-2,5% en 2016 y el 2,6% en 2017 (2,4% en 2015) y Dominicana, entre el 5,4% y el 6% este año ( 7% en 2015) y el 4,5% en 2017. Cuba bajará el paso al 1% este año, tras crecer el 4,3% en 2015, primer año del deshielo con EEUU.

Como en 2015, este año el crecimiento tendrá fuertes diferencias. Sudamérica, especializada en producción de bienes primarios y con mayor integración comercial con China, caerá el 2,1% y Centroamérica avanzará el 3,8%.

El pasado abril, el BID advirtió que Latam crecerá hasta 2020 a un ritmo medio anual del 1,7%, menos de la mitad del 4% de la década 2003-13, por lo que juzga urgente invertir en infraestructuras y adoptar reformas fiscales profundas. Como otros organismos, aprecia una mayor debilidad de la inversión y de la demanda interna. De hecho, el consumo, motor de la expansión en años recientes, crecerá el 2,3% en 2016, frente al poderoso 6,6% de 2015, según el estudio Road Trip Latam 2016 de Kantar Worldpan.

Artículos relacionados