Monitor de Latinoamérica

El Gobierno de Perú ultima las medidas para los primeros 100 días de gestión

Empleo y más seguridad ciudadana, ejes de PPK

El nuevo Ejecutivo se marca como objetivo formalizar la economía peruana

Ubicacion y demografia del Peru
Los peruanos se preparan para PPK.

Investido como presidente del Perú el 28 de julio, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se ha marcado dos metas clave para sus primeros 100 días de gobierno: impulsar el crecimiento y combatir la creciente inseguridad ciudadana, dos de las mayores inquietudes de los peruanos. Con una favorable acogida en los mercados, el gran reto de PPK será superar la traba que plantea su minoría en el Congreso, donde el fujimorismo tiene el control (73 escaños de 130) y podría entorpecer su gestión y las reformas que tiene en mente.

Tras ganar por apenas 40.000 votos a Keiko Fujimori, PPK ade­lantó que en sus pri­meros días de ges­tión pre­sen­taría un pro­yecto de 3-4 leyes fun­da­men­tales en se­gu­ri­dad, im­pues­tos, pymes y ser­vi­cios que pu­dieran ser im­ple­men­tadas in­me­dia­ta­mente. Y, en caso de no tener un mí­nimo apoyo en el Congreso, ase­guró que pro­mo­vería el desa­rrollo de 10 pro­yectos em­ble­má­ti­cos, entre ellos, la cons­truc­ción del Gasoducto del sur, la línea 2 del metro de Lima y una se­gunda pista en el ae­ro­puerto in­ter­na­cional Jorge Chávez de Lima, además de des­trabar la mul­titud de pro­yectos mi­neros pa­ra­li­zados desde hace años.

PPK y su primer mi­nis­tro, Fernando Zavala, han anun­ciado que el nuevo Gobierno de­di­cará las pró­ximas se­manas a afinar los de­ta­lles de una ges­tión que en­fa­ti­zará el tra­bajo con las re­giones para al­canzar la “revolución so­cial” que se quiere para Perú, además de crear un sector pú­blico más efi­ciente y me­jorar Justicia y edu­ca­ción.“El país de­manda cam­bios in­me­diatos y que­remos re­solver rá­pi­da­mente los pro­ble­mas”, dijo Zavala, quien apuntó que habrá acer­ca­miento al fu­ji­mo­rismo para poder aprobar las inica­tivas más im­por­tan­tes.

Consciente de que la se­gu­ridad es uno de los graves pro­ble­mas, el mi­nistro del Interior, Carlos Basombrío, ha anun­ciado “medidas du­ras” contra la in­se­gu­ridad ciu­da­dana, dentro de un plan de 29 me­di­das. “La si­tua­ción está muy mal y si nos des­cui­damos em­peo­ra­rá”, in­dicó.

Ya se han puesto en marcha una nueva lista de de­lin­cuentes bus­ca­dos, la apli­ca­ción ma­siva del plan de re­com­pensas para cap­tura de cri­mi­nales y el au­mento de po­li­cías en la ca­lle, dentro de un plan de se­gu­ridad que in­cluirá una es­tra­tegia para frenar la ex­tor­sión, el im­pulso al diá­logo entre Poder Ejecutivo y Judicial en la lucha contra el crimen y el com­bate al crimen or­ga­ni­zado y la co­rrup­ción.

Una de las pro­mesas in­cum­plidas por los úl­timos go­biernos ha ido re­ducir la de­lin­cuencia y hay una gran de­manda ciu­da­dana en este ám­bito ante la alta ola de cri­mi­na­li­dad.

En Sanidad, PPK, además de am­pliar el ho­rario de aten­ción de los hos­pi­ta­les, tra­tará de llevar de forma efec­tiva el ser­vicio de salud a las áreas más ale­ja­das. Y en el ám­bito la­boral se deja abierta la po­si­bi­lidad de fijar el primer Código de Trabajo y se dará prio­ridad a crear un se­guro de des­em­pleo, fijar un re­ajuste pe­rió­dico de la Remuneración Mínima Vital y re­lanzar la pro­mo­ción del em­pleo.

Aunque la eco­nomía no sufre la gran des­ace­le­ra­ción de sus ve­ci­nos, una de las in­quie­tudes de PPK es el cre­ci­miento. Aunque el PIB avanzó al 3,2% en 2015 y se prevé 3,7% para 2016, ha re­du­cido el paso (hasta 2013 fue de media el 6,5%). El nuevo Gobierno quiere que la eco­nomía re­cobre el im­pulso y está preo­cu­pado con la in­ver­sión pri­vada, que suma cinco se­mes­tres de re­ce­sión. Y prio­ri­zará baja de im­pues­tos, apoyo a las pymes e im­pulso a la in­ver­sión.

Muestra de que la eco­nomía es clave, la cú­pula del Gobierno está for­mada por eco­no­mis­tas: PPK, el primer mi­nistro Zavala y el ti­tular de Finanzas, Alfredo Thorne, que ya di­seña un plan para re­lanzar el cre­ci­miento con in­cen­tivos a la in­ver­sión, la for­ma­li­za­ción de la ma­yoría de las cen­te­nares de miles de pymes que operan fuera del sis­tema y la re­duc­ción de im­puestos al con­sumo.

Por ahora, se busca ace­lerar el cre­ci­miento con una mezcla de mayor gasto pú­blico y re­corte fis­cal, y ya se ha en­viado un primer pro­yecto de ley: un plan para cam­biar la tra­yec­toria fiscal y hacer esa po­lí­tica más ex­pan­siva para elevar el pre­su­puesto en 18.000 mi­llones de soles en tres años.

Thorne quiere margen para hacer re­formas que creen cre­ci­miento a largo. En car­tera tiene bajar en tres años el Impuesto General a Ventas del 18% al 15% para am­pliar re­cau­da­ción y nú­mero de con­tri­bu­yen­tes.­Per­si­gue, ade­más, “formalizar una eco­nomía al­ta­mente in­for­mal”, ya que el país “corre un riesgo po­lí­tico si co­existen una eco­nomía formal y otra in­formal fuera de la ley. Hay que in­cor­porar al mi­nero ile­gal, al tra­ba­jador in­for­mal, a los pe­queños ne­go­cios al sis­tema. Es una re­forma di­fícil pero ne­ce­saria para in­dus­tria­li­zar­nos”, ha di­cho.

Por otro lado, PPK, que ha man­te­nido a Julio Velarde al frente del Banco Central de Reserva, como los úl­timos pre­si­den­tes, ya ha anun­ciado la re­es­truc­tu­ra­ción de Petroperú, de­jando claro que no será pri­va­ti­zada. Asimismo, y preo­cu­pado por la cap­ta­ción de IED, ha de­ci­dido el re­di­seño de ProInversión para con­ver­tirla en banco de pre-­pro­yec­tos, en­car­gado de sis­te­ma­tizar el co­no­ci­miento de pro­yectos y de rea­lizar los es­tu­dios pre­vios.

Sobre el Gobierno pe­sará un tema que po­dría ser clave en su re­la­ción con la opo­si­ción: la nueva pe­ti­ción de in­dulto del ex pre­si­dente Alberto Fujimori. PKK se ha ma­ni­fes­tado en con­tra, pero sabe que fa­ci­li­taría su tarea en el Congreso.

Artículos relacionados