DESDE EL PARQUET

MasMóvil tiene un interesante recorrido

La ca­rrera de ad­qui­si­ciones que está desa­rro­llando MasMóvil (MM) ha ge­ne­rado un fuerte im­pulso en los ne­go­cios de la ope­ra­dora, que se con­so­lida en el cuarto puesto del sector es­pañol, otor­gando a sus tí­tulos un cre­ciente atrac­tivo a medio plazo.

En los últimos 10 años, el grupo ha experimentado un crecimiento prácticamente exponencial, pero ha sido en el curso de los últimos 12 meses cuando su estructura ha experimentado una transformación completa, pues además de pasar de operador virtual a se ha convertido en el cuarto operador integrado.

Desde que hace casi un año alcanzó un acuerdo con Orange para adquirir la red de fibra óptica desplegada por Jazztel, de la que esta última compañía debió desprenderse tras ser adquirida por la filial del operador francés, acuerdo que posteriormente aprobó la Comisión Europea a mediados del pasado octubre, la operadora ha registrado un cambio meteórico, obteniendo acceso por fibra a más de 700.000 hogares y a más de 18 millones de inmuebles por ADSL. Esta operación supuso la compra de 13 centrales situadas en cinco de las mayores ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga).

Posteriormente, a finales del pasado abril, MM alcanzó un acuerdo con los responsables de PepePhone (con más de 500.000 clientes) para la adquisición de todos los activos y filiales de este grupo. Y, finalmente, el pasado junio alcanzó un acuerdo con los accionistas de Xfera (Yoigo), que se espera sea autorizado por Competencia en el último trimestre del año, con el que se consolida como el cuarto operador español. Unas operaciones con las que ha crecido cuantitativa y cualitativamente, hasta convertirse en operador integrado, con redes propias e implantación nacional.

Los expertos de BekaFinance, tras considerar las últimas inversiones de MM, así como la financiación de las operaciones descritas, señalan que la deuda neta del grupo pasará de ser de unos 43 millones de euros al cierre de 2015 (3,58 veces Ebita proforma), a alcanzar un máximo en 2018 de 791 millones (4,5 veces Ebitda), aunque buena parte de esa deuda (330 millones serán convertibles (sin ello la ratio deuda/Ebitda sería de 2,65 veces).

Los analistas de Beka considerán atractivos los múltiplos a medio plazo de MasMóvil. Explican que el ratio EV/Ebitda estimado para 2017, cuando las operaciones de PepePhone y Yoigo estén integradas, es de 8,5 veces y bajará significativamente en los años siguientes, a media que se realizan las sinergias.

El valor opera en el entorno de 20,5 euros y en el año acumula un retroceso del 7%, si bien algunos inversores consideran que es una oportunidad de cara a los próximos años.

Los analistas de BekaFinance han iniciado su cobertura y recomiendan a sus clientes comprar estas acciones para las que calculan un precio objetivo de 25,60 euros.

Artículos relacionados