TENDENCIAS DEL DINERO

Turquía quita el sueño a FG

Sabadell y Bankia: la Bolsa marca la di­fe­rencia

Francisco Gonzalez, ex presidente de honor del BBVA
Francisco Gonzalez, presidente del BBVA

Pese a todos los apoyos in­ter­na­cio­nales re­ci­bidos por Erdogan, tras el fa­llido golpe de es­tado del 15 de ju­lio, la si­tua­ción se com­plica de­bido a la du­rí­sima reac­ción del pre­si­dente turco, que ha in­tro­du­cido al país eu­ro­asiá­tico en una di­ná­mica pe­li­grosa que puede ter­minar por com­plicar su eco­nomía y con ello a las em­presas in­ter­na­cio­nales allí es­ta­ble­ci­das, como el BBVA, ac­cio­nista ma­yo­ri­tario (40%) y con plenos po­deres sobre el primer banco del país, el Garanti.

Hoy la situación en Turquía resulta altamente inflamable y si no es por un conflicto con Rusia, tras derribar a uno de sus aviones, es por un acuerdo con la UE sobre refugiados fuertemente contestado por buena parte de los ciudadanos europeos o por la disposición de Erdogan a modificar la actual Constitución para legitimar la pena de muerte con la que represaliar a los golpistas.

Lo cierto es que el incremento de la inestabilidad política en el país y el deterioro de los fundamentales macro (el déficit por cuenta corriente se sitúa en torno al -4,5% y la inflación supera el 7,6%) están propiciando un aumento de la volatilidad y del riesgo percibido sobre el país que impactará negativamente sobre la cotización de BBVA a corto plazo.

La situación en la que está sumergida Turquía quita el sueño al presidente del banco español, no en vano Turquía representa en torno al 14,0% del beneficio neto actualizado (BNA) y el 12,3% de los activos totales del banco.

Sabadell y Bankia: la Bolsa marca la diferencia

La morosidad bancaria continúa dando signos de mejora, en un entorno marcado por el desapalancamiento de los hogares y de las empresas, como lo demuestra que el saldo de dudosos en mayo experimentara una caída del 18,3% hasta 121.865 millones cuando el crédito al sector privado ese mismo mes descendió un 5,2% en mayo hasta 1.231.716 millones de euros.

Bajo esta premisa, Banco Sabadell y Bankia fueron las primeras entidades financieras en presentar los resultados del semestre, aunque la Bolsa española reaccionó de forma completamente opuesta a los datos que hicieron públicos sus respectivos máximos ejecutivos

Los resultados del banco catalán no gustaron a los inversores y pusieron nota a las cuentas ofrecidas: fuerte caída de 7,4 puntos hasta 1,19 euros. Sabadell obtenía un beneficio de 425 millones de euros, lo que supone un incremento respecto al año anterior del 20,7%, aunque si no se tiene en cuenta la aportación a las cuentas del adquirido banco británico TSB, las ganancias disminuyen un 20,6% hasta los 280 millones. Y todo ello, pese a que el ratio de morosidad (6,83%) se encuentra en su nivel más bajo desde principios de 2012.

Todo lo contrario ocurría con los resultados de Bankia que, pese a presentar un beneficio de 481 millones, un 13,4% menos que en el mismo periodo del año anterior, debido a la desconsolidación de City National Bank (CNB) de Florida tras su venta en 2015, la depreciación de los bonos de Sareb y la bajada de los tipos de interés, lideraba las subidas del Ibex 35 con un repunte del 3,07%, hasta los 0,703 euros.

Descontado del beneficio del año pasado la aportación de CNB, el resultado caería un 8,7% aunque, si se comparan trimestres estancos, el beneficio del segundo trimestre de 2016 alcanza los 245 millones de euros, mejorando en un 3,5% el resultado logrado en el primer trimestre de este año, contradiciendo así los vaticinios del consenso del mercado.

Artículos relacionados