LA SEMANA BURSÁTIL

Los 8.885 puntos, la Fed, el BOJ y los resultados

El mer­cado no ter­mina de aban­donar la fase la­te­ra­l-­ba­jista, que arrastra en las úl­timas se­ma­nas, y ello pro­voca cierta des­con­fianza, que ex­plica por qué al­gunos in­ver­sores de cierto re­lieve hayan in­cre­men­tado el grado de li­quidez de sus car­te­ras. El pa­no­rama sigue in­cierto, pues, aunque el BCE man­tiene abierta la puerta a nuevos es­tí­mu­los, se ha su­mado a la es­tra­tegia de ‘esperar y ver’ desa­rro­llada en las úl­timas reuniones de sus co­le­gas, la Fed y el Banco de Inglaterra.

Los bancos centrales quieren tener más información sobre el impacto de la salida de Reino Unido de la UE antes de mover ficha, una actitud que es valorada positivamente por un sector del mercado, que considera un alivio que guarde la munición para momentos peores mientras que otro sector se siente desilusionado, pues interpreta que ni las autoridades monetarias saben a qué carta quedarse.

Y, sin catalizadores a la vista, los temores a las consecuencias del brexit y a las de la crisis de la banca italiana siguen generando presiones bajistas a este lado del Atlántico. Ha sido todo un mazazo comprobar que la confianza empresarial alemana (ZEW) cayó en julio hasta su registro más bajo desde 2012, una de las primeras muestras de incertidumbre generadas por el resultado del referéndum británico. Y en esta misma línea se interpretaron, como un anticipo, los últimos datos de los PMI de Reino Unido, que se descolgaron por debajo de la barrera de 50 puntos. Pero, en general, el entorno se ha complicado y la cautela ha aumentado impulsada por nuevas muestras de inestabilidad política en varios países, al tiempo que resurge el sentimiento de que no se mitigan los riesgos que pesan sobre la economía global, lo que constituye un freno para la inversión y, por tanto, para la evolución de la renta variable.

Buena prueba de la escalada de los recelos, la proporcionó el hecho de que incluso, tras los recientes máximos neoyorquinos, se haya puesto en tela de juicio el potencial alcista de Wall Street. Algo complicado de entender, tras los excelentes datos inmobiliarios publicados en los últimos días, así como la positiva evolución del PMI manufacturero de julio, que ha alcanzado el nivel más elevado desde el pasado octubre.

En el mercado español, el panorama, en principio, seguirá incierto mientras el Ibex 35 no supere el nivel ‘pre-brexit’ (8.885,30 puntos), cuya perforación es imprescindible para iniciar una recuperación convincente. Hasta ahora, el selectivo ha logrado consolidarse por encima de los máximos del pasado 24 de junio (8.360 puntos) y acaricia la barrera de 8.600 puntos, pero, presionado por el elevado peso del sector bancario, no ha conseguido cerrar el hueco bajista que abrió, hace ya un mes, con el resultado del referéndum británico. Mientras un sector del mercado, que ve la botella medio vacía, manifiesta que no hay argumentos que justifiquen un rebote, otro sector considera que los últimos brotes de pesimismo remitirán en cuanto concluya la consolidación de niveles en Wall Street.

En los próximos días, la reunión de julio de la Fed será una de las citas clave, pese a que no se espera que adopte cambios en los tipos, hay expectación ante el mensaje que remita al mercado Janet Yellen. Respecto a la reunión del Banco del Japón, aunque se han rebajado algunas expectativas, se da por descontado que adoptará nuevas medidas de estímulo. En cualquier caso, el mayor interés será acaparado por la publicación de diversos datos macro de confianza, ya que constituirán un test sobre el impacto en los consumidores y en las empresas de las últimas escalada de incertidumbres. También serán reveladores los datos de los PIB del segundo trimestre de la Eurozona, EEUU y RU, que se conocerán estos días, junto a multitud de resultados empresariales, así como los ‘tests de stress’ de la banca europea.

El lunes, en la Unión Europea, se publicará el índice de clima empresarial del Instituto IFO de julio en Alemania. El martes, en Japón, se conocerá la balanza comercial de junio. Y, en Estados Unidos, se harán públicos el índice de precios de viviendas de S&P/Case-Shiller en mayo, índice PMI de servicios de julio, confianza del consumidor de The Conference Board en julio y venta de nuevas viviendas en junio.

El miércoles, en la Unión Europea, se dan a conocer el índice GfK de clima del consumidor de Alemania en agosto, las ventas minoristas de Alemania en junio, los índices de confianza del consumidor de julio en Francia y en Italia, la masa monetaria (M3) de la Eurozona en junio y el PIB del segundo trimestre de Reino Unido. A su vez, en EEUU, aunque la atención será acaparada por el mensaje de Janet Yellen, tras concluir la reunión de la Fed, se harán públicos los pedidos de bienes duraderos y las ventas pendientes de viviendas, ambos de junio.

El jueves, en la UE, se publicarán las tasas de paro de España en el segundo trimestre y de Alemania en junio, además se conocerán el sentimiento económico, el clima empresarial y la confianza del consumidor de la eurozona en julio, así como el IPC armonizado de Alemania en julio. Por su pate en EEUU, se dan a conocer las solicitudes de subsidios de desempleo cursadas la semana anterior. Finalmente el viernes, día en el que el Banco Central del Japón (BOJ) revisará su política monetaria y anunciará sus previsiones económicas, se darán a conocer los siguientes indicadores nipones: la producción industrial de junio, el IPC de junio y las ventas minoristas del mismo mes. En la UE, además de que la EBA dará a conocer los ‘tests de stress’ de la banca europea, se harán públicos la confianza del consumidor de Reino Unido en julio, el PIB de Francia del segundo trimestre, el IPC armonizado de Francia en julio, las tasas de paro de la Eurozona y de Italia en junio, la balanza por cuenta corriente de España en mayo, los IPCs armonizados de la Eurozona, de España y de Italia en julio y los PIB de la Eurozona, de España y de Francia en el segundo trimestre. A su vez, en Estados Unidos, se publicarán el PIB del segundo trimestre, el índice de costes laborales del segundo trimestre, el índice de los jefes de compras de Chicago en julio y la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan en julio.

##Resultados empresariales:

Entre las sociedades europeas que publican sus cuentas trimestrales esta semana destacan, el lunes: Philips; el martes: Applus y LVMH; el miércoles: Acerinox, Banco Santander, Basf, Bayer, Deutsche Bank, Deutsche Boerse, DIA, Ebro Foods, Endesa, Gamesa, Gas Natural, GlaxoSmithKline y Mediaset España; el jueves: AENA, BNP, Carrefour, Credit Suisse, Danone, Europac, Ferrovial, Grifols, L'Oreal, Mapfre, NH, Red Eléctrica, Renault, Repsol, Royal Dutch Shell, Telefónica, Total, Viscofán y Volkswagen; el viernes: Abertis, Acciona, ACS, Amadeus, ArcelorMittal, Banco Popular, Barclays, BBVA, BME, Caixabank, FCC, IAG, Indra, OHL, Sanofi y Técnicas Reunidas.

En EEUU, por su parte, destacan, el lunes: Texas Instruments; el martes: 3M, Apple, Baxter, Caterpillar, Du Pont, Eli Lilly, McDonalds y Twitter; el miércoles: Altria, Boeing, Coca-Cola y Facebook; el jueves: Amazon, Dow Chemical, Ford, Google, Mastercard y Phillips; el viernes: Chevron, Exxon, Merck y United Parcel.

Artículos relacionados