DESDE EL PARQUET

Meliá, ahora candidato al Ibex 35

Meliá Hotels se per­fila como fa­vo­rito, entre los va­lores ba­ra­jados por los in­ver­so­res, como po­si­bles sus­ti­tutos de FCC en el Ibex 35, si fi­nal­mente, a la vista del re­sul­tado de la opa de Carlos Slim, el Comité Asesor Técnico de los ín­dices Ibex (CAT) de­cide su ex­clu­sión, en la reunión que ce­le­brará el pró­ximo día 27.

Según comentan varios inversores, las acciones de Meliá cuentan actualmente con un interesante potencial alcista, puesto que la compañía está cumpliendo satisfactoriamente su hoja de ruta, teniendo previsto cerrar en el año entre 20 y 25 contratos de gestión y abrir, seguramente, otros tantos establecimientos hoteleros.

Señalan que el grupo sigue avanzando en el reposicionamiento de hoteles domésticos y apostando en su expansión internacional por establecimientos Premium, tanto en segmento vacacional como urbano. Recuerdan que entre los objetivos figura incrementar la presencia internacional, sin grandes inversiones, es decir, elevando, fundamentalmente, el peso de los hoteles en régimen de gestión desde el 58% actual hasta el 67%, porcentaje que en el segmento exclusivo (upscale) se ampliará desde el 36% actual hasta un 45%. Una estrategia que, unida a la reducción de deuda y política de reducción de costes, está dando excelentes resultados en los últimos meses, como reflejaron los resultados del primer trimestre.

En este entorno, las expectativas de cara a próximos trimestres son prometedoras, máxime teniendo en cuenta la satisfactoria evolución que muestra el turismo doméstico, así como la mayor afluencia de turismo internacional, en parte como consecuencia de la inestabilidad sociopolítica de muchos destinos alternativos del norte de África, que está teniendo un gran impacto, fundamentalmente, en la demanda hacia Canarias. Además, no se estima que el ‘brexit’ tenga a corto plazo ningún impacto digno de interés. Unos factores que permiten prever importantes crecimientos del RevPar (ingreso por habitación disponible) en 2016. La compañía calcula que el RevPar crecerá en torno a un dígito alto y ciertos inversores opinan que el incremento se aproximará a los dos dígitos.

El valor, con un precio objetivo en el entorno de 13 euros, opera ligeramente por encima de 10 euros y en el año retrocede un 16,2%.

Artículos relacionados