DESDE EL PARQUET

Acciona y la zona de resistencia

Acciona gana pro­ta­go­nismo y está re­cu­pe­rando po­si­cio­nes. Ciertos in­ver­sores es­timan que su co­ti­za­ción arrastra un con­si­de­rable re­traso, ya que cal­culan su precio ob­je­tivo por en­cima de 80 eu­ros, ale­jado de sus ni­veles ac­tua­les.

Opinan que, aunque la división de energía en los primeros meses acusó la caída de los precios eléctricos en España, lo que mermó sus ingresos, las restantes divisiones ha mejorado lo que hace contemplar con optimismo los próximos trimestres, en los que no se descarta anuncien alguna operación corporativa de las que baraja el mercado.

En las dos primeras sesiones de esta semana, primero los rumores de refinanciación de deuda y después la confirmación de que sus responsables se disponían a firmar una novación del sindicado bancario firmado en marzo de 2015, por un importe de 1.800 millones de euros, han animado la cotización.

En esta novación, según remitió la compañía a la CNMV, se amplía el importe del tramo del préstamo en 400 millones de euros, pasando a ser su nuevo importe de 760 millones de euros.

El importe del tramo de crédito, de 1.440 millones de euros, no se modifica, con lo que el importe total del sindicado se eleva hasta 2.200 millones de euros, al tiempo que se extiende en 5 años el plazo, con lo que el nuevo vencimiento tendrá lugar en julio de 2021. Además, se reduce el ‘spread’ sobre el Euribor sensiblemente.

Desde luego, se trata de una buena noticia, que, al margen de su repercusión financiera, pone de relieve la confianza que trasmite el grupo a los financiadores, en momentos un tanto complicados. Los analistas de Bankinter estiman que esta novación supondrá un ahorro de unos 10 millones anuales, lo que equivaldría a un 4% de su beneficio antes de impuestos estimado para 2016.

Por su parte, los expertos de Norbolsa explican que los 400 millones, en los que se incrementa el sindicado, se destinarán a amortizar financiación de antiguos proyectos de plantas termosolares. Opinan que la notica es positiva, puesto que mejora la estructura financiera de Acciona, si bien les preocupa que los bajos precios del ‘pool’ y la mayor inversión lleven el ratio deuda neta/Ebitda por encima de 4,5 veces que es el objetivo límite de la compañía.

Los títulos de Acciona se han recuperado del grueso del varapalo que acompañó al ‘brexit’ y, tras lograr perforar la zona de 66 euros, se preparan para hacer lo propio con la de 67 euros como primer paso para superar los 67,9 en que operaban antes de conocerse el resultado del referéndum británico.

Artículos relacionados