Monitor del Seguro

Las aseguradoras optan por acuerdos a la espera del ‘baile’ de fusiones

¿Mejor alianzas que compras?

El objetivo es entrar en nuevos ramos e incrementar la capacidad de distribución

Edificio de Mapfre
Edificio de Mapfre

A finales de 2015, en España había 264 aseguradoras, según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), frente a las 275 de un año antes. Esta reducción es el resultado de dos nuevas autorizaciones (una de ellas fruto de la escisión parcial de dos entidades previamente inscritas en el registro y la otra es una nueva sociedad del ramo de Vida) y de la cancelación de la inscripción en el registro administrativo de otras 13 compañías, 11 de ellas debido a un expediente de fusión y otras dos por expediente de cesión.

A su vez, de las 264 en­ti­dades re­gis­tra­das, 19 están en pro­ceso de li­qui­da­ción y otras cinco pen­dientes de can­ce­la­ción, cuatro de­bido a pro­cesos de fu­sión y una más como con­se­cuencia de una ce­sión total de la car­tera. En de­fi­ni­tiva, al fi­nal, de esas 264 solo 240 es­taban ope­ra­ti­vas. En 2014, eran 255.

Estos datos mues­tran que se ha pro­du­cido una re­duc­ción del sec­tor, ¿pero a esto se re­fe­rían los prin­ci­pales in­ter­lo­cu­tores de la in­dus­tria cuando pro­nos­ti­caban el inicio de un pro­ceso de con­cen­tra­ción del que sur­gi­rían opor­tu­ni­dades para crecer de forma no or­gá­nica? Obviamente no. Este des­censo se debe más bien a la propia iner­cia. Ni Solvencia II ni el es­tre­cha­miento de los már­genes como con­se­cuencia de fac­tores tan di­versos como la re­duc­ción de pre­cios por la com­pe­ten­cia, el Baremo de Autos o la mayor si­nies­tra­lidad por la me­jora eco­nó­mica ha pro­vo­cado, de mo­mento, ese ‘baile’ de fu­siones y com­pras que es­pe­raba, y to­davía es­pera, el sec­tor.

Parecía que el am­biente se ani­maría este año, sobre todo des­pués de que en abril Catalana Occidente anun­ciara la compra de Previsora Bilbaina, la pri­mera ad­qui­si­ción rea­li­zada desde la en­trada en vigor de las nuevas normas de ca­pi­tal. Con esta ope­ra­ción Catalana Occidente se con­so­lidó como una de las en­ti­dades lí­deres en Decesos (5ª po­si­ción), uno de los ramos más ren­ta­bles del se­guro es­pañol.

Sin em­bargo, fi­nal­mente esa ha sido la única ope­ra­ción de con­cen­tra­ción sig­ni­fi­ca­tiva que se ha rea­li­zado en el primer se­mestre del ejer­cicio re­cién ce­rrado. Aunque sí que se están pro­du­ciendo otro tipo de mo­vi­mien­tos, pasos más si­gi­lo­sos, menos lla­ma­ti­vos, pero tam­bién muy efi­caces a la hora de con­tri­buir al cre­ci­miento, a la en­trada en nuevos ra­mos, a la di­ver­si­fi­ca­ción del ne­go­cio, y al au­mento de la ca­pa­cidad de dis­tri­bu­ción: las alian­zas. Una es­tra­te­gia, ade­más, es­pe­cial­mente in­tere­sante si se tiene en cuenta que con Solvencia II hay que tener mucho cui­dado con las com­pras de­bido al tra­ta­miento que se da al fondo de co­mer­cio.

En esta pri­mera parte del año po­demos en­con­trar va­rios ejem­plos de este tipo de acuer­dos. Uno de ellos, el fir­mado hace menos de un mes entre AXA y DKV para la co­mer­cia­li­za­ción de se­guros de Decesos (otra vez Decesos). Jean-Paul Rignault, CEO de AXA, co­men­taba tras la rú­brica de la alianza que per­mi­tirá a la com­pañía “complementar nuestra oferta ase­gu­ra­dora, me­jorar la pro­xi­midad a los clientes e in­tro­du­cirnos en nuevos mer­cados con­tando con un socio de gran ex­pe­riencia y ca­lidad en España”. Y por su parte, el CEO de DKV, Josep Santacreu, re­co­nocía que esta alianza su­pone un paso im­por­tante por la gran red co­mer­cial y pro­yec­ción in­ter­na­cional de AXA.

Las alianzas no solo las están pro­ta­go­ni­zando las grandes com­pañías del ran­king. Un poco an­tes, en abril, fueron Metrópolis y Fiatc las que lle­garon a un acuerdo de dis­tri­bu­ción. Esta vez en el ramo de Salud, que junto al de Decesos es uno de los más atrac­tivos y más de moda. En esta oca­sión, el con­venio per­mite a Metrópolis in­cor­porar a su car­tera este tipo de pro­ductos mien­tras que Fiatc gana ca­pa­cidad de dis­tri­bu­ción.

En otros casos lo que se ha hecho es pro­fun­dizar en alianzas ya con­so­li­da­das, como la que man­tienen Santalucía y Pelayo. Desde hace más de 10 años Santalucía co­mer­cia­liza los se­guros de Autos de Pelayo. Y ahora, ambas en­ti­dades acaban de anun­ciar que el acuerdo se am­plía, y a partir de este mo­mento Pelayo pone a dis­po­si­ción de sus clientes el se­guro de Asistencia Senior a primar única y el se­guro de Asistencia Familiar iPlus de Santalucía.

Estos mo­vi­mientos de­mues­tran que a falta de opor­tu­ni­dades de com­pra, buenas son las alian­zas; y sobre todo, que el sec­tor, lejos de estar pa­rado, se mueve, sin hacer ruido, pero se mueve. También ponen de ma­ni­fiesto la am­bi­ción y el deseo de cierta ex­pan­sión, por lo que si se dan las cir­cuns­tan­cias ade­cua­das, entre ellas la des­apa­ri­ción de la in­cer­ti­dumbre po­lí­tica, es po­sible que el ‘baile’ pueda co­men­zar.

Artículos relacionados