DESDE EL PARQUET

AENA puede elevar sensiblemente el dividendo

Los re­sul­tados de AENA van a me­jorar sen­si­ble­mente en este ejer­ci­cio, gra­cias a una sen­tencia del Tribunal Supremo que per­mi­tirá re­vertir va­rias pro­vi­sio­nes, que se es­tima ge­ne­rará un in­cre­mento de, al me­nos, un 25% en el re­sul­tado pre­visto para 2016.

Esta mejora de los resultados se traducirá, a su vez, en un fuerte incremento del dividendo, habida cuenta de que el ‘payout’ de la compañía es del 50%.

El mercado recibió favorablemente la sentencia del Tribunal Supremo a favor de la tesis de AENA, relativa a desestimar el recurso interpuesto por varios expropietarios de terrenos expropiados para la expansión del Aeropuerto de Barajas que solicitaban una retasación de varias fincas. La sentencia elimina toda posibilidad de que la compañía deba afrontar mayores indemnizaciones, con lo que deberá revertir provisiones por importe de 446,3 millones de euros, que se registrarán como ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en curso y que ya serán reflejados en los resultados del segundo trimestre.

Y, según explicó AENA en un comunicado remitido a la CNMV, el fondo de esta cuestión es similar al de otros dos procedimientos en curso ante el Supremo, cuya resolución se espera de manera inminente, lo que podría derivar la reversión de otras provisiones por importe de 517,2 millones de euros, que también darían lugar a un ingreso en la cuenta de pérdidas y ganancias de 2016.

Si se confirma esta expectativa, los ingresos de la cuenta de resultados del grupo podrían registrar por esta vía un aumento contable de 963,5 millones de euros, que se estima que podrían engrosar el beneficio neto consolidado del ejercicio en un importe de entre 200 y 250 millones de euros.

Recientemente, la junta general de la compañía, entre otros asuntos, aprobó el pago de un dividendo por acción de 2,71 euros brutos, con cargo a los beneficios del ejercicio 2015 (833 millones de euros), que será abonado el próximo 5 de julio.

Las previsiones de AENA son prometedoras, puesto que las expectativas sobre la evolución del tráfico de pasajeros anticipan nuevos récords.

Las únicas notas que empañan su panorama, en estos momentos, son, por una parte, las discrepancias entre la compañía y la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) respecto a las tarifas para el periodo 2017-2021, y, por otra parte, las repercusiones del ‘Brexit’.

En cuanto a las tarifas aeropuertarias, mientras la compañía propone congelarlas, la CNMC aboga por bajarlas un 2% anual en el mencionado periodo. A este respecto, el presidente de AENA, José Manuel Vargas, afirmó en la junta que el primer documento de Regulación Aeropuertaria que irá al Consejo de Ministros, antes del 30 de septiembre, recoge la propuesta de la compañía de congelar las tarifas entre 2017 y 2021, respecto a las aplicadas en 2016, que ya sufrieron una rebaja del 1,9%. Recordó que España es el único país de Europa que no podrá subir las tasas aeropuertarias en los próximos 10 años, lo que otorga importantes ventajas de estabilidad a las líneas aéreas. Afirmó también que estas tasas se sitúan entre las más baratas del continente y por debajo de la media europea.

Respecto al ‘Brexit’, a medio y largo plazo se desconocen las repercusiones que originará, si bien a corto plazo, la única vendrá impuesta por la depreciación de la libra esterlina. En 2015, el tráfico hacia los aeropuertos de AENA procedente de Reino Unido representó un 17%, señalan los expertos de BekaFinance, quienes prevén que este tráfico se incremente este año un 4% y en 2017 un 3%, con lo que opinan que cualquier impacto negativo del ‘Brexit’ ya estaría incluido, dado lo conservadoras que son sus estimaciones.

La compañía gestiona desde 2014 el aeropuerto de Luton, el quinto de Reino Unido, que en 2015 obtuvo un Ebitda de 66,6 millones de euros, con un incremento interanual del 31,8%. Los especialistas de BekaFinance restan importancia al impacto de este aeropuerto, dado el reducido peso (0,9%) que le otorgan en su valoración.

La cotización de las acciones de AENA, que con los últimos sobresaltos llegó a caer estos días hasta 105 euros, concluyeron la sesión del jueves -30 de junio- en torno a 118,25 euros, con una revalorización acumulada en el año del orden del 12%. Los expertos de Kepler Cheuvreux calculan el precio objetivo de este valor en 124 euros, mientras los especialistas de JP Morgan lo situan en 113 euros y los de Bankinter en 129,4 euros.

Artículos relacionados