DESDE EL PARQUET

Debuta Silvercode, con el 97% del capital pignorado

Silvercode Investments Socimi, pro­pie­taria de casi la to­ta­lidad del Complejo Castellana 200, com­puesto por dos edi­fi­cios de ofi­ci­nas, un centro co­mer­cial, cuatro plantas de apar­ca­miento sub­te­rráneo y un pro­yecto ho­te­lero en desa­rro­llo, de­butó el jue­ves, 2 de junio en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Con un precio de referencia de 1,11 euros para las acciones, éstas concluyeron en 1,13 euros, con un cambio de manos de 200 títulos, por un valor de mercado de 226 euros.

En el mencionado Complejo de Castellana 200, que cuenta con una superficie bruta alquilable de 46.053 metros cuadrados, 36.360 metros cuadrados corresponden a Silvercode, que es propietaria del 100% de uno de los edificios de oficinas y del 90% del otro, así como del 92,72% del centro comercial, del 97% del parking (817 plazas) y del 52,18% del proyecto hotelero.

El valor de la compañía ha sido calculado por Ernst Young Servicios Corporativos (EY), valorando los activos al 31 de diciembre de 2015 y ajustando el patrimonio neto contable, con las plusvalías y minusvalías correspondientes. Así, EY estimó el precio de las acciones (72.295.000) en un rango, cuyo extremo inferior es de 0,86 euros (61,85 millones de capitalización) y un extremo superior de 1,11 euros (80,32 millones de capitalización). Y el consejo de Silvercode en su reunión del pasado 28 de abril acordó fijar el valor de referencia para las acciones de la socimi de 1,11 euros.

Renta 4 Corporate es el asesor registrado de la socimi y Banco de Sabadell el proveedor de liquidez.

Entre los principales riesgos de la compañía destaca su endeudamiento financiero, que a 31 de diciembre de 2015 ascendía a 93,6 millones de euros, de los que 2,34 millones de euros vencen en 2018 y los restantes 91,26 millones en 2019. Una deuda que devenga unos intereses anuales referenciados al Euribor a 3 meses más un diferencial del 3,5%, estando establecido que el incumplimiento en el pago de la deuda o en las exigencias de ratios financieros podría tener un efecto negativo en las operaciones, situación financiera, resultados y valoración de la sociedad. Para cumplir las obligaciones contractuales de este préstamo, la compañía tiene pignorados a 31 de diciembre de 2015 saldos de cuentas corrientes por importe de 6,89 millones de euros, la totalidad de las acciones de la sociedad, exceptuando las puestas a disposición del proveedor de liquidez (1.936.938 acciones, un 2,67% del capital ) y las inversiones inmobiliarias de la sociedad, a fin de garantizar el préstamo bancario con Deutsche Bank. En caso de incumplimiento, Deutsche Bank podría ejecutar la prenda, por los que las acciones de la sociedad pasarían a su propiedad.

En la fecha de redacción del informe para la salida al MAB de Silvercode, el grupo luxemburgués Java International figura como único accionista, cuyo capital, a su vez, se distribuía entre el fondo PSPLUX, cuya participación era del 90%, y Pavane Investments, con un 10%, siendo Luis Iglesias Rodríguez-Viñas su único accionista, quien a su vez es apoderado y fundador de Drago Capital, compañía que ejerce la presidencia de Silvercode y es responsable de la gestión del complejo comercial de Castellana 200. Drago Capital es conocida por haber estado vinculada a ciertos ‘affaires’ de Oleguer Pujol Ferrusola.

Artículos relacionados