La ac­ción del grupo que li­dera Paolo Vasile roza los má­ximos del ve­rano del pa­sado

¿Excesos en las 'teles'?: los fondos realizan beneficios en Mediaset y Atresmedia

Los ana­listas temen que, como ya ocu­rrió el año pa­sado, las ex­pec­ta­tivas de cre­ci­miento de los in­gresos sean de­ma­siado altas

Atresmedia
Sede de Atresmedia

Las te­le­vi­siones han vuelto por donde so­lían en bolsa y vuelven a llenar el bol­sillo de los in­ver­sores que en los mo­mentos de más in­cer­ti­dumbre apos­taron porque el mer­cado pu­bli­ci­tario vol­vería a re­lanzar en 2016 las co­ti­za­ciones de Mediaset y Atresmedia. Las ci­fras con elo­cuentes y dicen que las dos ca­denas han es­ca­pado to­tal­mente de las pér­didas que sa­cuden al con­junto del mer­cado, con grandes subidas del 25% y del 15% res­pec­ti­va­mente en lo que va de año.

Unas ganancias que se ha consolidado en un muy buen mes de mayo para las 'teles', que han tocado en los últimos días sus máximos del año sin atender a las dudas que han asaltado a los inversores por la proximidad de dos citas de alto riesgo como el referéndum del 'Brexit' en el Reino Unido y las elecciones generales en España. Pero a la vista de tanto exceso hay quién se pregunta si el 'rally' bursátil de las televisiones no es excesivo.

"Recuerda a momentos no tan lejanos en los que las cotizaciones subieron con una fuerza extraordinaria antes de emprender una corrección severa cuando los inversores empezaron a sospechar que los ingresos publicitarios no cumplirían las expectativas", señalan fuentes del mercado. Efectivamente, en julio de 2015 la acción de Mediaset se disparó hasta los 12,5 euros. Poco más de dos meses después, el precio de la acción se había desplomado hasta los 9,30 euros.

Igual de abrupta fue la marcha atrás de Atresmedia, que en verano del año pasado tocaba el cielo por encima de los 15,5 euros y que en febrero de este año se situaba por debajo de los 8 euros. Por lo tanto, las televisiones están haciendo un camino de ida y vuelta que ya ha empezado a provocar los primeros movimientos entre los inversores institucionales que pueblan el capital de ambas compañías.

Mediaset, en las alturas

Mediaset es el valor más movido. Tras superar el nivel de los 12 euros el 30 de mayo, está muy cerca de los máximos de 2015, un nivel desde el que empiezan a reaparecer las ventas. Como ya hiciera BlackRock hace una semanas, Fidelity ha reducido su participación en la cadena que lidera Paolo Vasile por debajo del 3%. De momento, el movimiento vendedor no es ni mucho menos brusco, pero los analistas aseguran que el período de realizaciones de beneficios ha comenzado.

En las dos últimas sesiones, las cotizaciones de las dos cadenas han perdido algo de fuerza en el parqué, cansadas tras muchos días consecutivos de subidas. Los analistas desligan totalmente de este pequeño episodio de volatilidad a las sanciones decididas por la CNMC a ambas cadenas por cometer varias infracciones.

"Algunos de las accionistas que habían apostado más fuerte por las 'teles' este año empiezan a recoger parte de las plusvalías acumuladas porque creen que a estos niveles el recorrido alcista de la acción es ya muy pobre. Para justificar nuevas subidas haría falta que los resultados del primer semestre de Mediaset superaran de nuevo las expectativas", señalan en fuentes bursátiles, que recuerdan que de nueva las expectativas sobre el sector son muy altas.

La celebración de la Eurocopa de fútbol que empieza la semana que viene está detrás de estas previsiones. Los analistas esperan que el evento deportivo acelera la inversión publicitaria en television, algo que dependerá en gran parte de hasta dónde llegue el equipo español en la competición, que será retransmitida por Mediaset, que entre enero y marzo consiguió sus mejores resultados trimestrales desde 2008.

Artículos relacionados