DESDE EL PARQUET

Montebalito dilata desde 2007 un pago

Increíble, pero Montebalito no ha rea­li­zado aún un pago que se acordó en una junta ge­neral ex­tra­or­di­naria ce­le­brada el 14 de di­ciembre en 2007. Ahora, en su re­ciente junta ge­ne­ral, entre otros asuntos ha de­ci­dido -no es la pri­mera vez- el pago de la can­tidad pen­diente 11 cén­timos de euros (0,11 eu­ros) por ac­ción, que afirma que pa­gará en el se­gundo se­mestre del ejer­cicio en curso.

Y, lo más curioso es que ofrece al accionista un par de opciones, a su elección, para cobrar; podrá hacerlo, bien en efectivo o bien en especie, mediante acciones de la autocartera. Pero eso sí, en este último supuesto, las acciones se valorarán a 1,43 euros cada una. Una extraña actitud, cuando lo lógico sería primar el cobro en acciones.

La empresa en un comunicado que remitió a la CNMV, en la tarde del pasado jueves -día 23-, afirma que esta cifra de 1,43 euros es superior al precio de cotización de la acción de Montebalito al cierre del mercado del día anterior a la celebración de la junta general (el pasado 20 de junio, en primera convocatoria), pero inferior al valor NNAV declarado a 31 de diciembre de 2015 de 3,33 euros.

Casi de ciencia ficción ya que en el hipotético caso de que en esta ocasión se materialice este pago, a un accionista que decidiera reinvertir en acciones su importe, le interesaría muchísimo más cobrar en efectivo y, con el efectivo, así obtenido, adquirir acciones en el mercado mucho más baratas. Las acciones cerraron la sesión del jueves 23 a 1,165 euros, es decir, un 18,5% por debajo del precio ofertado. En la actualidad, a media mañana del lunes, 27 de junio, el valor había repuntado ligeramente y operaba en torno a 1,18 euros, con lo que todavía resultaban un 17,48% más baratas y lo peor es que algún accionista picara y se quedara con unos títulos que no están valorados al precio de mercado, sino al que le conviene al accionista mayoritario, el financiero José Alberto Barreras y Barreras, quien controla el 81,046% del capital. Barreras y Barreras en su día pilotó y terminó conduciendo a la quiebra a Pebsa.

Artículos relacionados