Monitor del Seguro

Reembolso de Gastos crece más que Asistencia Sanitaria en primas y asegurados

Cambio de tendencia en el seguro de Salud

El 23,2% de la población tiene contratada una póliza sanitaria

Seguros de Salud
Seguros de Salud

El seguro de Salud crece en España. Un 23,2% de la población tiene contratado un seguro de este tipo, pólizas que representan el 0,67% del PIB. Con su gran versatilidad, no todos los tipos de seguros aumentan igual. Hay dos grandes grupos: Prestación de Servicios, que ofrecen al asegurado una serie de atenciones de salud con cargo a la póliza; y el Indemnizatorio de Enfermedad, que indemniza a las personas ocupadas en el caso de que no puedan generar ingresos por diversas causas relacionadas con la salud, como una enfermedad o una operación quirúrgica.

Es el grupo de los se­guros de Prestación de Servicios el ma­yo­ri­ta­rio, con una tasa de pe­ne­tra­ción de casi el 20% de la po­bla­ción, el 19% hace un año. Estas pó­li­zas, a su vez, pueden ser de dos ti­pos, de Asistencia Sanitaria, que ofrecen un cuadro mé­dico o un con­junto de ser­vi­cios ce­rrado al que se ac­cede con el pago de la prima; y de Reembolso de Gastos, que no ofrece un cuadro mé­dico ce­rrado sino que el cliente puede elegir el ser­vicio a cambio de abonar una parte de la fac­tura. En este caso tam­poco hay nin­guna duda. Los es­pañoles pre­fieren el se­guro de Asistencia Sanitaria.

De he­cho, existe un im­por­tante des­equi­li­brio desde hace años entre el se­guro con cuadro mé­dico y el de Reembolso de Gastos, que está mucho menos ex­ten­dido: casi 18 puntos y medio de la pe­ne­tra­ción del se­guro de Prestaciones Sanitarias son impu­tables al se­guro de Asistencia, según los datos de la úl­tima Memoria Social del Seguro de Unespa. En to­tal, hay más de 10,5 mi­llones de per­sonas que tienen en España un se­guro de Salud, y de ellas algo más de 8,5 mi­llones había con­tra­tado una pó­liza de Asistencia Sanitaria, según los datos de fi­nales de 2015. El se­guro de Reembolso apenas con­taba en esas mismas fe­chas con 690.000 ase­gu­ra­dos, según los datos de ICEA.

Este mayor gusto de los ciu­da­danos por el se­guro de Asistencia Sanitaria tiene su ló­gico re­flejo en el vo­lumen de pri­mas. En to­tal, la fac­tu­ra­ción del se­guro de Salud de Prestación de Servicios su­maba a fi­nales del ejer­cicio pa­sado 7.116 mi­llones de eu­ros, de los cuales 6.456 mi­llones per­te­ne­cían a Asistencia Sanitaria, y 660 mi­llones a Reembolso de Gastos.

Por tanto, de toda esta ma­raña de datos se de­duce que las 95 en­ti­dades ase­gu­ra­doras que operan en este ramo están cen­tradas en vender Asistencia Sanitaria. Esta mo­da­lidad es, no solo la que más primas mueve, sino tam­bién la que más crece. A fi­nales de 2015, las primas avan­zaban a un ritmo del 3,34% frente al in­cre­mento del 2,43% en el caso de Reembolso de Gastos. Esta es una ten­dencia que se ha man­te­nido a lo largo de los úl­timos años. Hasta ahora.

Algo raro ha pa­sado en el mer­cado en los pri­meros meses de 2016. La ten­dencia ha cam­biado sin ex­pli­ca­ción apa­rente. En marzo de 2016, el cre­ci­miento in­ter­anual del se­guro de Salud de Asistencia Sanitaria era del 2,94%, y el de Reembolso de Gastos, del 6,88%. Un año antes (marzo de 2015) los avances eran del 4,12% y 0,69%, res­pec­ti­va­mente.

Podría pen­sarse que esta evo­lu­ción está re­la­cio­nada con un des­censo de los pre­cios en Asistencia Sanitaria de­bido a la com­pe­ten­cia. Según los cálculos de Pricing Test, las ta­rifas me­dias se re­du­jeron en un 6,3% du­rante el ejer­cicio an­te­rior. En el sector apuntan que uno de los mo­tivos del des­censo ge­neral de los pre­cios es la ten­dencia a la co­lec­ti­vi­za­ción del ramo. De he­cho, en el primer tri­mestre del año el vo­lumen de primas del se­guro co­lec­tivo de Salud ha au­men­tado en su con­junto más de un 5,5%, el doble que las pó­lizas in­di­vi­dua­les. Además, y a raíz de una mayor ri­va­lidad por la cap­ta­ción de estos clien­tes, son va­rias las ase­gu­ra­doras que han de­nun­ciado que en estos úl­timos años se ha ob­ser­vado en la oferta de se­guros co­lec­tivos es­tra­te­gias de pre­cios muy por de­bajo de lo que se po­dría con­si­derar téc­ni­ca­mente su­fi­ciente.

Pues bien, aunque todo esto sea cierto, y se haya apre­ciado cierta ten­sión en los pre­cios en el ramo de Salud, esta evo­lu­ción no ex­plica el menor cre­ci­miento de las primas de Asistencia Sanitaria frente a Reembolso de Gastos porque tam­bién se ha pro­du­cido un cambio brusco de ten­dencia en la evo­lu­ción del nú­mero de ase­gu­ra­dos: a marzo de 2016, en el primer caso cre­cían en el año a un ritmo del 1,44% frente al 7,23% de los se­gun­dos. Y hace un año, en Asistencia Sanitaria el avance era del 2,16% y en Reembolso de Gastos del 1,89%. El es­tirón en el caso de este úl­timo es más que sig­ni­fi­ca­tivo.

Una ex­pli­ca­ción puede ser que las ase­gu­ra­doras hayan de­ci­dido im­pulsar co­mer­cial­mente el se­guro de Reembolso, cuyos re­sul­tados téc­nicos son me­jores que los de Asistencia Sanitaria. Pero al menos a pri­mera vista no pa­rece que sea la causa fun­da­mental ya que prác­ti­ca­mente todos los nuevos pro­ductos de Salud que se han lan­zado en lo que lle­vamos de año y que se han pu­bli­ci­tado son de Asistencia Sanitaria. Habrá que es­perar a que se pu­bli­quen los datos del primer se­mestre para ver si este cambio de ten­dencia se con­so­lida y sig­ni­fica algo o es algo pun­tual.

Artículos relacionados