Monitor del Seguro

Reembolso de Gastos crece más que Asistencia Sanitaria en primas y ase­gu­rados

Cambio de tendencia en el seguro de Salud

El 23,2% de la po­bla­ción tiene con­tra­tada una pó­liza sa­ni­taria

Seguros de Salud
Seguros de Salud

El se­guro de Salud crece en España. Un 23,2% de la po­bla­ción tiene con­tra­tado un se­guro de este tipo, pó­lizas que re­pre­sentan el 0,67% del PIB. Con su gran ver­sa­ti­li­dad, no todos los tipos de se­guros au­mentan igual. Hay dos grandes gru­pos: Prestación de Servicios, que ofrecen al ase­gu­rado una serie de aten­ciones de salud con cargo a la pó­liza; y el Indemnizatorio de Enfermedad, que in­dem­niza a las per­sonas ocu­padas en el caso de que no puedan ge­nerar in­gresos por di­versas causas re­la­cio­nadas con la sa­lud, como una en­fer­medad o una ope­ra­ción qui­rúr­gica.

Es el grupo de los seguros de Prestación de Servicios el mayoritario, con una tasa de penetración de casi el 20% de la población, el 19% hace un año. Estas pólizas, a su vez, pueden ser de dos tipos, de Asistencia Sanitaria, que ofrecen un cuadro médico o un conjunto de servicios cerrado al que se accede con el pago de la prima; y de Reembolso de Gastos, que no ofrece un cuadro médico cerrado sino que el cliente puede elegir el servicio a cambio de abonar una parte de la factura. En este caso tampoco hay ninguna duda. Los españoles prefieren el seguro de Asistencia Sanitaria.

De hecho, existe un importante desequilibrio desde hace años entre el seguro con cuadro médico y el de Reembolso de Gastos, que está mucho menos extendido: casi 18 puntos y medio de la penetración del seguro de Prestaciones Sanitarias son imputables al seguro de Asistencia, según los datos de la última Memoria Social del Seguro de Unespa. En total, hay más de 10,5 millones de personas que tienen en España un seguro de Salud, y de ellas algo más de 8,5 millones había contratado una póliza de Asistencia Sanitaria, según los datos de finales de 2015. El seguro de Reembolso apenas contaba en esas mismas fechas con 690.000 asegurados, según los datos de ICEA.

Este mayor gusto de los ciudadanos por el seguro de Asistencia Sanitaria tiene su lógico reflejo en el volumen de primas. En total, la facturación del seguro de Salud de Prestación de Servicios sumaba a finales del ejercicio pasado 7.116 millones de euros, de los cuales 6.456 millones pertenecían a Asistencia Sanitaria, y 660 millones a Reembolso de Gastos.

Por tanto, de toda esta maraña de datos se deduce que las 95 entidades aseguradoras que operan en este ramo están centradas en vender Asistencia Sanitaria. Esta modalidad es, no solo la que más primas mueve, sino también la que más crece. A finales de 2015, las primas avanzaban a un ritmo del 3,34% frente al incremento del 2,43% en el caso de Reembolso de Gastos. Esta es una tendencia que se ha mantenido a lo largo de los últimos años. Hasta ahora.

Algo raro ha pasado en el mercado en los primeros meses de 2016. La tendencia ha cambiado sin explicación aparente. En marzo de 2016, el crecimiento interanual del seguro de Salud de Asistencia Sanitaria era del 2,94%, y el de Reembolso de Gastos, del 6,88%. Un año antes (marzo de 2015) los avances eran del 4,12% y 0,69%, respectivamente.

Podría pensarse que esta evolución está relacionada con un descenso de los precios en Asistencia Sanitaria debido a la competencia. Según los cálculos de Pricing Test, las tarifas medias se redujeron en un 6,3% durante el ejercicio anterior. En el sector apuntan que uno de los motivos del descenso general de los precios es la tendencia a la colectivización del ramo. De hecho, en el primer trimestre del año el volumen de primas del seguro colectivo de Salud ha aumentado en su conjunto más de un 5,5%, el doble que las pólizas individuales. Además, y a raíz de una mayor rivalidad por la captación de estos clientes, son varias las aseguradoras que han denunciado que en estos últimos años se ha observado en la oferta de seguros colectivos estrategias de precios muy por debajo de lo que se podría considerar técnicamente suficiente.

Pues bien, aunque todo esto sea cierto, y se haya apreciado cierta tensión en los precios en el ramo de Salud, esta evolución no explica el menor crecimiento de las primas de Asistencia Sanitaria frente a Reembolso de Gastos porque también se ha producido un cambio brusco de tendencia en la evolución del número de asegurados: a marzo de 2016, en el primer caso crecían en el año a un ritmo del 1,44% frente al 7,23% de los segundos. Y hace un año, en Asistencia Sanitaria el avance era del 2,16% y en Reembolso de Gastos del 1,89%. El estirón en el caso de este último es más que significativo.

Una explicación puede ser que las aseguradoras hayan decidido impulsar comercialmente el seguro de Reembolso, cuyos resultados técnicos son mejores que los de Asistencia Sanitaria. Pero al menos a primera vista no parece que sea la causa fundamental ya que prácticamente todos los nuevos productos de Salud que se han lanzado en lo que llevamos de año y que se han publicitado son de Asistencia Sanitaria. Habrá que esperar a que se publiquen los datos del primer semestre para ver si este cambio de tendencia se consolida y significa algo o es algo puntual.

Artículos relacionados