DESDE EL PARQUET

NH, ¿más cerca de la opa?

Un sector del mer­cado opina que, antes o des­pués, se ins­tru­men­tará una opa sobre NH Hotel Group, a la vista de las dis­cre­pan­cias exis­tentes entre sus prin­ci­pales ac­cio­nis­tas, que que­daron cla­rí­si­mas, en su re­ciente junta ge­ne­ral, en la que fueron ex­pul­sados del con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción, por con­flicto de in­tere­ses, los re­pre­sen­tantes de su prin­cipal ac­cio­nista HNA, que con­trola el 29,5% del ca­pi­tal.

Un grupo de inversores, al calor de esta expectativa, espera que el valor despegue próximamente, si el escenario político no sufre grandes cambios, impulsado además por una mejoría, en trimestres venideros, tanto de ratios financieros como de los resultados del grupo.

En cualquier caso, NH inicia una nueva época en la que el nuevo consejo de administración ha adoptado el compromiso de pagar dividendo en 2017. Asimismo, en su afán de alinear intereses de directivos y accionistas, anunció que implementará un plan de incentivos a largo plazo, ligado a la generación de caja, eficiencia en costes, desapalancamiento y precio de la acción.

Uno de los tres nuevos directores generales, Beatriz Puente, ha recibido un claro mandato para reducir la deuda y alcanzar una mejor calificación crediticia. El grupo, que al cierre de 2015 acumulaba un endeudamiento de 838 millones, con una relación deuda neta/Ebitda de 5,5 veces, concluyó el primer trimestre de 2016 con una deuda neto de 868 millones de euros, que sus responsables esperan reducir sensiblemente a lo largo del segundo semestre con la venta de algunos activos, entre los que figura el Hotel Jolly Madison Towers de Nueva York. Para finales de año, si se cumplen los objetivos fijados para las desinversiones y se alcanzan los crecimientos previstos en los resultados, podría situarse la ratio deuda/Ebitda en la banda comprendida entre 4,5/4 veces, lo que supondría un importante estímulo para el valor, cuyo objetivo final es establecer esta relación en 3 veces.

Al mismo tiempo, que varios accionistas se agruparon, acusando a HNA de conflicto de intereses, tras haber adquirido éste el grupo hotelero Carlson, que es competidor de NH en varios mercados, el grupo chino ha iniciado una batalla judicial, con varios frentes entre ellos, uno para expulsar a los responsables de Hesperia, ante el otro posible conflicto de interés que podría existir en la negociación de los contratos de gestión de los establecimientos de Hesperia por parte de NH. Conflictos que, mientras no se solucionen, temen algunos inversores que puedan presionar la cotización, abortando cualquier posible despegue hacia niveles más acordes con sus expectativas, en el entorno de 5 euros.

Los inversores barajan que el grupo sitúe a fin de año su Ebitda entre los 190 y los 200 millones de euros, frente a los 150 del año anterior. Además, prevén que el resultado neto vuelva a ser positivo. Y es que el nuevo plan de negocio se centra en reducir costes y propiciar mejoras de márgenes. En conjunto, unos objetivos ambiciosos, pero que podrían generar fuertes impulsos en su cotización en los próximos trimestres. El valor quedó al cierre del jueves -23 de junio- en 4,49 euros, con un repunte en la jornada del 3,82% y un retroceso acumulado desde diciembre de poco más del 10%.

Artículos relacionados