DESDE EL PARQUET

Masmovil salta a primera división

El acuerdo fir­mado por Masmovil-Ibercom con los ac­cio­nistas de Xfera Móviles (Yoigo) para ad­quirir esta ope­ra­dora, con im­plan­ta­ción na­cional y red pro­pia, ha sido ce­le­brada con fuertes alzas en la co­ti­za­ción de sus ac­cio­nes.

La operación supone la compra del 100% del capital por 612 millones de euros, incluyendo acciones, deuda y créditos participativos a sus actuales accionistas: Telia, con una participación del 76,56%; ACS, con un paquete del 17%; FCC, con un 3,44% y Abengoa, con el restante 3%. La estructura de la operación representará la salida completa de Telia y el ‘roll-over’ de los restantes accionistas en forma de una financiación a largo, convertible en acciones de Masmovil. Esta valoración de 612 millones de euros, implica un múltiplo EV(capital más deuda)/Ebitda 2015 de 7,3 veces, estimándose que el impacto de la compra en el Ebitda que generará la operación representará un ahorro de costes de 60 millones de euros, que se alcanzarán de forma progresiva hasta 2019. Por su parte, los costes de integración se estiman en unos 50 millones de euros, distribuidos en los próximos tres años. Teniendo en cuenta el ahorro de costes, el múltiplo EV/Ebitda se reduciría a 5,3 veces. Por otra parte, si el nuevo grupo alcanza en 2019 un Ebitda de 300 millones de euros, el precio de compra se podría ver incrementado en hasta 96 millones de euros, no realizando ningún pago adicional si el Ebitda es inferior a 210 millones. Considerando el máximo pago contingente y el Ebitda requerido en 2019 para dicho pago, el múltiplo EV/Ebitda 2019 sería de 2,4 veces.

A su vez, los términos del ‘roll-over’ de los accionistas españoles supone la emisión de financiación a largo convertible en acciones de Masmovil por un importe nominal de 261 millones de euros. La operación, que deberá ser aprobada por la Competencia, supondrá un cambio meteórico en la estructura del grupo, que ya en los últimos 10 años ha registrado un crecimiento casi exponencial, dada la activa política de adquisiciones desarrollada por el grupo.

Esta adquisición de Yoigo se cierra cuando todavía está caliente la de Pepephone y en el sector se recuerdan las compras de Neo y la de los activos sobrantes de la integración de Jazztel en Orange. Tras estas operaciones, el grupo Masmovil se consolida como cuarto operador español, con unos 4,2 millones de clientes de móvil y unos 700.000 de banda ancha. El nuevo grupo tendrá una facturación proforma de 2015 de 1.071 millones de euros, con un cash-flow de unos 50 millones de euros y un Ebitda de 108 millones de euros. Las acciones de Masmovil, a primer ahora de la tarde de ayer -21 de junio-, operaban a 21 euros, con una subida de casi un 6,5%, con lo que su balance en el año reducía su merma acumulada hasta un 4,8%.

Artículos relacionados