Monitor del Seguro

Los ex­pe­dientes abiertos a las com­pañías crecen un 36%

Al sector se le atraganta el informe de autoevaluación de riesgos

Las pó­lizas Multirriesgo aca­paran el 37% de las re­cla­ma­ciones de se­guros

Quejas y reclamaciones
Quejas y reclamaciones

Solvencia II entró en vigor en enero de 2016, pero las en­ti­dades llevan desde mucho tiempo atrás pre­pa­rán­dose para el evento. En el marco de ese largo y arduo pro­ceso de adap­ta­ción, las en­ti­dades han te­nido que pre­sentar a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) el ‘Informe de au­to­eva­lua­ción pros­pec­tiva de riesgos y sol­ven­cia’, co­no­cido como FLAOR (Forward Looking Assessment of Own Risk).

En este documento de supervisión básicamente se detalla la evolución de los riesgos propios, incluyéndose conceptos como el apetito al riesgo que haya definido el consejo de administración de las entidades y los niveles de tolerancia al mismo.

Este informe es clave porque sirve de referencia para la gestión de los recursos y explicita la capacidad que tienen las compañías para absorber situaciones extremas. Pues bien, parece que a las aseguradoras no les está siendo fácil elaborar este documento. La DGSFP acaba de publicar su Informe 2015 de Seguros y Fondos de Pensiones en el que se incluyen datos sobre su labor de inspección: los expedientes abiertos el año pasado a las compañías en relación a la información estadístico-contable (DEC) y la documentación complementaria fueron 94 frente a los 69 de un año antes, el crecimiento ha sido del 36,2%.

Este notable aumento del número de expedientes de incumplimiento incoados a las entidades en 2015 se debe fundamentalmente al FLAOR. Se abrieron 55 expedientes relacionados con esta información, 49 de ellos por no haberse entregado y otros 6 por contener errores.

Se han incrementado estos tipos de expedientes abiertos a las aseguradoras por la DGSFP, pero en cambio se han reducido las reclamaciones de los clientes contra las compañías que llegan al organismo. Según los datos del supervisor, las reclamaciones de seguros iniciadas en 2015 sumaron 6.821 frente a las 7.124 de hace un año. De estos datos llama la atención el significativo peso de las quejas relacionadas con pólizas Multirriesgo, que acaparan el 36,89% del total, seguidas de lejos de las vinculadas a los seguros de Enfermedad (12,02%); Vehículos (11,83%) y Vida (11,16%). En total, los expedientes resueltos a cierre de 2015 fueron 8.121, de los cuales, 4.625 fueron reclamaciones de seguros, 149 de planes de pensiones y 26 de mediadores.

Estos datos forman parte de una radiografía más completa y panorámica del sector contenida en el Informe 2015. Muchas de las cifras ya se conocen (está a punto de cerrarse el primer semestre de 2016), pero el análisis de las mismas revela tendencias que merecen especial atención. Por ejemplo, el peso del sector asegurador en la economía se está reduciendo despacio pero sin pausa: el peso del sector asegurador en relación al PIB en 2015 era del 5,28%. En 2011 ese porcentaje era del 5,7%, un año después del 5,54%, 5,46% en 2013, y en 2014 del 5,38%.

Esta pérdida de peso se ha producido pese a que las primas totales del sector crecieron en 2015 por primera vez desde 2011, un 1,89%. Pero fue un avance inferior a la expansión del PIB (3,84%) y, por tanto, insuficiente para revertir esa tendencia.

También se aprecia una disminución del peso del ramo de Vida en el conjunto del sector debido a que su contracción en los ejercicios anteriores ha sido ligeramente superior a los ramos de No Vida. En 2015, el peso del seguro de Vida sobre el total del sector asegurador presentaba el nivel más bajo de los últimos años, un 45,2% de las primas imputadas brutas frente al 54,8% de los ramos de No Vida.

Si lo que se analizan son los resultados de la industria, también se han producido novedades. En 2015, los seguros de Automóviles (15,38%), Responsabilidad Civil (8,30%), Asistencia Sanitaria (13,90%), Accidentes (9,87%), Decesos (6,96%) y Multirriesgos de Hogar (15,86%), en línea con la situación de años anteriores, representaban en torno al 75% de los resultados totales de los ramos de No Vida, que ascendieron en su conjunto a 2.661 millones. Pero se ha producido un cambio. Frente a lo que ocurría en 2014, Hogar vuelve a ocupar el primer puesto superando al ramo de Automóviles Otras Garantías. También mejora su aportación al resultado total el ramo de Asistencia Sanitaria (del 10,51% al 13,90%) y el ramo de Accidentes (del 9,58% al 9,87%). Mientras que se producen retrocesos en los de Responsabilidad Civil (del 8,39% al 8,30%), Automóviles RC (del 7,74% al 2,91%) y Decesos (del 7,52% al 6,96%).

Respecto a la rentabilidad, los ramos de mayor peso en el sector siguen gozando de elevados niveles. Por ejemplo, el resultado técnico financiero en relación a las primas imputadas netas en el caso de Accidentes es del 35,24%, Responsabilidad Civil 29,76%, Multirriesgo Hogar 12,12%, Automóviles Otras Garantías 9,64% y Decesos 8,82%. Pero también destacan por su elevada rentabilidad los ramos de Crédito 46,67% e Incendios 39,86%. En el lado contrario, con rentabilidad negativa, se encuentran Caución (-7,14%) y Transporte Mercancía y Cascos (-2,39% y -2,97%, respectivamente). En relación a 2014, hay que destacar que el ramo de Asistencia Sanitaria, con un significativo peso en el sector y un menor nivel de rentabilidad, ha logrado incrementar su margen en 2015 (5,71%), a diferencia del ramo de Automóviles RC, que reduce su rentabilidad (1,63%).

Si se analizan las inversiones de las aseguradoras, se observa que continúa la tendencia de reducción progresiva del peso de la renta fija privada a favor de la renta fija pública: el peso de la deuda pública es superior a la de la privada desde el año 2012 en el ramo de Vida y en el total sector, y en No Vida esta evolución se produce a partir del 2013. En concreto, el peso de la renta fija privada en la cartera de inversiones del conjunto del sector era del 21,88% a finales del cuarto trimestre de 2015 frente al 47% de la deuda pública.

Artículos relacionados