DESDE EL PARQUET

REC lucha por vencer la barrera de 80€

Las ac­ciones de Red Eléctrica Corporación (REC), para las que al­gunos ex­pertos cal­culan un precio ob­je­tivo por en­cima de 85 eu­ros, operan en puertas de 80 euros y en el año acu­mulan una subida del orden del 3%, que ciertos in­ver­sores con­si­deran que po­dría me­jorar en las pró­ximas se­ma­nas, dado su fuerte ca­rácter de­fen­sivo. No obs­tante, otro sector del mer­cado se muestra cauto y no des­carta sufra nuevos go­teos ante la in­cer­ti­dumbre que ge­nera la pro­xi­midad de las elec­cio­nes.

En cualquier caso, el valor mantiene una rentabilidad por dividendo atractiva (3,21 euros brutos con cargo a 2015), que se incrementará a un ritmo medio del 7% hasta el año 2019. Teniendo en cuenta la cotización actual, su rentabilidad por dividendo representa un 4,05%.

En su plan estratégico 2014-2019 se prevé un sólido crecimiento de las actividades consolidadas, con inversiones en el periodo de 3.100 millones de euros en la red de transporte y de 475 millones en la red de fibra óptica oscura, así como de otros 1.000 millones en nuevas actividades. Y estima que el beneficio por acción crezca entre el 5% y el 6% a tasa de interés compuesta en el periodo, así como que la ratio deuda neta/Ebitda se mantenga en torno a 3,5 veces.

La visibilidad del valor ha mejorado sensiblemente en las últimas sesiones, tras elevar los expertos de la agencia de calificación de riesgos Fitch su rating a largo plazo, desde ‘A-‘ hasta ‘A’ con perspectiva estable. Una decisión que ha puesto de relieve la fortaleza de la compañía, así como sus buenas expectativas, lo que le otorga un elevado potencial para mejorar sus ratios en los próximos trimestres.

Los técnicos de Fitch justifican esta decisión como consecuencia del bajo nivel de riesgo asociado a su negocio principal, así como a la previsibilidad de sus ingresos regulados. Además valoran positivamente su conservadora política financiera y la mejora obtenida en su visibilidad tras la reforma eléctrica.

En los resultados del primer trimestre del año, destacó la mejora que registró el Ebitda ante la caída de costes operativos y la mejora del resultado financiero, gracias al descenso en el coste de la deuda, que registró un retroceso interanual de 23 puntos básicos, poniendo de relieve las mejoras de eficiencia contempladas en el plan estratégico, que estima que el margen del Ebitda se habrá incrementado, por lo menos, en 200 puntos básicos hasta 2019.

Por otra parte, se estima que la rebaja del impuesto de sociedades se traducirá en un incremento próximo al 5% en el resultado neto del año en curso.

Artículos relacionados