Monitor de Consumo Bancario

Obliga al banco a de­volver todas las can­ti­dades co­bradas de más desde la firma del con­trato

Respaldo a la retroactividad de la nulidad de las cláusulas suelo

Se es­pera que la Justicia eu­ropea dicte sen­tencia sobre el asunto a fi­nales de año

Clausula Suelo
Clausula Suelo

El úl­timo golpe ju­di­cial a las cláu­sulas suelo viene de la co­mu­nidad foral de Navarra: un juz­gado de Pamplona ha dic­tado una sen­tencia que anula los ‘suelos’ que 18 con­su­mi­dores te­nían en sus hi­po­tecas y obliga a la en­tidad a de­volver las can­ti­dades co­bradas por este con­cepto desde la firma del prés­tamo, y no desde mayo de 2013 como dice la doc­trina del Tribunal Supremo.

De este modo, la asociación de consumidores Irache, que interpuso la demanda en representación de los afectados, ve satisfechas sus pretensiones. El fallo también es pionero por ser el primero que se da en Navarra de forma colectiva.

Como consecuencia, la parte contraria, una entidad bancaria de implantación nacional, deberá reembolsar a cada uno de los afectados entre 2.000 y 3.000 euros, con lo que el monto total llegará a 150.000 euros. Los usuarios representados en la demanda colectiva están vinculados a préstamos por vivienda que ascienden a cantidades entre los 78.000 y 349.000 euros, con ‘suelos’ de entre el 2 y el 5%.

Nulidad desde la firma del contrato

La cláusula suelo es un límite mínimo que el consumidor tendrá que pagar en la cuota mensual de su hipoteca, aunque el Euribor esté por debajo. Esta figura contractual, comercializada de forma masiva durante los últimos años, tiene como objetivo impedir que el usuario se beneficie de las bajadas de los tipos de interés.

Desde Irache consideran que esta sentencia tiene gran relevancia, ya que, “además de anular el suelo de todos los demandantes, el juez ordena que se devuelvan las cantidades cobradas de más en virtud de la cláusula, no desde mayo de 2013 como dictó en su momento el Tribunal Supremo, sino desde el comienzo, desde el momento que se firmó el préstamo hipotecario”. A juicio de la asociación, “es una buena noticia para los consumidores navarros”.

El Supremo ya consideró abusivas por falta de transparencia las cláusulas suelo de varios bancos. En este caso, el juzgado ha entendido abusivas las cláusulas por falta de transparencia, al trasvasar la argumentación del Tribunal Supremo en su sentencia 705/2015, de finales del año pasado, en la que considera que las cláusulas suelo incluidas en los préstamos del Banco Popular son nulas por no reunir las exigencias de transparencia aplicables.

La sentencia del juzgado de Pamplona se centra, por ello, en la retroactividad de los efectos de declarar nulo el suelo. El juez aclara que la doctrina del Supremo durante más de veinte años ha sido que la nulidad conlleva efecto desde la firma del préstamo porque, de otro modo, “se estaría produciendo no solo un desequilibrio patrimonial, sino un enriquecimiento injusto de la parte beneficiada por la cláusula nula”, en este caso de la entidad demandada. Indica, además, que la restitución deberá hacerse con intereses ya que, de no ser así, el banco, hasta mayo de 2013, “se habría financiado al 0% a costa del empobrecimiento de los demandantes”.

Una batalla que se libra también a nivel comunitario

La Comisión Europea se ha manifestado a favor de la retroactividad total y de la devolución de todo lo cobrado por las cláusulas suelo. Actualmente este asunto se encuentra pendiente de resolución por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que el pasado abril celebró una vista oral sobre una cuestión planteada por un juzgado de Granada, en cuanto a la limitación de los efectos retroactivos en la devolución de las cantidades cobradas por ‘suelos’ declarados nulos.

Se espera que el TJUE dicte sentencia sobre esta cuestión a finales de año.

Artículos relacionados