Delega la aper­tura del curso en la Menéndez Pelayo, pa­tro­ci­nado por BBVA, a un es­quivo González-Paramo

FG evita la foto con Arias Cañete, salpicado por los papeles de Panamá

El co­mi­sario se des­liga de cual­quier irre­gu­la­ridad en Acuamed y en el es­cán­dalo del pa­raíso fiscal

Francisco González, ex presidente honorifico de BBVA
Francisco González, presidente de BBVA

Inusual inau­gu­ra­ción del curso que or­ga­niza la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander y que pa­tro­cina el BBVA. Su pre­si­dente, Francisco González, ha de­le­gado en su con­se­jero eje­cu­tivo, José Manuel González-Páramo, el dis­curso de aper­tura y el ex del BCE alega pro­blema de agenda para estar a tiempo en el Palacio de la Magdalena. Pero su dis­culpa no tiene un pase. Es la pri­mera vez que falta.

Lo curioso es que uno u otro -FG y Páramo- debían compartir presdencia e imagen con el comisario de energía y cambio climático, Miguel Arias Cañete, salpicado por el escándalo de Acuamed y por la presencia de su mujer en los conocidos como papeles de Panamá.

El tradicional curo de la APIE en Santander ha arrancado con la ausencia del presidente del banco que patrocina desde hace años este encuentro. Francisco González (FG) había desaparecido del programa inicial en los últimos días y el sustituto elegido era el consejero ejecutivo del BBVA, José Manuel González-Páramo.

Sin embargo, el representante del banco pagador del curso ha alegado problemas de agenda y no ha aparecido desde el primer momento de la inauguración que este año tenáin que compartir con una presencia un tanto incómoda en los últimos tiempos. El comisario de energía y cambio climático de la Unión Europea, Miguel Arias Cañete, era el invitado en esta ocasión para el acto protocolario.

Salpicado por el caso Acuamed y por la presencia de su mujer en los conocidos como papeles de Panamá, Arias Cañete llegaba con casi hora y media de antelación al inicio del acto comentado, aunque sin recepción en las escalerillas del Palacio de la Magdalena, donde se celebran los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El exministro del Partido Popular en los Gobiernos de José María Aznar ha negado cualquier potencial comportamiento irregular en los dos casos en los que se ha visto envuelto. "Yo estoy trabajando con aboluta normalidad", ha asegurado un Arias Cañete que ha abandonado el palecete santanderino sin cruzarse con el consejero ejecutivo del BBVA y tras ser equivado en los pasillos por el presidente de Cantabaria, Miguel Ángel Revilla que inauguraba otro curso distinto.

Incertidumbre dañina

José Manuel González-Páramo habrá evitando la "presencia tóxica" del político, pero en su intervención ha hecho algunas referencia a la incertidumbre política en España ante la repetición de las elecciones generales el próximo 26 de junio. Según su opinión, no se detecta un deterioro evidente de la actividad, aunque sin las dudas por la creación de un Gobierno estable la economía podría crecer dos décimas más ete año y cinco más en 2017, según los analistas de su grupo bancario.

El consejero del BBVA ha reclamado "un acuerdo rápido" para mantene las reformas tras el 26-J, pero ha evitado entrar en consideraciones sobre la posibilidad de que el Goibierno que se surja de las urnas sea de izquierdas y con el liderazo de Podemos que reclama una banca pública.

González-Páramo ni tan siquiera ha reparado en esa posibilidad, como se solicita en torno a la nacionalizada Bankia, y se ha centrado en "la tormenta perfecta" a la que se enfrenta todo el sector bancario con retos como los tipos de interés a cero, la baja rentabilidad y, como buen escudero de su señor FG, la transformación digital.

Artículos relacionados