DESDE EL PARQUET

Gamesa no ha tocado todavía máximos

Realmente, la evo­lu­ción de las ac­ciones de Gamesa es muy po­si­tiva. Sus ne­go­cios mar­chan sa­tis­fac­to­ria­mente, ex­ten­diendo la im­pre­sión de que van a al­canzar los ob­je­tivos es­ta­ble­cidos por sus res­pon­sa­bles.

Lo dejaron claro los resultados del primer trimestre de 2016, después de que los del ejercicio anterior, manteniendo la disciplina financiera, hubieran superado con creces los objetivos fijados en su plan estratégico, permitiendo adelantar a 2016 las metas establecidas para el horizonte del plan 2015-2017.

Así, Gamesa ha comenzado el año en curso con fuertes resultados, alcanzando entre enero y marzo cifras récord en volumen de actividad, ventas y beneficio operativo y neto. El libro de pedidos a marzo del año en curso se situó en 3.167 MW, un 22% superior al libro de pedidos a marzo de 2015, proporcionando una cobertura de un 90% sobre el volumen de ventas previsto para 2016, 20 puntos superior a la cobertura existente al comenzar el ejercicio y 13 puntos superior a la cobertura para 2015 al mes de marzo de dicho año.

Los principales objetivos para 2016 del grupo son que el volumen de ventas supere los 3.800 MW, que el Ebit recurrente sea mayor a 400 millones de euros y que el margen sobre el Ebit iguale o supere el 9%.

En este entorno, las acciones de Gamesa que, el pasado 2 de junio, establecieron un máximo anual intradía en 18,37 euros, operan actualmente en las inmediaciones de 17,65 euros, con una subida acumulada desde diciembre de más del 11,5%. Los inversores estiman su precio objetivo en cotas próximas a los 20 euros, nivel que elevan hasta 23 euros, en el caso de que se concrete la fusión con Siemens.

Artículos relacionados