News Links

FT se asombra de que los bancos españoles coticen mejor que los europeos

Han su­pe­rado hasta ahora este año a sus ri­vales en 6,8 puntos en el FTSE

Small Caps.
Bolsa española.

Como suele ocu­rrir. Financial Times atiza este miér­coles unas dosis más o menos equi­li­bradas de palos y za­naho­rias a los bancos es­paño­les. O de ha­lagos y pes­co­zo­nes, si se quiere. Pero la con­clu­sión final es un pu­yazo: ‘Al co­tizar a una media de 0,9 veces de su valor con­ta­ble, los bancos es­pañoles ya no son ba­ratos en re­la­ción con sus ri­vales eu­ro­peos’. Todo ello al final de un aná­lisis sus­ci­tado en torno a la am­plia­ción del Popular. ‘La ter­cera en menos de cuatro años’, apos­tilla FT.

Es el juego sobreentendido en los textos de la famosa Lex Column del diario de la City londinense: presentar los pros y los contras, los puntos fuertes y los débiles de un tema de debate. Con un típico juego de palabras, en este caso al usar la minúscula en lugar de la mayúscula, el título de la Lex Column es ‘Bancos españoles: captación popular’. Y también con su acostumbrada frase-resumen, centra el balón: ‘Una ampliación que despierta interrogantes sobre el nivel de provisiones’.

El nivel de provisiones de los demás bancos españoles, se entiende, no sólo del Popular. El banco de Ángel Ron sale a captar 2.500 millones de euros, ‘casi la mitad de su valor de mercado’, lo que elevará del 38% al 50% las provisiones por créditos dudosos. Con ello se pondrá a la altura de la media de las otras entidades españolas. Con un pero: ‘La preocupación de más alcance es que los bancos españoles, en particular algunos como CaixaBank, Sabadell y Bankia, más enfocados al negocio doméstico, no hayan absorbido sus activos tóxicos por su verdadero valor’.

Y aquí cita a Berenberg: ‘Sólo una décima parte de los préstamos anteriores a la crisis se han descontado o provisionado en España, en comparación con el veinte por ciento en Irlanda, otro país que sufrió una resaca provocada por las propiedades inmobiliarias’.

En medio de estas pegas y esta desconfianza en la banca española, la Lex Column también tiene elogios. Como cuando le adjudica prácticamente la autoría del manual de instrucciones para las crisis financieras. Con méritos como la consolidación del sector y las fusiones de las cajas y la creación del ‘banco malo’ para aglutinar los activos tóxicos del ladrillo.

Igualmente, FT parece quitarse el sombrero por el hecho de que en el índice FTSE, la banca española ‘ha superado hasta ahora este año a sus colegas paneuropeos en 6,8 puntos’. Los analistas, añade, esperan un aumento de beneficios de la banca española en 2016 del 20%, apoyado en reducciones de costes, aumento de comisiones y también de créditos, en torno a un 2-3%.

Al diario esa perspectiva le parece optimista, dado que la AEB indica que muchos usuarios están amortizando sus créditos. Con una frase mitad a favor y mitad advertencia, llama la atención sobre el hecho de que ‘el precio del éxito deja menos sitio para el resbalón’.

Artículos relacionados