La morosidad obliga a la banca a seguir cerrando oficinas, según el Consejo General de Economistas

Sucursales bancarias en España
Sucursales bancarias

La ele­vada mo­ro­sidad de la banca, que se sitúa al borde del 10%, obliga a las en­ti­dades a con­ti­nuar ce­rrando ofi­cinas y pone de ma­ni­fiesto que la re­es­truc­tu­ra­ción del sector aún no ha fi­na­li­zado, según el Observatorio Financiero de mayo ela­bo­rado por la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas.

El observatorio advierte de que la problemática del sector bancario español continúa por los bajos tipos de interés y la atonía de la demanda, especialmente la demanda solvente. "El crecimiento del crédito al sector privado es insignificante, los nuevos préstamos a empresas se frenan y la tasa de variación trimestral es negativa, siendo menos acusada en el caso de hogares", arroja.

En el primer trimestre del año, el TAE para préstamos y créditos varió un 0,1%, mientras que el de los depósitos se mantuvo plano. "Esto nos da una idea de la problemática de conseguir un margen por parte de las entidades financieras", señala el Consejo General de Economistas, que agrega que esta situación conlleva a una reducción de los resultados de explotación de un 0,2% en el trimestre.

En cuanto al PIB, el observatorio recuerda que las proyecciones de crecimiento se rebajan en dos décimas para España, hasta el 2,6%, aunque sigue situándose por encima de la media de la UE. Como factores positivos al crecimiento, señala la subida del precio del petróleo y del dólar, así como la depreciación del euro. Sin embargo, el riesgo del 'Brexit' y la inestabilidad en el gobierno de España se erigen como los principales elementos moderadores del PIB.

Artículos relacionados