DESDE EL PARQUET

Realia: especulan con una opa de exclusión

Las ac­ciones de Realia Business se man­tienen casi en puertas de 1 eu­ros, pese a que la con­tra­pres­ta­ción de la oferta pú­blica de ad­qui­si­ción de ac­ciones (opa) lan­zada por Inversora Carso, em­presa ins­tru­mental del fi­nan­ciero me­xi­cano Carlos Slim, sobre la to­ta­lidad del ca­pital de la in­mo­bi­liaria y que acaba de au­to­rizar la CNMV, sea de 0,80 euros por tí­tulo.

Según explica un operador, el motivo de este desfase -la cotización se mantiene en torno a un 19% por encima del precio de la opa- es exclusivamente que algunos accionistas especulan con una mejora en el precio en el caso de que más adelante Inversora Carso decidiese lanzar una hipotética opa de exclusión. Alegan que, a la vista de los requisitos de valoración que rigen las ofertas de exclusión, habría que mejorar la contraprestación.

Lo más curioso es que este desfase en la cotización se mantiene a pesar de que los representantes de Inversora Carso han manifestado, expresamente, su intención de no excluir al valor de la cotización.

Esta opa, que acaba de autorizar la CNMV, había sido lanzada el pasado 27 de febrero y admitida a trámite por el supervisor el pasado 3 de marzo, tras algunos intentos frustrados para sortear la obligación de cursar la oferta pública de adquisición.

Con anterioridad, en el pasado año, Slim ya había intentado adquirir Realia, tras comprar a Bankia su participación en dicha compañía, si bien la operación no prosperó pues la contraprestación ofertada -0,58 euros por acción- no despertó ningún interés.

La intención de Slim es dotar a la compañía de un plan estratégico que sanee sus finanzas y le proporcione unos ingresos recurrentes equilibrados con su nivel de duda.

Slim ya controla un 30,31% del capital -139,63 millones de acciones-, por lo que en realidad la oferta pública de adquisición va dirigida sobre el 69,69% restante del capital social de la inmobiliaria, que constituyeron en su día con activos inmobiliarios aportados por la antigua Caja Madrid y FCC. En consecuencia, esta operación valora Realia en 374,01 millones de euros y la adquisición del citado 69,69% del capital al que se dirige esta opa requerirá un desembolso de 256,89 millones de euros.

Tras conocerse que la opa había sido autorizada por la CNMV, la cotización de las acciones de Realia inició una lenta aproximación al precio de la contraprestación ofrecida por Inversora Carso, pero, al menos de momento, no ofrece visos de que vaya a igualarse en breve. Nada más conocerse el visto bueno del organismo supervisor, el pasado miércoles, el valor cayó un 10,31% y cerró en 1 euro, y ayer jueves -5 de mayo- el proceso de aproximación continuó lentamente, pues el valor cerró en 0,95 euros.

Artículos relacionados