DESDE EL PARQUET

Sniace amplía en 15,6 millones de euros

Las ac­ciones de Sniace están re­pun­tando con fuerza, im­pul­sadas por la no­ticia de que el 5 de mayo se ini­ciará la am­plia­ción de ca­pi­tal, que aprobó su junta ge­neral el 15 de junio de 2015. Los res­pon­sa­bles del grupo con­fían en re­lanzar los ne­go­cios y res­ta­blecer el equi­li­brio pa­tri­mo­nial. Una de las metas de la ope­ra­ción será la reaper­tura de las ins­ta­la­ciones de Torrelavega.

Según el folleto informativo de la ampliación, se incrementará el capital de la compañía en 15,598 millones de euros, mediante la emisión y puesta en circulación de 155,98 millones de acciones nuevas de 0,10 euros nominales cada una, al tipo de la par.

La ampliación se realizará en la proporción de dos acciones nuevas por cada una de las actualmente en circulación, siendo negociables los derechos preferentes de suscripción, durante los 15 días comprendidos entre el 5 y el 19 de mayo.

En el éxito de esta operación jugará un papel importante la decisión de acudir o no, que adopten los principales accionistas del grupo, entre los cuales, según los registros de la CNMV, destacan Félix Revuelta (10,107%), José Luis Fernández Martínez (5,975%) y Sabino García Vallina (5,53%). No obstante, en medios financieros se recuerda que en la junta todos ellos respaldaron con sus votos la ampliación.

La compañía tiene previsto publicar en el ‘Borme’ de hoy -3 de mayo- el anuncio de esta ampliación, estipulando que si el próximo día 19, al finalizar el plazo de suscripción preferente, quedasen títulos sobrante, se abriría un periodo de asignación adicional hasta el 26 de mayo y, en el caso de que a las 18 horas de dicho día 26 no se hubiera completado la operación, se abriría un plazo de asignación discrecional, que concluiría a las 18 hora del día 30 de mayo. El grupo tiene previsto que las nuevas acciones procedentes de este desdoble sean admitidas a cotización el próximo 6 de junio.

Sniace reanudó su cotización el pasado 22 de marzo, tras comunicar a la CNMV que dispone de un plan de viabilidad, que le permitirá superar las dificultades que habían determinado en septiembre de 2013 su entrada en concurso de acreedores. El día en que se suspendió su cotización, el 9 de septiembre de 2013, sus acciones cerraron a 0,198 euros y desde que se ha reanudado la contratación han establecido un máximo intradía en 0,628 euros, el pasado 4 de abril, y un mínimo intradía en 0,232 euros, el 22 de marzo.

Artículos relacionados