Las eléctricas europeas invertirán 85.000 millones en cuatro años atraídas por las renovables y las redes

Eléctricas
Inversión eléctrica

Las prin­ci­pales eléc­tricas eu­ro­peas han anun­ciado en los úl­timos meses planes de in­ver­sión por cerca de 85.000 mi­llones de euros para los pró­ximos cuatro años con el ob­jeto de ace­lerar su trans­for­ma­ción es­tra­té­gica y com­pensar la pre­vi­sible ba­jada de los pre­cios del carbón y del gas con una mayor orien­ta­ción hacia las re­no­va­bles, las redes y los ne­go­cios re­gu­la­dos.

Estas consideraciones forman parte de un informe de Moody's titulado 'Lower Commodity And Power Prices Accelerate Strategic Change', en el que se alude a la respuesta de las eléctricas ante el actual escenario de precios a la baja. La caída en los mercados eléctricos ha sido de entre el 10% y el 30% en lo que va de año.

Moody's advierte también de lo "improbable" de una recuperación en los precios de la electricidad a medio plazo debido a la sobrecapacidad generalizada de centrales y al continuado crecimiento de las renovables.

Ante este escenario, concluye que las eléctricas están reaccionando, pero lo hacen de forma muy variada. Mientras Centrica, Engie y E.ON abordan una transformación del negocio, Enel e Iberdrola la aceleran y EDP, Gas Natural Fenosa y SSE apuestan por una línea más continuista.

Otros grupos como CEZ, DONG, EnBW, Fortum, RWE y Vattenfall orientan su estrategia hacia los negocios regulados, al tiempo que EDF, PGE, Staktraft y Verbund no dan muestras de cambios significativos en sus matrices de generación.

En todo caso, los planes anunciados por las eléctricas en los últimos meses incluyen una mezcla de medidas encaminadas a desvincularse de las commodities como el petróleo, gas o crudo, así como programas de ventas de activos, reducción de costes, aumentos de capital y revisión del dividendo.

Entre los planes de inversión anunciados en los últimos meses destacan los de Iberdrola y Gas Natural Fenosa, que dedicarán 24.000 millones y 14.000 millones, respectivamente, en el periodo comprendido entre 2016 y 2020. Las dos empresas elevarán el dividendo.

La francesa Engie ha anunciado inversiones por 22.000 millones hasta 2018, centradas en buena parte en la actividad regulada, frente a los 17.000 millones que dedicará Enel entre 2016 y 2019.

Artículos relacionados