DESDE EL PARQUET

Ferrovial tiene que rebotar y corregir

Ferrovial, que la pa­sada se­mana subió con fuerza por la me­jora de ex­pec­ta­tivas tras su úl­tima compra en Australia, lucha por vencer re­sis­ten­cias y re­cu­perar los 19 eu­ros, que de­jaron atrás en abril. Las pre­vi­siones del grupo, que con­trola la fa­milia Del Pino, son op­ti­mis­tas, dada la ca­lidad de sus ac­ti­vos, la evo­lu­ción del trá­fico en sus prin­ci­pales in­fra­es­truc­turas y el rá­pido in­cre­mento de las au­to­pistas es­ta­dou­ni­denses en lan­za­miento.

Si bien la depreciación que sufre la libra esterlina, ante los temores que genera un hipotético ‘Brexit’, siguen presionando su cotización, que retrocede en el año casi un 10%. Ante la evolución de los negocios del grupo, un sector del mercado afirma que los temores a una salida de la Unión Europea han castigado en exceso el valor, por lo que deberá rebotar y corregir este efecto a partir del 23 de junio, puesto que la impresión dominante es que triunfará la permanencia en el referéndum. Entre otros intereses, Ferrovial cuenta en Reino Unido con el 25% de Heathrow y, lógicamente, la depreciación de la divisa se refleja en sus cuentas.

Por otra parte, los responsables de Ferrovial pondrán en marcha el próximo 16 de junio un programa de recompra de acciones a fin de amortizarlas, con la finalidad de contribuir a la política de retribución al accionista mediante el aumento de beneficio por acción, según se acordó en la reciente junta general. Un programa que, con una inversión máxima de 275 millones de euros, concluirá el 18 de noviembre y que a lo largo de sus 5 meses de vida contribuirá activamente a impulsar la cotización.

El plan establece que el número máximo de acciones a recomprar será de 19 millones, es decir, un 2,59% del capital social. No obstante, a los precios actuales con el montante previsto para la operación, únicamente, podrían adquirirse unos 14,53 millones de acciones, equivalentes a un 1,98% del capital.

Además, también la junta general acordó realizar un aumento de capital, con cargo a reservas, para poner en marcha el dividendo flexible. La operación será en la proporción de una acción nueva de 0,20 euros nominales por cada 58 en cartera, comprometiéndose la empresa a adquirir todos los derechos que se la ofrezcan al precio de 0,311 euros brutos. La ampliación se iniciará el próximo viernes, 27 de mayo, y concluirá el 10 de junio. El 15 de junio se realizará el pago en efectivo a los accionistas que solicitaron a la sociedad que les comprara sus derechos y, finalmente, se estima que el 27 de junio debuten en el mercado las nuevas acciones.

El valor, con un precio objetivo en la banda comprendida entre 21 y 24 euros, cerró el martes 24 de mayo en 18,92 euros, con un retroceso acumulado en el año del 9,30%.

Artículos relacionados