DESDE EL PARQUET

Los pedidos de CAF rozan los 5.700 millones

La car­tera de pe­didos de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) as­ciende ac­tual­mente a unos 5.686,7 mi­llones de eu­ros, lo que re­pre­senta casi 4,5 veces su cifra de ne­gocio del ejer­cicio 2015. Un montón de los gran­des, va­mos.

Algunos inversores opinan que 2016 puede ser un excelente ejercicio para el fabricante de trenes de Beasain, pues estiman que en los próximos continúen a buen ritmo las adjudicaciones de proyectos, dado que en el conjunto del año se espera que se resuelvan en el sector más de 50 licitaciones en todos los continentes, por un importe global de unos 6.000 millones de euros.

Las expectativas de CAF son prometedoras, máxime tras los buenos resultados de la política de reducción de deuda, y varios expertos estiman su precio objetivo a 12 meses vista en torno a 320 euros, un nivel que algunos elevan hasta 340 euros, siempre que resulte beneficiado en el concurso de Renfe, si bien la celebración de éste se retrasará, después de que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales haya requerido que se eliminen las cláusulas que primaban la fabricación en España de los trenes, como solicitó Bombardier, lo que se estima demorará casi hasta fin de año la nueva presentación del concurso, cuyo presupuesto para la construcción de y mantenimiento de 30 trenes AVE se calcula en el entorno de 2.600 millones de euros.

El grupo acaba de firmar un contrato con el operador británico First Group y sus socios, para el suministro y mantenimiento de 66 coches de pasajeros y 12 unidades eléctricas de 5 coches de la plataforma Civity UK para el Norte de Inglaterra, por importe de unos 310 millones de euros.

Esos contratos se suman a los adjudicados en el pasado mes de enero, por importe de 740 millones de euros, con el operador Arriva Rail North Limited y Eversholt Rail Group para la fabricación de dos flotas de 43 trenes eléctricos y 55 trenes diésel, también para la plataforma Civity, con destino al Norte de Inglaterra.

En el importe de la cartera de pedidos de casi 5.700 millones no están incluidos los proyectos adjudicados y no firmados, con los que la cartera rozaría los 6.300 millones de euros. Entre estos últimos proyectos se encuentra el de suministro y mantenimiento para el Metro de Camberra, cuyo montante supera 100 millones de euros.

Por otra parte, ciertos gestores patrimoniales valoran positivamente el creciente incremento que registran los ingresos derivados de operaciones de mantenimiento dentro de la cifra de negocio de la compañía, que en el pasado año superó el 25%.

El valor, que en la jornada del 23 de mayo fue uno de los más entonados, subió un 4,29% y quedó en 295,40 euros, con una revalorización acumulada en 2016 del 15,61%.

Artículos relacionados