Mapfre, Abertis o Iberdrola han ce­rrado dos emi­siones de ré­cord a tipos mí­nimos

Barra libre en emisiones: las empresas pulverizan todos los diferenciales

En fun­ción del re­sul­tado elec­to­ral, los costes de fi­nan­cia­ción pueden bajar aún más en ve­rano

bolsa
Emisiones a porrillo.

Telefónica, Iberdrola, Gas Natural, REE, Abertis, Mapfre, Sacyr, Metrovacesa, Merlin, Gestamp, Solaria… La lista es in­ter­mi­na­ble. Las em­presas es­pañolas y tam­bién las ins­ti­tu­ciones se han lan­zado a emitir deuda y están ba­tiendo ré­cords a la baja en lo que afecta al coste del di­nero. El nuevo pro­grama de compra de deuda cor­po­ra­tiva del BCE y los ya de por sí bajos tipos de in­terés han dado alas al mer­cado de bonos cor­po­ra­ti­vos. El mer­cado ya es­taba ac­tivo en Europa pero los es­tí­mulos de Draghi han dis­pa­rado una cas­cada de ope­ra­ciones en España.

Y un eventual resultado electoral que de paso a una mayoría clara en la que no estuviera Podemos podría abaratar aún más las condiciones actuales de financiación de las grandes empresas. De momento, muchas firmas han optado por aprovechar la ventana de liquidez de dinero superbarato para lanzarse al mercado, bien para refinanciar o para financiar proyectos.

Telefónica lanzaba hace unas semanas una emisión de bonos con vencimiento a seis y diez años en una operación en la que están participando como entidades colocadoras Banca IMI, Barclays, BBVA, CA CIB, Caixabank, Mizuho, MUFG, Santander y SG (B&D).

El precio de referencia establecido inicialmente es de mid-swap más entre 80 y 85 puntos básicos para los bonos a seis años y de mid-swap más 110 puntos básicos para la deuda con vencimiento a diez años, lo que supone tipos efectivos excepcionalmente bajos.

En marzo había lanzado una emisión de obligaciones a cinco años referenciadas al valor de sus acciones para su colocación entre inversores cualificados en el mercado internacional, operación con la que captó 600 millones de euros.

Iberdrola cerraba una emisión de bonos en el euromercado por un importe de 1.000 millones de euros. Los Bonos vencen el 21 de abril de 2026 y tienen un cupón del 1,125% anual, habiéndose fijado el precio de emisión en el 99,493% de su valor nominal. Gas Natural Fenosa lanzaba una emisión de deuda en euros con vencimiento a 10 años.

Mapfre y Abertis han cerrado dos emisiones de récord al colocar más de 2.000 millones de euros a tipos mínimos. La aseguradora ha colocado sus bonos a diez años al 1,625%; mientras que el grupo gestor de autopistas y satélites lo hizo al 1,375%. Ambos por debajo del rendimiento del bono español a diez años (1,63%).

La inmobiliaria Metrovacesa, controlada por los principales bancos del país, entre los que destaca Banco Santander, volvía después de muchos años al mercado y colocaba una emisión de bonos a seis por valor de 700 millones de euros con el objetivo de refinanciar su deuda.

Sacyr por su parte, acaba de emitir pagarés por 300 millones de euros y con un plazo de vencimiento de un año. Con esta operación, el grupo que preside Manuel Manrique pretende atender a sus necesidades puntuales.

Gestamp Automoción también ha acudido al mercado estos días. Ha lanzado una emisión de bonos por valor de 400 millones de euros con el objetivo de reducir los costes de su deuda. La emisión, cuyo vencimiento será en 2023, servirá para recomprar o amortizar una emisión por valor de 768 millones con vencimiento en 2020 e intereses del 5,875%. Gestamp ha activado una oferta para la compra de esos bonos, en la que los tenedores interesados podrán expresar su deseo de venta antes del 9 de mayo.

La compañía controlada por la familia Riberas se estrenó hace tres años en el mercado de deuda con una emisión de bonos por valor de 768 millones de euros.

Solaria ha emitido un bono de proyecto por valor de 45,3 millones de euros destinado a mejorar su estructura financiera. Los títulos han quedado colocados con éxito en su totalidad entre inversores cualificados nacionales e internacionales, según informó posteriormente la empresa.

La emisión se ha colocado en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y se compone de 453 bonos con un valor nominal de 100.000 euros cuyo interés ha quedado fijado en el 4,2%. Los bonos serán amortizables mensualmente y vencerán en Enero de 2037, y como paso previo a la emisión la sociedad ha recibido la calificación crediticia de Axesor. Globasol responderá al 100% de sus obligaciones derivadas de los bonos.

Artículos relacionados