Monitor de Consumo Bancario

Sin so­porte fí­sico, per­miten rea­lizar tran­sac­ciones de forma rá­pida y con menos riesgos

Las tarjetas virtuales, el medio de pago de la era de Internet

El usuario debe rea­lizar un in­greso en pre­pago para que ope­ren, y sólo se arriesga esa can­tidad

Tarjetas de crédito
Tarjetas de crédito

Uno de los ma­yores pro­blemas de los usua­rios de tar­jetas ban­ca­rias es el miedo a que ésta sea ro­bada y sus datos ex­traí­dos, a que sea clo­nada, etc. De esta pe­renne ne­ce­sidad de se­gu­ridad en las tran­sac­ciones fi­nan­cieras nacen las tar­jetas vir­tua­les, un nuevo medio de pago adap­tado al fre­né­tico ritmo tec­no­ló­gico de la so­ciedad ac­tual y que está es­pe­cial­mente pre­pa­rado para rea­lizar com­pras se­guras a través de Internet.

¿Qué son? Las tarjetas virtuales van un paso más allá que el llamado ‘dinero de plástico’. Para empezar, no tienen soporte físico, luego son imposibles de sustraer en un robo o atraco convencional.

Para operar con ellas es necesario realizar primero un ingreso en prepago. Una vez realizado, se puede efectuar cualquier compra en la red simplemente introduciendo el número de la tarjeta virtual, la fecha de caducidad y el CVV, exactamente igual que con una tarjeta bancaria física.

Así pues, sirven de medio de pago con el límite de lo ingresado por el usuario, por lo que el fraude es posible, pero sólo con la cantidad cargada en la tarjeta. Por consiguiente, no se arriesgan los ahorros de la cuenta corriente, cosa que sí ocurre con las tarjetas de crédito o débito convencionales.

Variantes

La mayor parte de las entidades más importantes ya ofrecen este producto a sus clientes. Santander, BBVA, Bankia y Caixabank ofertan tarjetas virtuales cuyo saldo máximo oscila entre los 600 euros de la tarjeta virtual del BBVA a los 1.650 de la e-cash del Santander.

Algunos bancos, como Santander, también exigen un saldo mínimo, de 6 euros en este caso. Los cobros derivados suelen brillar por su ausencia, aunque Caixabank pide una comisión por recarga del 1%. Por supuesto, las entidades más orientadas al negocio on line, como EVO u Open Bank, también las han incluido en su lista de servicios.

(@josesmendoza81)

Artículos relacionados