DESDE EL PARQUET

Sacyr: su motor son las concesiones

Sacyr Concesiones es en los úl­timos tri­mes­tres el prin­cipal motor del grupo, que pre­side Manuel Manrique, y todo pa­rece in­dicar que va a ganar pro­ta­go­nismo en los pró­ximos ejer­ci­cios, con­tri­bu­yendo a re­lanzar sus ac­cio­nes, junto con nuevos lo­gros de otras di­vi­sio­nes, fun­da­men­tal­mente, en la ac­ti­vidad in­ter­na­cio­nal.

Por lo pronto, los responsables del grupo estiman que el Ebitda del área de concesiones, que en 2015 se cifró en 184,15 millones de euros, alcance 400 millones en 2020, un salto importante, pero muy factible, tras comprobar el que ha protagonizado entre 2014 y 2015 cuando su resultado bruto de explotación pasó de 77,56 millones a los citados 184,15 millones.

De esta manera, la división de concesiones generará en 2020 el 87% del Ebitda previsto para el grupo (750 millones de euros) en el plan estratégico que presentó a comienzos del pasado septiembre, en el que se apuntó que, precisamente las concesiones junto a servicios industriales, serían los motores del grupo en los próximos ejercicios.

La estructura de la compañía ha registrado una fuerte trasformación en los últimos años, reduciendo tamaño y endeudamiento. Una metamorfosis que, según opinan ciertos gestores patrimoniales, no ha sido convenientemente recogida por la cotización. Comentan que hace un año, antes iniciarse la enajenación de Testa (9 de junio de 2015), el valor, con un PER de casi 12 veces, operaba por encima de 4 euros, mientras que en la actualidad, con un PER estimado para 2016 de poco más de 6 veces, cotiza en puertas de 1,9 euros, tras haber establecido en febrero un mínimo anual intradía en 1,263 euros. Y ello a pesar de que la participación en Repsol ha dejado de jugar en contra, puesto que la cotización de la petrolera repunta en 2016 algo más de un 16%.

En cualquier caso, el grupo ha reducido con fuerza su endeudamiento, ya que concluyó 2015 con una deuda financiera neta de 4.180 millones de euros, frente a 6.337 millones un año antes, estimándose que seguirá avanzando en esta dirección.

La cartera de ingresos futuros de la división de concesiones alcanza 13.339 millones de euros, de los que el 60% se localiza en el extranjero. La cartera actual de concesiones, con una vida media de 26 años, está integrada por 36 activos, 12 de ellos en construcción, habiendo registrado un crecimiento desde 2009 a tasa compuesta del orden del 15% anual. Además la división tiene capacidad para autofinanciar su crecimiento futuro.

Las acciones de Sacyr, para las que varios expertos calculan precios objetivo en la banda comprendida entre 2,2 y 3,2 euros, concluyeron la jornada del jueves -28 de abril- en 1,893 euros con una subida acumulada en el año del 4,58%.

Artículos relacionados